·        Todos los envases de Coca-Cola son 100% reciclables y contienen un porcentaje de material reciclado y desde 2010 a 2016, ha conseguido reducir el ratio de consumo energético por litro de producto fabricado en un 15% y el ratio de agua en un 16%

·        En 2016, Coca-Cola devolvió al entorno más de 3.000 millones de litros gracias a diferentes iniciativas y proyectos ambientales de recuperación y mejora de la calidad de agua, el doble que en 2015

·        Coca-Cola trabaja además para que el 100% de sus proveedores cumplan con criterios de agricultura sostenible en 2020.

Madrid, 5 de junio 2017. Coca-Cola en España (Coca-Cola Iberia y Coca-Cola European Partners) quiere celebrar el día Mundial del Medio Ambiente reafirmando su compromiso con la protección del entorno. Para ello, Coca-Cola impulsa una estrategia ambiental con iniciativas agrupadas en cuatro ejes clave: agua, emisiones, envases y agricultura sostenible.

El objetivo de esta estrategia ambiental es reducir su huella ambiental, impulsar el consumo ambientalmente responsable y apoyar proyectos locales para la protección del entorno, contribuyendo a afrontar los grandes retos ambientales a través de su capacidad de transformación.

Agua, el eje principal de sus actuaciones ambientales

En materia de agua, Coca-Cola trabaja día a día a lo largo de toda su cadena de valor para mejorar la eficiencia en sus procesos de fabricación. Desde 2010 ha reducido el consumo de agua de su proceso de fabricación en un 16%.

Coca-Cola asumió un compromiso ambicioso de cara a 2020: devolver a la naturaleza el 100% del agua contenida en sus envases.  En concreto en España, Coca-Cola ha conseguido devolver a la naturaleza más de 3.000 millones de litros en 2016, lo que supone el 95% del agua que contienen sus productos. Las diferentes iniciativas y proyectos de reabastecimiento de agua de Coca-Cola han conseguido restituir a la naturaleza más de 6.000 millones de litros de agua en los últimos seis años.

Para conseguir este reto en España, la compañía impulsa distintos programas de recuperación de espacios naturales, en colaboración con ONGs, Administraciones Públicas y Universidades. Desde 2009, Coca-Cola ha impulsado 7 proyectos en regiones como la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón y Andalucía. Todos estos programas protegen entornos de gran valor ecológico como el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel de la mano de WWF, el manantial de Fuenmayor en colaboración con Fundación Ecodes o Tancat de la Pipa en la Albufera de Valencia. Además este año, Coca-Cola ha presentado un nuevo proyecto de restauración de humedales en la desembocadura del río Guadalhorce, en Málaga, donde se prevé recuperar 650 millones de litros en tres años.

A nivel global, la compañía ha logrado devolver a la naturaleza el 100% del agua contenida en sus productos desde 2015, cinco años antes de lo previsto, convirtiéndose en la primera compañía de la lista Fortune en alcanzar un objetivo de reabastecimiento de agua tan relevante.

El compromiso sostenible en clima, envases y agricultura sostenible

Coca-Cola también trabaja en la minimización del impacto ambiental de sus actividades y en la lucha contra el cambio climático. Por ello, Coca-Cola utiliza energía 100% renovable en todas sus plantas españolas, ha conseguido reducir el ratio de consumo energético por litro de producto fabricado en un 15% de 2010 a 2016 y además impulsa medidas destinadas a reducir las emisiones para alcanzar su objetivo de reducir la huella de carbono en un 25% en toda la cadena de suministro.

Dentro de su compromiso por desarrollar un modelo de negocio sostenible, destaca el trabajo que realiza Coca-Cola en los envases. En este sentido, el 100% de los envases que Coca-Cola pone en el mercado son reciclables y todos contienen un porcentaje de material reciclado. Por ejemplo, las latas de aluminio contienen un 50% de aluminio reciclado y las latas de acero un 25% de acero reciclado.

En 2010, Coca-Cola se comprometió a recuperar el 75% de los envases que pone en el mercado y, a día de hoy, está a punto alcanzar la cifra ya que recupera el 74% de los mismos.

Coca-Cola también apuesta por la sostenibilidad desde el origen de cada uno de los ingredientes de sus productos. La compañía ha adquirido el compromiso de que el 100% de sus proveedores cumplan con sus criterios de agricultura sostenible de Coca-Cola en el año 2020. De esta forma extiende su compromiso ambiental a los proveedores de sus ingredientes agrícolas trabajando para que incorporen en sus modelos de producción estos criterios de agricultura sostenible. Todos ellos son objeto de auditorías para garantizar el cumplimiento de los compromisos adquiridos, comprendidos dentro de los “Principios de Guía de Proveedores”.

Además, el embotellador de Coca-Cola en España, Coca-Cola European Partners, ha conseguido formar parte de reputados índices como el de las 100 Empresas Más Sostenibles de 2017 del Foro Económico Mundial de Davos, el Dow Jones Sustainability World Index o los índices globales que elabora anualmente CDP (Carbon Disclosure Project).