Un nuevo ensayo clínico publicado en la revista científica Appetite ha analizado el impacto de la ingesta de bebidas con edulcorantes bajos en o sin calorías frente al agua en la ingesta de energía de adultos sanos. El tamaño de la muestra utilizada para el desarrollo del estudio fue de 166 individuos, repartidos entre 80 mujeres y 86 hombres, sanos y no obesos, no consumidores habituales de edulcorantes bajos en o sin calorías.

El estudio evaluó durante nueve semanas el impacto del consumo de bebidas con edulcorantes bajos en o sin calorías frente al del agua con respecto al apetito, la ingesta de energía y las elecciones de alimentos. Parte de la muestra consumió bebidas con edulcorantes bajos en o sin calorías o agua, según las diferentes fases de la investigación. Los datos analíticos se llevaron a cabo antes del consumo de la bebida y tras cinco semanas de habituación a los edulcorantes bajos en o sin calorías, tanto en condiciones controladas de laboratorio como en libertad.

Durante la fase de pre-adaptación de la muestra, los participantes no habituados al consumo de este tipo de bebidas ingirieron durante dos días bien la bebida con edulcorantes bajos en o sin calorías en las comidas principales, o la misma cantidad de agua mineral. El estudio constató que “un consumo diario de bebidas con edulcorantes bajos en calorías en la hora de las comidas (3 x 330 ml durante dos días) en hombres y mujeres sanos consumidores no frecuentes de edulcorantes bajos en o sin calorías no modificó su ingesta total de energía en comparación con el mismo consumo de agua”. Durante esta fase, la ingesta de azúcares disminuyó en el entorno laboratorio, así como la ingesta total de hidratos de carbono en el grupo de los hombres. “Los índices de sensación hambre, sentirse lleno y el deseo de comer durante todo el día en condiciones de laboratorio fueron muy similares en ambos sexos”.

Respecto a los efectos tras adaptarse al consumo de los edulcorantes bajos en o sin calorías de la muestra, se comparó la respuesta observada en la semana 9, tras las 5 semanas de la fase de habituación (2 X 330 ml/día de bebidas con edulcorantes bajos en o sin calorías o agua de la semana 4 a la semana 8). Los resultados fueron “similares a los observados en la semana 1 en personas no acostumbradas a la ingesta de este tipo de edulcorantes en comparación con las personas habituadas a los edulcorantes bajos en o sin calorías y las personas control”. Según este estudio, “las bebidas con edulcorantes bajos en o sin calorías no aumentan la ingesta total de energía en comparación con el agua”. En concreto, “en participantes no consumidores habituales de edulcorantes bajos en calorías y tras haberse habituado a las bebidas con edulcorantes bajos en o sin calorías, no se desarrollaron respuestas adversas a medida que pasaba el tiempo”.

“El Índice de Masa Corporal (IMC) inicial para mujeres del grupo que consumía únicamente agua y el del grupo que consumía edulcorantes bajos en o sin calorías fue de 21,4 ± 0,4 y 21,9 ± 0,4 respectivamente y de 23,5 ± 0,4 y 22,9 ± 0,4 en el caso de los hombres”.  En ambos sexos, “no se detectaron diferencias significativas en relación al IMC antes y tras el periodo de habituación”.

Este estudio muestra que “una exposición puntual o habitual a los edulcorantes bajos en o sin calorías no conlleva efectos estimulantes en la ingesta total de energía, ingesta de alimentos o una selección y consumo de alimentos dulces en comparación con el agua”. Igualmente, el estudio destaca que “la evidencia muestra que el uso de edulcorantes bajos en o sin calorías en lugar de azúcar en adultos no obesos, reduce la apetencia por alimentos y azúcares de sabor dulce, lo que sugiere un efecto sensorial específico de saciedad”.

No obstante, también establece como un aspecto pendiente de prueba la generalización de los hallazgos obtenidos a otros grupos de edad, así como la necesidad de examinar dichos efectos en personas con sobrepeso/obesidad y durante períodos de tiempo más largo.

Este estudio contó con el apoyo de una beca de The Coca-Cola Company. Los autores han declarado que los colaboradores no participaron en el diseño ni en la realización del estudio, ni en el análisis de los datos, ni en la preparación o revisión de este manuscrito.

Fantino M, Fantino A, Matray M, Mistretta F. Beverages containing low energy sweeteners do not differ from water in their effects on appetite, energy intake and food choices in healthy, non-obese French adults. Appetite, 2018;125:557-565; doi: 10.1016/j.appet.2018.03.007.