Economía circular: la apuesta de Coca-Cola | Coca-Cola ES

Economía circular: la apuesta de Coca-Cola | Coca-Cola ES

Frente al actual sistema lineal de producción, en el que la ecuación reinante es extraer, fabricar, consumir y desechar, la economía circular propone reducir el uso de materias primas, así como reciclar y reutilizar, entre otras erres. En este modelo de crecimiento, nada se pierde y todo se transforma, pues todos los materiales y bienes de la cadena productiva sirven para alimentar otros ciclos de uso y producción, y así sucesivamente.

 

La economía circular es una alternativa sostenible al actual sistema lineal que, con unos recursos naturales limitados y una población mundial en crecimiento exponencial, no podremos mantener por mucho tiempo. Es más, la recuperación de la crisis desatada por el coronavirus representa toda una oportunidad para encaminarnos hacia ella. 

 

Y es que la transición hacia una economía circular puede resultar esencial en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, e incluso en la prevención de nuevas pandemias, pues muchos estudios vinculan el deterioro de la naturaleza con el aumento de enfermedades como el COVID-19.

 

Desde hace años Coca-Cola trata de liderar el cambio hacia este modelo de crecimiento sostenible y, ante la nueva situación, ha reforzado su compromiso en este sentido. Así, es uno de los firmantes de declaraciones como Green Recovery, promovida por la Unión Europea, que insta a gobiernos y agentes sociales a incluir en sus planes de recuperación pos-COVID medidas que aceleren la transición hacia una economía verde. También se ha unido a Build Back Better junto a WWF Internacional, el Foro Económico Mundial o la Fundación Ellen MacArthur, entre muchos otros, en apoyo de la economía circular.

 

En su día a día, Coca-Cola aplica la economía circular en las áreas que tienen que ver con su negocio, como envases, agua, emisiones y cadena de suministro, que son a su vez algunos de los ejes fundamentales de su estrategia de sostenibilidad Avanzamos.

 

Envases respetuosos con el medio ambiente

 

PlantBottle PlantBottle es la primera botella de plástico PET, 100% reciclable, hecha parcialmente de plantas.

No hay economía circular sin envases más sostenibles, y Coca-Cola en España se sitúa a la vanguardia en este ámbito. ¿Cómo? Al incorporar el ecodiseño en la concepción y fabricación de sus envases. De este modo, en los últimos años ha conseguido aligerar el peso de las latas y botellas, así como incrementar la cantidad de material reciclado, para emplear menos recursos y hacer ajustes en sus envases para facilitar su reciclaje. 

 

El 100% de los envases de Coca-Cola son reciclables y todos contienen materiales reciclados o de fuentes orgánicas

 

Traducido a cifras: el 99,6% de las latas y botellas son reciclables y, además, todas contienen materiales reciclados o de fuentes orgánicas. Así, los envases de plástico contienen de media un 25% de plástico reciclado, con el compromiso de que esa cifra ascienda al 50% en 2022. Es más, las botellas de la marca de agua Glacéau Smartwater ya están fabricadas con plástico 100% reciclado.

 

Y si en 2009 Coca-Cola fue la primera compañía en comercializar una botella PET totalmente reciclable y fabricada hasta en un 30% con materiales de origen vegetal, en 2019, 10 años después, presentaba la primera botella elaborada con plástico reciclado procedente de basura marina

 

Imagen de la primera botella de Coca-Cola fabricada a partir de plástico marino recuperado y reciclado. Primera botella de plástico reciclado procedente de basura marina

Además, con sus clientes del canal Horeca (hostelería y restauración) fomenta el uso del envase de vidrio rellenable, que se puede utilizar unas 25 veces de media durante su vida útil, en una apuesta clara por la reutilización. 

 

No solo eso. Con el fin de movilizar a la hostelería contra el cambio climático y contribuir a que sea un sector más sostenible, Coca-Cola en España, en el marco de la iniciativa Comunidad #PorElClima, puso en marcha en 2017 la plataforma Hostelería #PorElClima. Con ella, además de crear conciencia ambiental entre los dueños de bares y restaurantes, da visibilidad a los más comprometidos con el medio ambiente.

 

Recoger y reciclar; formar y concienciar

 

La economía circular va más allá de una cuestión de innovación en nuevos materiales y envases más respetuosos con el entorno; implica también la recogida de residuos y la educación y sensibilización ambiental. Precisamente, para evitar que los envases que no se depositan en el contenedor acaben en los mares, Coca-Cola se ha propuesto recoger el equivalente al 100% de los envases que comercialice para 2025 en Europa Occidental.

 

Coca-Cola se ha propuesto recoger el equivalente al 100% de los envases que comercialice

 

Dentro de este compromiso, en 2018 Coca-Cola en España puso en marcha el proyecto Mares Circulares, que desde entonces cada año limpia decenas de playas de España y Portugal, contribuye a la conservación de espacios protegidos y extrae residuos de las profundidades marinas gracias a la ayuda de decenas de barcos pesqueros de puertos españoles y portugueses. Residuos que se separan y clasifican para su posterior reciclaje.

