El agua es esencial para prácticamente todas las funciones del cuerpo. Los requerimientos de agua varían entre las personas (sexo, edad, situación fisiológica, nivel de actividad física) y conforme a las condiciones medioambientales (temperatura y humedad relativa). A este respecto, las recomendaciones de ingesta de agua establecidas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en 2010 y que acaban de ser refrendadas por dicha autoridad (EFSA, 2017), se han realizado teniendo en consideración al agua proveniente de toda clase de bebidas y el agua contenida en los alimentos.

En concreto, la EFSA considera adecuada una ingesta de agua de 1.300 ml/día para niños y niñas de entre 2 y 3 años; 1.600 ml/día para niños y niñas de entre 4 y 8 años; 1.900 ml/día y 2.100 ml para niñas y niños de entre 9 y 13 años respectivamente. A partir de los 14 años, los valores de ingesta de agua recomendados por la EFSA son de 2.000 ml/día para mujeres y 2.500 ml/día para hombres.

Según las directrices de la EFSA, “este tipo de recomendaciones tienen validez en condiciones ambientales de temperatura y niveles de actividad física moderados. Ante pérdidas de agua en el organismo derivadas de condiciones extremas asociadas a la temperatura exterior y ejercicio físico”, la EFSA recuerda que se pueden alcanzar los 8.000 ml/día y “deben ser respuestas en cantidades apropiadas”, así como los electrolitos perdidos.

A ese respecto, recientemente se ha publicado en la revista científica Nutrients el número especial “Hábitos de consumo de bebidas a nivel mundial: asociación entre la ingesta total de agua y energía consumida”, cuya finalidad es aproximarse a la ingesta real de agua a nivel mundial en relación a las recomendaciones actuales. El suplemento profundiza también en la ingesta de agua teniendo en cuenta el aporte de energía proveniente de las bebidas. Así, entre los 20 artículos científicos que comprende, se incluye la investigación ‘Hábitos de consumo de bebidas y su asociación con la ingesta total de agua y de energía en la población española: resultados del estudio científico ANIBES’.

Este trabajo tuvo como objetivo cuantificar la ingesta dietética de agua y el consumo de bebidas, así como profundizar en la asociación entre los tipos de bebida consumida y la ingesta de energía y el cumplimiento de las ingestas de referencia actuales, según edad y sexo, entre otros aspectos.

Según los resultados del estudio, la población masculina consumió 1,7 litros/día, aproximadamente un 33 % menos de las recomendaciones establecidas, y las mujeres 1,6 litros/día, cerca de un 21 % menos de lo recomendado por la EFSA, que establece 2,5 litros para los hombres y 2 litros para las mujeres.

El análisis señala también que teniendo en cuenta que la ingesta media de energía en el estudio científico ANIBES fue de 1.809 kcal/día, la contribución relativa por parte de las bebidas fue del 12 %.  Esta cifra es cercana a la propuesta tanto por la EFSA como por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indican que la ingesta de energía procedente de las bebidas debe ser igual o inferior al 10 %.

En lo que se refiere a la bebida consumida con mayor frecuencia, este trabajo científico indica que ésta fue el agua, seguida de la leche, tanto en hombres como en mujeres. En la población masculina, a estas bebidas les siguieron, en orden decreciente, “las bebidas alcohólicas, los refrescos con azúcares y las bebidas calientes”. En la población femenina, tras el agua y la leche aparecían en este orden, “las bebidas calientes, los refrescos con azúcares y las bebidas alcohólicas”.

European Food Safety Authority (EFSA). Dietary Reference Values for nutrients Summary report,2017; doi: 10.2903/sp.efsa.2017.e15121.

EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition, and Allergies (NDA): Scientific Opinion on Dietary Reference Values for water. EFSA J, 2010;8:1459.

Serra-Majem Ll, Nissensohn M. Preface to “Beverage Consumption Habits around the World: Association with Total Water and Energy Intakes”. Nutrients, 2017. ISSN 2072-6643.

Nissensohn M, Sánchez-Villegas A, Ortega RM, Aranceta-Bartrina J, Gil Á, González-Gross M, Varela-Moreiras G, Serra-Majem L. Beverage Consumption Habits and Association with Total Water and Energy Intakes in the Spanish Population: Findings of the ANIBES Study. Nutrients, 2016;8(4):232; doi:10.3390/nu8040232.

WHO. Guideline: Sugars intake for adults and children. Geneva: World Health Organization; 2015.