El consumidor tiene a su disposición en el mercado un gran abanico de alimentos y bebidas que la Unión Europea (UE) regula con una estricta reglamentación para garantizar su seguridad y procedencia. Esto se refleja en el Reglamento 2018/848 sobre producción ecológica y etiquetado de productos ecológicos recientemente aprobado. Este nuevo texto tiene entre sus objetivos fomentar el desarrollo sostenible de la producción ecológica y mejorar la confianza del consumidor en los productos ecológicos, biológicos u orgánicos. En este sentido, el Reglamento hace hincapié en la necesidad de exhaustivos controles a lo largo de todo el proceso de producción, preparación y distribución y también contempla la adopción de sanciones en caso del no cumplimento de la norma.

Principios específicos aplicables a la transformación de alimentos ecológicos

La producción de alimentos ecológicos transformados se basa en los siguientes principios específicos:

  • Producción de alimentos ecológicos a partir de ingredientes agrarios ecológicos.
  • Restricción del uso de aditivos alimentarios, de ingredientes no ecológicos que tengan funciones fundamentalmente técnicas y sensoriales, así como de micronutrientes y coadyuvantes tecnológicos, de manera que se utilicen en la menor medida posible y únicamente en casos de necesidad tecnológica esencial o con fines nutricionales concretos.
  • Exclusión de sustancias y métodos de transformación que puedan inducir a error sobre la verdadera naturaleza del producto.
  • Transformación escrupulosa de alimentos ecológicos, preferentemente utilizando métodos biológicos, mecánicos y físicos.
  • Exclusión de los alimentos que contengan nanomateriales artificiales o estén compuestos de éstos.

Etiquetado de los productos ecológicos

Se considerará que un producto incluye términos que se refieren a la producción ecológica cuando en el etiquetado, la publicidad o los documentos comerciales, el producto, sus ingredientes o las materias primas para piensos utilizadas en su producción, se describan en términos que sugieran al comprador que el producto, los ingredientes o las materias primas para piensos han sido producidos de conformidad con el Reglamento 2018/848.

Esta denominación no podrá emplearse para productos en cuyo etiquetado o publicidad se mencione que el producto contiene organismos modificados genéticamente (OMG), está compuesto de OMG o se produce a partir de OMG.

En el caso de los alimentos transformados, las denominaciones anteriormente mencionadas se podrán utilizar:

En la denominación de venta y en la lista de ingredientes cuando dicha lista sea obligatoria, siempre que:

  • Los alimentos transformados cumplan las normas de producción establecidas para producciones ecológicas.
  • Al menos el 95 % de los ingredientes agrícolas del producto en peso sean ecológicos.

Únicamente en la lista de ingredientes, siempre que:

  • Menos del 95 % de los ingredientes agrarios del producto en peso sean ecológicos.
  • Los alimentos transformados cumplan las normas de producción para los productos ecológicos descritas en el mismo Reglamento.

En la denominación de venta y en la lista de ingredientes siempre que:

  • El ingrediente principal sea un producto de la caza o la pesca.
  • La denominación “biológico”, “orgánico” o “ecológico” esté claramente relacionada en la denominación de venta con otro ingrediente que es ecológico y diferente del ingrediente principal.
  • Todos los demás ingredientes agrarios sean ecológicos.

Estos términos figuran en el Anexo IV del Reglamento e incluyen denominaciones como “biológico” o “ecológico”, sus abreviaturas (“bio” o “eco”) y, en el caso de España también “orgánico”.

La utilización del logotipo (disponible en el Anexo V del Reglamento) de producción ecológica de la UE ha de ser obligatoria en todos los alimentos ecológicos envasados y puede usarse de manera voluntaria en los no envasados que procedan de la UE, así como en los importados en terceros países. Para evitar cualquier posible duda de los consumidores sobre el origen del producto, junto con la inclusión de este logotipo se debe informar del lugar en el que se obtuvieron las materias primas agrarias que componen el producto. Además, debe ir acompañado de un código numérico.

Referencias:

Unión Europea. Reglamento (UE) Nº 2018/848 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de mayo de 2018 sobre producción ecológica y etiquetado de los productos ecológicos y por el que se deroga el Reglamento (CE) Nº 834/2007 de Consejo. Diario Oficial de la Unión Europea, 2018;150:1-92