Lucha contra el cambio climático: compromisos | Coca-Cola ES

Lucha contra el cambio climático: compromisos | Coca-Cola ES

La pandemia de COVID-19, además de haber provocado una crisis sanitaria y social sin precedentes, ha reforzado, aún más si cabe, la necesidad de apostar por políticas ambientales que luchen contra el cambio climático y protejan la biodiversidad. Son muchas las investigaciones que establecen una relación directa entre el retroceso en biodiversidad, el cambio climático y la contaminación, y un mayor riesgo de sufrir epidemias, como el estudio Pérdida de naturaleza y pandemias de WWF.

 

Por este motivo, Coca-Cola ha redoblado su compromiso con la sostenibilidad firmando declaraciones como Green Recovery, promovida por la Unión Europea, que insta a gobiernos y agentes sociales a incluir en sus planes de recuperación pos-COVID medidas que aceleren la transición hacia una economía verde. También se ha unido a Build Back Better junto a WWF Internacional, el Foro Económico Mundial o la Fundación Ellen MacArthur, entre muchos otros, en apoyo de la economía circular.

 

Coca-Cola aboga por aprovechar la recuperación pos-COVID para dar paso a una economía que tenga como pilares la lucha contra el cambio climático y la protección de la biodiversidad

 

Coca-Cola ya lleva años trabajando para que su negocio sea cada vez más sostenible y contribuya de forma tangible a mejorar la salud del planeta a través de su estrategia Avanzamos para Europa Occidental. Unos avances que pueden comprobarse cada año a través de su informe de sostenibilidad. Además, con estos esfuerzos contribuye a 14 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, a 6 de ellos de manera directa.

 

Liderar la ruta hacia una economía circular

 

Coca‑Cola apuesta por la economía circular como modelo de crecimiento sostenible Coca‑Cola apuesta por la economía circular como modelo de crecimiento sostenible

Para esa recuperación verde de la economía y la lucha contra el cambio climático, Coca-Cola aboga por la economía circular, un modelo de producción que transforma radicalmente la manera en la que diseñamos, fabricamos y utilizamos los productos. Frente al sistema actual de producir, usar y tirar, con la economía circular casi nada se pierde y todo se transforma

 

 

Para combatir el cambio climático, Coca-Cola apuesta por la economía circular frente al sistema actual de producir, usar y tirar

 

Coca-Cola quiere liderar la ruta hacia este modelo de crecimiento sostenible y desde hace tiempo aplica esta lógica circular -reducir, reciclar y reutilizar- en aquellas áreas que tienen que ver con su negocio: envases, agua, emisiones y cadena de suministro.

 

Envases cada vez más sostenibles

 

El compromiso de Coca-Cola con los envases sostenibles Coca-Cola se ha comprometido a que el 100% de sus envases sean reciclables

En materia de envases, Coca-Cola está convencida de que un mundo sin residuos es posible, siempre y cuando los envases se conciban adecuadamente y se utilicen y recuperen de manera responsable. Por eso, desde hace años introduce criterios ambientales en el diseño de sus latas y botellas, lo que le ha permitido hacer importantes avances. No solo ha conseguido aligerar su peso y aumentar el porcentaje de material reciclado para emplear menos recursos, sino también innovar para facilitar su reciclaje y desarrollar alternativas sostenibles a los envases tradicionales.

 

Así, los envases de plástico de Coca-Cola en España contienen de media un 25% de plástico reciclado, con el compromiso de que esa cifra ascienda al 50% en 2022. Es más, las botellas de la marca de agua Glacéau Smartwater ya están fabricadas con plástico 100% reciclado. Además, el 99,7% de sus envases son reciclables.

