La importancia de la hidratación y otros aspectos relacionados con la práctica deportiva han sido algunos de los temas centrales que se han tratado durante el XVII Congreso Internacional de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED), que tuvo lugar del 29 de noviembre al 1 de diciembre de 2018 en Toledo. A lo largo de estas jornadas científicas han tenido lugar más de 35 sesiones en las que han participado 56 ponentes a nivel internacional, 10 de ellas específicamente sobre hidratación y nutrición, y han contado con la asistencia de 200 profesionales relacionados con el deporte.

La evaluación del estado de hidratación de los nadadores, así como el análisis de sus conocimientos con relación a su estado de hidratación, o el uso de suplementación por parte de los mismos han sido tres de las temáticas protagonistas de las comunicaciones orales realizadas durante este evento científico.

El consumo de simbióticos en deportistas de élite o la suplementación con cacao han sido otros de los temas tratados en este congreso. Por último, dentro de la conferencia plenaria “¿Hacia dónde se dirige la nutrición en el deporte y en la actividad física?” participó el Dr. Rhon Maughan, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Saint Andrews en Reino Unido, y experto en hidratación y nutrición en el deporte.

Mantener un adecuado estado de hidratación es importante para nuestra salud y puede jugar un papel fundamental en el rendimiento deportivo. Según la información científica disponible, un adecuado estado de hidratación permite al deportista mantener una alta carga de entrenamiento en términos de intensidad y volumen, y de esta forma maximizar el estímulo del entrenamiento. Adicionalmente, realizar un entrenamiento con un estado de hidratación inferior al adecuado podría aumentar la tensión fisiológica experimentada por el deportista, lo que podría tener el efecto de potenciar la respuesta de entrenamiento y el potencial de incrementar el síndrome de sobreentrenamiento.

Por todo ello, mantener un adecuado estado de hidratación, a través del equilibrio entre ingresos y pérdidas, se convierte en un tema relevante, existiendo numerosos factores que pueden alterar este equilibrio en los deportistas. Los ingresos dependerán de la ingesta dietética de agua, acompañada de sales minerales, una fuente de reposición de glucógeno y las pérdidas variarán en función de la duración y la intensidad del deporte, así como de las condiciones ambientales y de humedad relativa, afectando todos estos factores a la tasa de sudoración. En ejercicios de alta intensidad con altas temperaturas, las tasas de sudoración pueden llegar a 3 l/h, y algunos deportistas entrenados pueden mantener tasas de sudoración de 1 - 2 l/h durante muchas horas. Por todo ello, compensar estás pérdidas a través de una ingesta dietética de agua y sales minerales suficientes es vital para mantener en balance hídrico.

Referencias:

XVII Congreso Internacional de La Sociedad Española de Medicina del Deporte. Arch. med. deporte, 2018;35(Suppl. 1):20-69.

Maughan RJ, Meyer NL. Hydration during Intense Exercise Training. Nestle Nutr Inst Workshop Ser, 2013;76:25-37.

Maughan RJ, Watson P, Shirreffs SM. Implications of active lifestyles and environmental factors for water needs and consequences of failure to meet those needs. Nutr Rev, 2015;73(Suppl 2):130-40.
doi: 10.1093/nutrit/nuv051.