Así reduce Coca-Cola sus emisiones | Coca-Cola ES

Así reduce Coca-Cola sus emisiones | Coca-Cola ES

El cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que se ha enfrentado jamás la Humanidad y combatirlo requiere del trabajo de todos. Por ello, Coca-Cola lleva años tratando de contribuir a revertirlo reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que produce su actividad

 

En la última década, ha reducido un 30,5% las emisiones en toda su cadena de valor en Europa Occidental como parte de Avanzamos, su estrategia de sostenibilidad para esta región, pero aún queda mucho por hacer. Por eso, ahora redobla sus esfuerzos y se ha propuesto rebajar esas emisiones un 30% para 2030 con respecto a 2019 y alcanzar la neutralidad en carbono en 2040. Unos objetivos aprobados por Science Based Target Initiative (SBTi) y en línea con el Acuerdo de París, que persigue limitar el calentamiento global a 1,5 ̊ C.

 

Coca‑Cola se ha propuesto alcanzar la neutralidad en carbono en toda su cadena de valor antes de 2040 en Europa Occidental. Coca‑Cola se ha propuesto alcanzar la neutralidad en carbono en toda su cadena de valor antes de 2040 en Europa Occidental.

Coca-Cola European Partners disminuirá las emisiones en toda su cadena de valor, lo que atañe a cinco áreas: envases, ingredientes, operaciones, transporte y equipos de frío. Es por ello que estos nuevos compromisos no solo pasan por reducir las emisiones directas (las de alcance 1), es decir, las generadas por aquellas fuentes propiedad de Coca-Cola, como la combustión en calderas y vehículos. También disminuirán las emisiones indirectas, tanto las derivadas del consumo de electricidad (alcance 2), como las que son resultado de la actividad de Coca-Cola, pero que ocurren en fuentes que no son propiedad de Coca-Cola ni están controladas por ella (alcance 3). En esta categoría entrarían la extracción y producción de materia prima que adquiere la empresa, la eliminación de residuos o las actividades logísticas y de distribución. 

 

Teniendo en cuenta que la mayor parte de las emisiones de Coca-Cola son de alcance 3, pondrá especial foco en ellas, apoyando a sus proveedores para que establezcan sus propios objetivos de reducción de emisiones basados en criterios científicos y empleen electricidad 100% procedente de fuentes renovables.

 

Para la puesta en marcha de este plan, se invertirán 250 millones de euros durante los próximos tres años. El objetivo es reducir las emisiones que causan el aumento de la temperatura global y, solo cuando no se puedan disminuir más, se invertirá en mecanismos que eliminen el carbono de la atmósfera o en proyectos de compensación de carbono verificados. 

 

Compromisos y avances en España

 

En el caso de España, se pondrán en marcha una serie de nuevas acciones, que se sumarán a los avances actuales. Así, en materia de envases, está previsto que los envases de bebidas sin gas cuenten con un 100% de plástico reciclado (rPET) a finales de 2021, mientras que el resto de envases contendrán un 50% de rPET. De hecho, marcas como Smartwater ya utilizan un 100% de plástico reciclado

 

Además, se seguirán aligerando las latas y botellas de plástico y vidrio, lo que está permitiendo ahorrar cerca de 22.000 toneladas de material virgen, e innovando en envases rellenables y dispensadores. Prueba de ello es que el 27% de los envases de Coca-Cola en España son rellenables y nuestro país ha sido elegido para probar el sistema de dispensado para bares y restaurantes desarrollado por ITS (Innovative Tap Solution).

 

Los esfuerzos de Coca-Cola para luchar contra el cambio climático El uso de energías renovables es una prioridad para Coca-Cola.

Por otra parte, Coca-Cola continuará apostando para que las fábricas estén libres de combustibles fósiles. De hecho, toda la electricidad contratada en sus plantas y las oficinas centrales en Madrid ya es de origen renovable. Pero no solo usa energía limpia sin emisiones de carbono, sino que también busca producirla. Así, las plantas de Sevilla y Barcelona, igual que su sede en Madrid, generan su propia energía a partir de paneles solares. Además de la electricidad, se trabaja para que el resto de la energía empleada también sea renovable, dando paso a fábricas libres de energía de origen fósil.

 

Respecto a los equipos de frío, Coca-Cola aplica diversas técnicas y ajustes para que sean más eficientes energéticamente y elige los menos contaminantes del mercado al adquirir equipos nuevos. También invierte en tecnología inteligente para disminuir el consumo energético. Así, por ejemplo, los equipos dispensadores de bebidas solo mantienen los productos fríos cuando se prevé que vayan a ser consumidos; y los almacenes automatizados permiten guardar más productos en un solo lugar, evitando la huella ambiental que suponen los desplazamientos a otras instalaciones.

 

En cuanto al transporte, ya se emplean modelos de camiones Euro VI, mucho más ecológicos, y una parte de la flota de vehículos comerciales pasará a ser híbrida en 2021. Asimismo, y siempre que sea posible, se utilizará el tren para transportar las bebidas.

 

Desde 2010, Coca-Cola en España ha logrado reducir un 42,05% las emisiones de gases de efecto invernadero en sus operaciones comerciales centrales; y un 30,8% las emisiones en toda su cadena de valor. Esto supone un ahorro de 211.000 toneladas de CO2 al año en sus operaciones directas, el equivalente a sacar de la circulación a 140.000 coches, suficientes para crear un atasco desde Valencia hasta Barcelona.  

 

Apoyo a iniciativas contra el cambio climático

 

Coca‑Cola impulsa la plataforma Hosteleria#PorElClima para movilizar a este sector contra el cambio climático.

Si en el día a día de su actividad Coca-Cola se esfuerza por luchar contra el cambio climático, también pone en marcha o se suma a iniciativas que van en la misma dirección.

 

De este modo, ha respaldado importantes citas como la pasada Cumbre del Clima celebrada en Madrid y, como parte de la Comunidad #PorElClima (formada por ciudadanos, entidades, empresas y administraciones públicas), ha puesto en marcha una plataforma especialmente dirigida al sector hostelero: Hostelería #PorElClima. El objetivo es apoyar a bares y restaurantes en su transición ecológica hacia una economía baja en combustibles fósiles

 

Todos estos avances de Coca-Cola para reducir sus emisiones se suman a los esfuerzos globales ante la emergencia climática, como el compromiso a nivel mundial de The Coca-Cola Company, que se ha fijado reducir sus emisiones totales de carbono en un 25% para 2030 con respecto a 2015. Y es que solo entre todos podremos construir una sociedad neutra en carbono y sostenible.

 

Última actualización: 21/12/2020