La Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED), a través de su Grupo de trabajo de nutrición en el deporte, ha publicado recientemente un documento de posicionamiento sobre los componentes de las bebidas recomendadas para personas que realizan una intensa actividad física y que pone de manifiesto qué bebidas son adecuadas para los deportistas que realizan ejercicios que requieren un tiempo prolongado de ejecución y mejoran la absorción de agua durante el ejercicio físico.

El texto de este consenso señala que la bebida para el deporte “debe suministrar Hidratos de Carbono (HC) como fuente fundamental de energía y debe ser eficaz en mantener la óptima hidratación o rehidratar”.  En concreto, el documento de la Sociedad Española de Medicina del Deporte señala que la ingesta de fluidos con diferentes tipos de HC y electrolitos “en el antes-durante-después del ejercicio prolongado, puede evitar la deshidratación, atenuar los efectos de la pérdida de fluidos sobre la función cardiovascular y el rendimiento durante el ejercicio y, sobre todo, retrasar y minimizar la fatiga muscular”. Igualmente, el texto recuerda que los HC “mejoran la palatabilidad de la bebida, favorecen las ganas de beber y además ejercen escaso, por no decir nulo, efecto sobre el vaciado gástrico en concentraciones entre el 4 – 8 %”.

El documento incluye también el consenso actual de los organismos científicos europeos en cuanto a la composición de las bebidas para personas que realizan una intensa actividad física, que establece que éstas deben proporcionar no menos de 80 kcal y no más de 350 kcal por litro y que el 75 % de las mismas debe provenir de HC con un alto índice glucémico (glucosa, sacarosa, maltodextrinas). Por su parte, los HC no deben suponer más de 90 gramos por litro; y en el caso del sodio, no menos de 460 mg por litro (46 mg por 100 ml / 20 mmol/l) y no más de 1150 mg por litro (115 mg por 100 ml / 50 mmol/l). Igualmente, se recomienda una osmolalidad de entre 200 y 330 mOsm/kg de agua, siendo isotónicas las comprendidas entre 270 y 330 mOsm/kg de agua.

Estas características coinciden con las establecidas en el Reglamento (UE) nº 432/2012 por el que se establece una lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos diferentes de las relativas a la reducción del riesgo de enfermedad y al desarrollo y la salud de los niños. Igualmente, las características mencionadas en dicho reglamento están basadas en las referidas por el Comité Científico de Alimentación de la Comisión Europea en su informe de 2001 sobre composición y especificaciones de los alimentos adaptados a un intenso esfuerzo muscular (particularmente hombres y mujeres deportistas).

Junto a ello, el texto del nuevo posicionamiento de la SEMED recuerda que “cuando se realiza ejercicio físico, un gran porcentaje de la energía producida para la contracción muscular se libera en forma de calor, que es necesario eliminar pronto para evitar un aumento de la temperatura corporal por encima de un nivel crítico”. Por este motivo “el organismo pone en marcha distintos mecanismos destinados a disipar el calor acumulado, de los que el más importante es el de la sudoración”.  De hecho, un deportista bien entrenado, en condiciones ambientales de calor y humedad puede perder “más de 3 l/hora de líquido a través de la evaporación del sudor”.

Según el documento, “los dos hechos que más contribuyen al desarrollo de fatiga durante el ejercicio físico son la disminución de los hidratos de carbono (HC) almacenados en forma de glucógeno en el organismo, y la aparición de deshidratación por la pérdida por el sudor de agua y electrolitos, cuya reposición es fundamental para restablecer la homeostasis”.

Este nuevo posicionamiento de la SEMED se suma al anteriormente publicado en Archivos de Medicina del Deporte “Consenso sobre bebidas para el deportista. Composición y pautas de reposición de líquidos. Documento de Consenso de la Federación Española de Medicina del Deporte”.

European Commission. Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. Text with EEA relevance. Official Journal of the European Union, 2012;L136:1-39.

Scientific Committee on Food. Health & Consumer Protection Directorate General. European Commission. Report of the Scientific Committee on food on composition and specification of food intended to meet the expenditure of intense muscular effort, especially for sportsmen. SCF/CS/NUT/SPORT/5 Final, 2001.

Palacios Gil-Antuñano, Nieves; Franco Bonafonte, Luis; Manonelles Marqueta, Pedro; Manuz González, Begoña; Villegas García, José A. Consenso sobre bebidas para el deportista. Composición y Pautas de reposición de líquidos. Documento de Consenso de la Federación Española de Medicina del Deporte. Arch. med. deporte, 2008; 25(126): 245-258.

Grupo de trabajo de Nutrición en el Deporte de SEMED/FEMEDE. Componentes de la bebida para las personas que realizan una intensa actividad física. 2018.