La revista científica Nutrients ha publicado el primer Consenso Iberoamericano sobre edulcorantes bajos en o sin calorías, documento que ha sido elaborado por más de 60 expertos internacionales que analizaron y evaluaron la evidencia científica en relación con su papel en la alimentación, su inocuidad y seguridad, su regulación y los aspectos nutricionales y dietéticos de su uso en alimentos y bebidas. El principal objetivo del Consenso, pactado en Lisboa, era proporcionar un punto de referencia útil basado en la evidencia para ayudar a reducir el consumo de azúcares añadidos de alimentos y bebidas, siguiendo las actuales recomendaciones   propuestas por las autoridades internacionales en salud pública.

Con la publicación del Consenso, los expertos han confirmado y remarcado la seguridad de los edulcorantes bajos en o sin calorías, ya que son sustancias que se consumen desde hace más de un siglo, y que son analizadas de forma minuciosa y aprobadas, periódicamente, por los organismos reguladores de salud de todo el mundo, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). También se ha puesto de manifiesto la necesidad de facilitar a los consumidores información rigurosa y de calidad, fácil de entender por el público general sobre este tipo de edulcorantes.

Los edulcorantes bajos en o sin calorías son aditivos alimentarios que se usan ampliamente como sustitutos del azúcar para endulzar una gran variedad de alimentos y bebidas, incluidos los postres helados, batidos, bebidas vegetales, néctares y bebidas a base de zumo, yogures, refrescos, galletas, chicles y golosinas. También se usan en medicamentos y productos para el cuidado de la salud, como pasta de dientes y en suplementos alimenticios. Todos los alimentos que contienen edulcorantes deben indicarlo en el etiquetado, tanto en el listado de ingredientes como en la denominación del producto alimenticio. Además, si un alimento o bebida contiene aspartamo o sales de aspartamo-acesulfamo, en la etiqueta del producto debe figurar “contiene una fuente de fenilalanina”. 

En la Unión Europea, los edulcorantes bajos en o sin calorías que están autorizados para su uso en alimentos y bebidas son: acesulfamo K, advantame, aspartamo, ácido cliclámico y sus sales sódica y cálcica, neohesperidina DC, neotamo, sacarinas, sal de aspartamo y acesulfamo, glucósidos de esteviol, sucralosa y taumatina.

Referencias:

Serra-Majem Ll, Raposo A, Aranceta-Bartrina J, Varela-Moreiras G, Logue C, Laviada H et al. Ibero-American Consensus on Low- and No-Calorie Sweeteners: Safety, Nutritional Aspects and Benefits in Food and Beverages. Nutrients, 2018;10(7):818-849.

Unión Europea. Reglamento (EC) No 1333/2088 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2008 sobre aditivos alimentarios. Diario Oficial de la Unión Europea, 2008;L354:16-33 y sus sucesivas modificaciones.