Qué es el Sello PEFC, garantía de conservación de bosques | Coca-Cola ES

Qué es el Sello PEFC, garantía de conservación de bosques | Coca-Cola ES

Combatir el cambio climático y avanzar hacia un desarrollo sostenible pasa por la conservación de los bosques. Entre otras cosas, estos ecosistemas -que albergan buena parte de la biodiversidad terrestre- son fundamentales para mitigar el cambio climático. Son enormes almacenes de carbono y nos proporcionan materias primas renovables, reutilizables y reciclables. Además, protegerlos asegura el medio de vida de las comunidades locales que viven, trabajan y dependen de ellos.

 

Lamentablemente, hace tiempo que la actividad humana compromete el futuro de los bosques. Para garantizar su pervivencia, a la que vez que permiten obtener beneficios económicos y sociales, en 1999 se creó el sistema de certificación forestal PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification, por sus siglas en inglés), el más implantado en el mundo. 

 

Este sello asegura que los productos de origen forestal proceden de bosques gestionados de forma sostenible, ya sea madera, papel, corcho, resinas... Esto ayuda a combatir la tala ilegal, mantener la biodiversidad, dar sustento económico a muchas poblaciones rurales y apoyar una emergente industria forestal en el marco de la economía circular.

 

Y es que esta certificación verifica, a través de auditores independientes que siguen un marco normativo internacional, que en todos los pasos de la cadena de custodia -origen de las materias primas, producción, transporte y distribución- se han aplicado estrictos criterios de sostenibilidad. No solo medioambientales, sino también socioeconómicos, como la creación de empleo, la existencia de unas condiciones de trabajo dignas o el impulso al desarrollo rural.

 

En la actualidad hay en España más de 2,3 millones de hectáreas gestionadas por casi 40.000 propietarios que suministran madera y otros recursos forestales a más de 1.500 empresas certificadas. A nivel internacional, son 332 millones de hectáreas en los cinco continentes y más de 23.000 empresas certificadas. 

 

Coca-Cola en España apuesta por la certificación PEFC y fue pionera en el uso del sello FSC

 

'Minicans' de Coca-Cola de 200 ml. 'Minicans' de Coca-Cola de 200 ml.

Entre estas empresas se encuentra Coca-Cola en España, que defiende un crecimiento sostenible, ético y comprometido con las personas y el entorno, con especial foco en materia de envases. Así, trabaja para eliminar el plástico innecesario en sus envases con el objetivo de reducir los residuos que generamos. Muestra de ello es que, a finales de 2019, sustituyó la envoltura plástica de sus multipacks de latas de 200 ml por una de cartón con certificación PEFC y 100% reciclable. También tiene previsto suprimir las anillas de plástico de sus packs de latas y sustituirlas por otras de cartón.

 

Además, el etiquetado de papel de todos los envases de Coca-Cola en España cuenta también con otra de las certificaciones forestales más extendidas a escala mundial, el sello FSC (Forest Stewardship Council), que garantiza igualmente que los productos de origen forestal provienen de bosques gestionados de forma sostenible. De hecho, Coca-Cola en España fue una de las primeras empresas en lanzar productos con etiquetas FSC en nuestro país y el primer mercado dentro de The Coca-Cola Company en hacerlo. Fue en enero de 2011, cuando la marca Aquabona empezó a exhibir el sello, que iría extendiéndose después de manera progresiva. 

 

Aquabona se convirtió en enero de 2011 en la primera marca de Coca-Cola en España en usar el sello FSC. Foto: Marta Ortiz Aquabona se convirtió en enero de 2011 en la primera marca de Coca-Cola en España en usar el sello FSC. Foto: Marta Ortiz

Desde hace años, Coca-Cola en España también apuesta por la certificación FSC para todo su material promocional y de oficina. De igual forma, el mobiliario y la carpintería de su sede en Madrid vienen avalados por este distintivo. 

 

Un firme compromiso con la preservación de los bosques que en España se remonta a 2008, cuando Coca-Cola pasó a formar parte de la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF para la compra responsable de papel y madera.


El mundo ha perdido 178 millones de hectáreas de bosque desde 1990, una superficie de aproximadamente el tamaño de Libia, según la FAO. Con empresas que exigen a sus proveedores prácticas responsables y consumidores que optan por productos certificados PEFC o FSC, podemos cambiar el rumbo de la deforestación, en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 15: asegurar la vida de los ecosistemas terrestres.

 

Última actualización: 24/08/2020