• Por segundo año consecutivo, la marca lanza sus pioneras becas con el objetivo de apoyar a  emprendedores sociales senior de la mano de la experiencia  de jóvenes emprendedores
  • Los cinco proyectos finalistas recibirán formación en emprendimiento para hacer realidad sus proyectos, junto con un premio en metálico como capital inicial para iniciar su propuesta
  • Esta edición cuenta con la colaboración y respaldo de Ashoka, organización de referencia a nivel global en emprendimiento social  

Madrid, 22 de marzo de 2018. Emprender no es sólo cosa de jóvenes. La edad y las ganas de vivir no están condicionadas por los años. Es más, en muchas ocasiones, la experiencia vital que otorgan los años y la libertad y valentía de romper con los estereotipos sociales puede ser la clave para el éxito. En España, el 24% de la población tiene más de 60 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística, un porcentaje que se prevé que aumente hasta el 33% en 2031, lo que supone un tercio de la población de nuestro país.

Bajo este contexto, Aquarius estrenó el año pasado de forma pionera la primera edición de estas Becas Aquarius para emprendedores sociales mayores de 60 años.Tras su magnífica acogida, este año la marca ha relanzado la convocatoria en busca de 5 nuevos proyectos de emprendedores senior que destaquen por la originalidad, beneficio social y viabilidad de sus proyectos. Para ello, Aquarius contará con la colaboración y respaldo de Ashoka y con el apoyo de la asociación para personas mayores Cincuentopía.

5 emprendedores jóvenes de éxito como mentores.

En los próximos meses cinco emprendedores jóvenes darán forma a estas ideas e intercambiarán experiencias con los cinco finalistas durante una tutoría intergeneracional: Jaime Garrastazu, cofundador y responsable de Marketing de Pompeii, compañía online de zapatillas; Pablo Ruibal, cofundador de Boatjump, plataforma online especializada en alquiler de barcos; María Fernández, creadora de Uniqshoes; Daniel Jiménez, fundador de Waynabox, una plataforma de viajes y experiencias diferentes; y Carlos Pierre, CEO y fundador de la plataforma Badi que conecta a gente jóven para buscar compañeros de piso.

Como novedad en esta edición, las Becas Aquarius estarán amadrinadas por Victoria Tortosa, fundadora de la start-up La Exclusiva y perteneciente a la red de emprendedores sociales de Ashoka. Ella será la encargada de dirigir y supervisar la dimensión social y ambiental  de cada uno de los proyectos elegidos. Victoria cuenta con una amplia experiencia en el ámbito del emprendimiento social  gracias a su empresa “La Exclusiva” que, desde 2014, abastece y presta servicios básicos a más de 500 pueblos cada semana en España con la misión de combatir la despoblación rural del país. 

En línea con el compromiso de compañía Coca-Cola con la diversidad y el emprendimiento, las Becas Aquarius quieren romper con los estereotipos generacionales e impulsar la libertad y experiencia vital de este colectivo de seniors través de un puente intergeneracional. Esta unión entre jóvenes y mayores pretende reforzar lo que estos últimos aún tienen por aportar a la sociedad y estimular a la población a elegir su propio camino. 

Además de una mentoría personalizada durante un mes, los cinco proyectos finalistas recibirán un capital inicial de  2.000 euros tras cursar la formación prevista para el desarrollo de su proyecto. El ganador de esta segunda edición de las Becas Aquarius será premiado con un premio especial puesto que su capital inicial asciende a 5.000 euros. Asimismo, contará con acompañamiento y apoyo por parte de la marca y de Ashoka durante todo un año para velar por el éxito de su idea.

Talleres para fomentar la relación entre abuelos y nietos, el proyecto ganador de la primera edición.

“Amor de abuela, amor de abuelo”. Así se llama el proyecto que se alzó como ganador de la pasada edición de las becas. Sus precursoras, Elsa Varona y Gabriela Waisberg, crearon los primeros talleres para favorecer y enriquecer la relación entre abuelos y nietos para que éstos puedan dejarles un legado a través de la elaboración de un proyecto personal. María Fernández, fundadora de Uniqshoes, fue la encargada de dar forma a este proyecto y asesorar a las emprendedoras durante todo el proceso. Desde entonces, estas emprendedoras han conseguido llevar a cabo su proyecto en centros cívicos y culturales de Getafe y Alcorcón (Madrid), reuniendo a más de 20 personas en cada taller; un éxito cosechado que continua a día de hoy gracias al impulso y apoyo de estas becas.