 

Las botellas de plástico de Coca-Cola en España contienen un 25% de plástico reciclado y el 99,7% de sus envases son reciclables

 

Coca-Cola también está eliminando el plástico innecesario de los envases. En 2019 se sustituyó el envoltorio plástico de los multipacks de latas de 200 ml por uno de cartón 100% reciclable procedente de bosques sostenibles. El objetivo en 2020 es conseguir que el film plástico utilizado en otros embalajes secundarios tenga un 50% de plástico reciclado. Asimismo, suprimirá las anillas de plástico de sus packs de latas, sustituyendolas por otras de cartón.

 

En 2019 Coca-Cola invirtió 180 millones de euros en proyectos de innovación y ecodiseño en Europa Occidental

 

Además, Coca‑Cola está detrás de algunos de los proyectos más punteros en mejora del reciclaje en Europa Occidental, en los que invierte millones de euros cada año. Esto le ha permitido desarrollar, junto a la start-up PaBoCo (The Paper Bottle Company), un primer prototipo de botella hecha de papel, un material renovable, fácilmente reciclable y biodegradable, para avanzar hacia un mundo sin residuos. También ha lanzado la primera botella elaborada con plástico reciclado procedente de basura marina, logrando transformar plástico muy degradado en materia prima de alta calidad para uso alimentario, algo que no se podía hacer hasta ahora. 

 

Limpiar nuestras costas y mares, fomentar el reciclaje e impulsar la economía circular

 

Mares Circulares es un proyecto en red para luchar contra la contaminación marina Mares Circulares es un proyecto en red para luchar contra la contaminación marina

Sin embargo, de poco sirve diseñar envases cada vez más sostenibles si estos no se reciclan y acaban en nuestros vertederos o, peor aún, en nuestras costas y mares. Para evitarlo, Coca-Cola se ha propuesto recoger el equivalente al 100% de los envases que ponga en el mercado para 2025 en Europa Occidenta.

 

Coca-Cola trabaja para recoger y reciclar el equivalente al 100% de los envases que comercializa

 

Un claro ejemplo de este compromiso es el ambicioso proyecto Mares Circulares de Coca-Cola en España, que cada año retira cientos de toneladas de residuos de costas, espacios protegidos y fondos marinos de España y Portugal.

 

Pero Mares Circulares es mucho más, pues también busca la sensibilización ambiental para generar una cultura del reciclaje, además de impulsar cada año tres estudios científicos y a una start-up que proponen soluciones al problema de la contaminación marina en el marco de la economía circular.

 

Reduciendo la huella de carbono

 

Los esfuerzos de Coca-Cola para luchar contra el cambio climático Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es una prioridad para Coca-Cola

Emitimos más gases de efecto invernadero de los que la naturaleza puede absorber de forma natural. Estos gases acumulados en la atmósfera están causando un aumento de la temperatura global, lo que a su vez está provocando el cambio climático. Es por ello que Coca‑Cola en España lleva años trabajando para minimizar la huella de carbono de su negocio. Como parte de su estrategia de sostenibilidad Avanzamos, en la última década ha reducido en un 44,8% las emisiones en toda su cadena de valor, pero aún queda mucho por hacer.

 

Por eso, ahora redobla sus esfuerzos y se ha propuesto rebajar esas emisiones en un 30% para 2030 (respecto a 2019) y alcanzar la neutralidad en carbono en 2040. Unos objetivos aprobados por Science Based Target Initiative (SBTi) y en línea con el Acuerdo de París, que persigue limitar el calentamiento global a 1,5 ̊ C.

 

Coca‑Cola se propone alcanzar la neutralidad de carbono en toda su cadena de valor antes de 2040 en Europa Occidental

 

También apoya las citas más importantes contra el cambio climático, como la pasada Cumbre del Clima celebrada en Madrid, y ha puesto en marcha iniciativas como Hostelería #PorElClima, dentro de la Comunidad #PorElClima, para apoyar al sector en su transición hacia una economía baja en carbono.