 

Mares Circulares El proyecto Mares Circulares de Coca-Cola tiene como objetivo limpiar playas y mares de residuos, fomentar el reciclaje e impulsar la economía circular.

 

Además de la limpieza de playas y fondos marinos, el proyecto Mares Circulares promueve la sensibilización ciudadana sobre el reciclaje con talleres y charlas

 

Asimismo, el programa incluye la realización de talleres y charlas en playas, colegios, ayuntamientos y fábricas de Coca-Cola de nuestro país para promover la sensibilización ciudadana sobre el problema de la contaminación marina. También la recogida de datos científicos y el apoyo a investigaciones e iniciativas emprendedoras que buscan soluciones a este desafío.  

 

Menos emisiones y una cadena de suministro responsable

 

Coca-Cola se ha marcado como objetivo que el 100% de sus principales ingredientes agrícolas y materias primas provengan de recursos sostenibles en 2020. Coca-Cola se ha marcado como objetivo que el 100% de sus principales ingredientes agrícolas y materias primas provengan de recursos sostenibles en 2020.

Siguiendo toda esta lógica redonda, Coca-Cola en España también trata de reducir las emisiones en la producción y distribución de sus bebidas,  y garantizar una cadena de suministro responsable

 

De este modo, hace un uso eficiente de la electricidad en sus plantas y oficinas centrales. No solo usando energía verde -el 100% de la electricidad procede de fuentes renovables- y produciendo su propia energía eléctrica a través de paneles solares, sino con la sustitución de equipos por otros de nueva generación. 

 

Con medidas así, desde 2010 ha conseguido reducir un 42,05% las emisiones directas de sus operaciones principales y un 30,8% las emisiones en su cadena de valor.

 

El 100% de la electricidad utilizada en las fábricas de Coca-Cola y en sus centros de trabajo proviene de fuentes renovables

 

En cuanto a su cadena de suministro, Coca-Cola trata de asegurarse de que es igualmente respetuosa con el medio ambiente y las personas. Por eso, el 100% de sus proveedores están adheridos al Código de Conducta para Proveedores de la compañía.

 

También trabaja para que el 100% de los principales ingredientes agrícolas y materias primas sean de origen sostenible. Así, en 2019, el 88% del azúcar y el 100% de la pulpa y el papel que utilizó Coca-Cola en España se obtuvieron de proveedores que cumplieron con sus Principios de Agricultura Sostenible.

 

Devolver el agua a la naturaleza

 

Misión Posible: Tablas de Daimiel El proyecto ‘Misión Posible: Tablas de Daimiel’ se ha centrado en la recuperación de la Cuenca Alta del Río Guadiana. Foto: untipográfico / Pixabay.

Este pensamiento circular se refleja especialmente en la gestión de un recurso natural como el agua, el más importante para Coca-Cola y clave para los ecosistemas y las comunidades en las que opera. Así, para preservarlo, además de implementar planes de protección de las fuentes de agua en todas sus plantas, repone a la naturaleza cada año el equivalente al 100% del agua contenida en sus bebidas para compensar su huella hídrica. En 2015, cinco años antes de lo previsto, Coca-Cola logró cumplir esta meta a nivel global, convirtiéndose en la primera empresa de la lista Fortune en alcanzar un objetivo de reabastecimiento de agua tan relevante.

 

Coca-Cola repone cada año a la naturaleza el equivalente al 100% del agua contenida en sus bebidas

 

A nivel local, en 2019 Coca-Cola en España repuso a la naturaleza 3.782 millones de litros, un 129% del agua incluida en las bebidas que comercializó en España, lo que supone 15 puntos más que en 2018. Lo hace a través de diversos proyectos de recuperación de espacios de alto valor ecológico y con estrés hídrico.

 

Juntos, hacia la economía circular

 

En un mundo en el que transformamos recursos naturales en residuos cada vez más rapido, la economía circular se postula como la alternativa para un futuro sostenible. En un mundo en el que transformamos recursos naturales en residuos cada vez más rápido, la economía circular se postula como la alternativa para un futuro sostenible.

En la actualidad, somos casi 8.000 millones de habitantes en el mundo y, según la ONU, en 2050 seremos 9.700 millones. La demanda de recursos aumentará, pero no así la oferta, más si consideramos que la mayor parte de lo que se produce hoy, se desecha. Ante este panorama, la economía circular se presenta como una solución a un modelo de producción y consumo que tiene fecha de caducidad.

 

Coca-Cola encabeza la ruta hacia este modelo sostenible y utiliza su liderazgo y la fuerza de sus marcas para lograr que otras empresas y consumidores se unan a ella y juntos avancemos hacia esta transformación que vela por la salud del planeta y, por ende, de las personas.

 

Última actualización: 19/06/2020