• Impulsado por Coca-Cola en España y cofinanciado por The Coca-Cola Foundation, el programa ha contado con la colaboración de más de 5.000 voluntarios.
  • Se han recogido 584 toneladas de residuos.
  • Se ha colaborado en la conservación de 10 reservas marinas de España más un espacio natural de Portugal.
  • Se ha actuado en 82 playas y entornos acuáticos y se han recogido residuos marinos a través de 70 barcos.
  • Se ha impartido formación en materia de reciclaje a más de 18.000 jóvenes y adultos en playas, colegios, ayuntamientos y en 5 fábricas de Coca-Cola en España.

Madrid, 21 de febrero de 2019.- Esta mañana se han presentado los resultados de la primera edición de Mares Circulares, un proyecto conjunto de las asociaciones Chelonia, Vertidos Cero y Fundación Ecomar, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a través de la Secretaría General de Pesca. Mares Circulares es una iniciativa impulsada por Coca-Cola en España, cofinanciada por The Coca-Cola Foundation.

Durante 2018, gracias a la colaboración de más de 5.300 voluntarios y más de 170 organismos, se han recogido casi 600 toneladas de residuos, duplicando las expectativas iniciales.

Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, ha señalado: “Este proyecto nos ha permitido involucrar a todos los agentes implicados en la sostenibilidad ambiental de los entornos marinos desde la triple perspectiva de prevención, retirada y sensibilización y economía circular. No hubiera sido posible sin cada uno de los agentes involucrados y sin cada uno de los 5.314 voluntarios”.

Por su parte, Carmen Gómez-Acebo, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, ha destacado que “esta primera edición de Mares Circulares ha sido un éxito, superando nuestras expectativas en cuanto a residuos recogidos y participantes. De cara a 2019, queremos seguir creciendo en colaboradores y áreas de trabajo, construyendo un proyecto integral e integrador”.

El proyecto Mares Circulares, en cifras

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación realiza acciones informativas y divulgativas en diez reservas marinas de interés pesquero, figuras de protección gestionadas por el Ministerio. Se han aprovechado estos espacios para concienciar sobre la necesidad de colaborar en la protección del mar y las distintas especies, y especialmente sobre el impacto que las basuras marinas pueden tener sobre los distintos hábitats. Porque como dice el lema del Ministerio en las Reservas Marinas, va ‘en beneficio de todos’”.

La recogida de datos es una parte fundamental de Mares Circulares en tanto que, recogidos periódicamente y almacenados en una base de datos, pueden ser el sustento y base de análisis científicos que ayuden a identificar aquellos residuos que afectan al entorno de manera más grave y duradera, pudiendo asimismo obtener conclusiones decisivas sobre la procedencia de los residuos.


El proyecto responde a la dimensión externa del compromiso de Coca-Cola con los envases dentro de la estrategia de sostenibilidad Avanzamos, y responde al objetivo de recoger el 100% de los mismos para que no terminen como residuos, especialmente en los océanos.

Así, durante 2018, Mares Circulares se ha enfocado en tres líneas de actuación:

  • Lo urgente: intervención y voluntariado.
  • Lo importante: sensibilización y formación.
  • Hacia el futuro: economía circular y estudios científicos.

Lo urgente: intervención y voluntariado

Gracias a la colaboración de más de 5.000 voluntarios y más de 170 organismos, en 2018 se han recogido 584 toneladas de residuos. De estas, 2,10 toneladas corresponden a plástico PET, que será reintegrado en la cadena de valor de Coca-Cola en España, dándole así una segunda vida y fomentando prácticas de economía circular.

Se han llevado a cabo tareas de recogida de residuos en 82 playas y entornos acuáticos de ambos países. Asimismo, a través de 70 barcos pertenecientes a varias cofradías pesqueras que faenan en los caladeros de 12 puertos de España y Portugal, se han recogido residuos directamente del fondo marino.

Además, se ha colaborado en la conservación de 10 reservas marinas de España más un espacio natural de Portugal con la intención de evitar la llegada de estos residuos y colaborar en la recogida de los mismos y asegurar en la conservación de estas zonas.