 

Reduciendo la huella hídrica

 

Coca-Cola se ha comprometido a devolver a la naturaleza el 100% del agua contenida en sus bebidas Coca-Cola se ha comprometido a devolver a la naturaleza el 100% del agua contenida en sus bebidas

Junto con el de electricidad, Coca-Cola también ha logrado un notable ahorro de agua en la fabricación de sus bebidas al mejorar las operaciones de lavado de los envases y reutilizando parte de esa agua para otros procesos. Gracias a estos avances, ha logrado mejorar la eficiencia en el uso del agua en las fábricas un 16,67% desde 2010. 

 

Entre 2010 y 2020, Coca-Cola rebajó un 16,67% el consumo de agua en los procesos de fabricación de las bebidas

 

Y es que la protección del agua es prioritaria para Coca-Cola, pues no solo es el ingrediente principal de sus productos, sino que también es esencial para los ecosistemas y las comunidades en las que opera.

 

De este modo, el 100% de las plantas de Coca-Cola cuentan con planes de protección de las fuentes de agua y, para compensar su huella hídrica, devuelve al medio ambiente el equivalente al 100% del agua contenida en sus bebidas. En España lo hace mediante diversos proyectos de recuperación de ecosistemas de gran valor ecológico. Entre los más recientes figura el que ha desarrollado junto a WWF para mejorar la cantidad y la calidad del agua en el estuario del río Guadalquivir.

 

En 2020 Coca-Cola repuso al medio ambiente 3.642 millones de litros, un 149% del agua contenida en las bebidas que comercializó en España

 

En 2019, Coca-Cola repuso a la naturaleza 3.642 millones de litros, el 149% del agua contenida en las bebidas que comercializa en España, un porcentaje que asciende hasta el 163% en áreas de estrés hídrico.

 

Bebidas elaboradas con ingredientes de origen sostenible

 

Coca-Cola se ha comprometido a que el 100% de sus principales ingredientes agrícolas sean de origen sostenible Coca-Cola se ha comprometido a que el 100% de sus principales ingredientes agrícolas sean de origen sostenible

Pero todos estos esfuerzos quedarían incompletos si Coca-Cola no se asegurara una cadena de suministro igualmente respetuosa con el medio ambiente y la sociedad. Por eso, el 100% de sus proveedores están adheridos al Código de Conducta para Proveedores de la compañía. 

 

En 2030, el 100% del azúcar, la pulpa y el papel que utilizó Coca-Cola en España se obtuvieron de proveedores que cumplieron con sus Principios de Agricultura Sostenible

 

También trabaja para que el 100% de los principales ingredientes agrícolas y materias primas sean de origen sostenible. Así, en 2020, el 100% del azúcar, la pulpa y el papel que utilizó Coca‑Cola en España se obtuvieron de proveedores que cumplieron con sus Principios de Agricultura Sostenible.

 

Dentro de estos esfuerzos para que sus fuentes de suministro sean sostenibles, destaca el proyecto Cítricos Sostenibles, que busca que los productores de cítricos en España, sean o no proveedores de Coca-Cola, hagan un uso más eficiente del agua en el riego y empleen menos fertilizantes, especialmente en zonas con gran estrés hídrico.

 

Juntos lo conseguiremos

 

Tal como demuestran sus objetivos y logros, Coca-Cola sigue consolidando su compromiso con el cuidado del planeta para construir un futuro mejor. Es más, en 2019 redefinió su propósito global, Refresh the world. Make a difference (Refrescar al mundo. Marcar la diferencia), donde reconoce la importancia de la sostenibilidad y le otorga un papel fundamental. 

 

Todas estas acciones son gotas en el vasto mar de la lucha contra el cambio climático, pero sumadas a las de otras muchas empresas, gobiernos y ciudadanos, serán capaces de marcar la diferencia y producir grandes cambios.

 

La recuperación tras la crisis del coronavirus representa una magnífica oportunidad para reconectar con la naturaleza y tratar de restaurar el equilibrio ecológico por la senda que marca la economía circular. 

 

Última actualización: 05/07/2021