Estíbaliz López-Samaniego, directora de proyectos de Vertidos Cero, ha resaltado: “Estamos muy satisfechos de los resultados obtenidos, han superado con creces nuestras expectativas y todo ello gracias al sector pesquero”.

Lo importante: sensibilización y formación

En cuanto a sensibilización y formación, se ha impartido formación en materia de reciclaje a más de 18.000 jóvenes y adultos en 12 de las playas con mayor afluencia del litoral español y portugués, en colegios y ayuntamientos de 23 municipios españoles y portugueses, y en 5 fábricas de Coca-Cola.

Mares Circulares, por un mundo sin residuos
Limpieza de la playa Puerta del Mar de Almuñécar (Granada) organizada por la Asociación Chelonia. Foto: Gogo Lobato

Theresa Zabell, presidenta y fundadora de Fundación Ecomar ha señalado: “Desde Ecomar, llevamos 20 años concienciando a la ciudadanía y en especial a los más pequeños sobre la importancia del cuidado de nuestros mares y la limpieza de nuestras costas. Este año gracias a Mares Circulares, hemos podido llevar a cabo 12 limpiezas de costas por toda la península ibérica que, estamos seguros, va a crear un gran impacto en la manera de pensar de los niños creando un cambio de tendencia en los adultos del futuro”.

Tras las diferentes intervenciones, más de un 80% de los participantes encuestados afirmaba ser más consciente sobre su papel para la correcta gestión de los residuos y más de un 65% declaraba su voluntad de modificar hábitos en la gestión de residuos domésticos.

Hacia el futuro: economía circular y estudios científicos

Además de enfocarse en la recuperación de espacios naturales y la prevención con campañas de sensibilización y formación ciudadana, Mares Circulares tiene una tercera vertiente que cierra el ciclo y que está orientada hacia la búsqueda de soluciones y nuevos modelos sobre la base de estudios científicos e iniciativas privadas que promuevan la economía circular. De esta forma, además de reintegrar el PET recogido en la cadena de valor de  Coca-Cola, se han fomentado tres estudios científicos con la Universidad de Valencia, la Universidad San Pablo CEU y la Universidad de Cádiz enfocados en los desafíos ambientales que supone la presencia de residuo plástico en océanos y mares.

Manuel Merchán, presidente de Asociación Chelonia destaca: “Con Mares Circulares hemos conseguido que todos los sectores involucrados en la sostenibilidad del medio marino y litoral participen activamente en la consecución de unos objetivos que contribuyen a mejorar la calidad de vida de toda la sociedad, así como la conservación del medio ambiente del que dependemos. Además, “partiendo de la base de que no se puede conservar lo que no se conoce, el componente científico es esencial en una iniciativa de carácter integral como es Mares Circulares”, añade Merchán.

Reducir el impacto ambiental de la basura marina
Luis Gonzalo Egea (primero por la derecha), junto a Fernando G. Brun y Rocío Jiménez-Ramos, otros integrantes del grupo de investigación Estructura y Dinámica de los Ecosistemas Acuáticos (EDEA) de la Universidad de Cádiz. Foto: Grupo de investigación EDEA de la Universidad de Cádiz 

Por último, y también en línea con el carácter circular del proyecto, se ha puesto en marcha la primera edición del concurso Mares Circulares por parte de Asociación Chelonia, que persigue fomentar la búsqueda de soluciones a la problemática ambiental generada por los residuos en entornos marinos. El proyecto seleccionado por el jurado y dotado con un capital semilla de 5.000€ ha sido PlasticFam, presentado por Luis Gonzalo Egea Tinoco, colaborador de la Asociación Biomas. Se trata de un proyecto que aúna investigación, innovación y sensibilización ambiental. Propone usar la propia naturaleza para la recogida de la basura marina, concretamente, las praderas de fanerógamas marinas de la Bahía de Cádiz, que actuarán como barrera natural, tanto para el macro como el microplástico en las costas.

Con Mares Circulares, tanto Coca-Cola España como las entidades colaboradoras ponen especial foco en la economía circular, base de los proyectos que desarrolla la estrategia de sostenibilidad Avanzamos, donde siempre se busca la máxima eficiencia en el uso de materias primas, procesos de fabricación y gestión de los residuos generados.