Coca-Cola y The Ocean Cleanup se unen para limpiar ríos de plásticos | Coca-Cola ES

Coca-Cola y The Ocean Cleanup se unen para limpiar ríos de plásticos | Coca-Cola ES

02/06/2021

 

Los ríos transportan la mayor parte de los residuos que luego se acumulan en mares y océanos de todo el mundo. Desde hace unos años, la organización holandesa sin ánimo de lucro The Ocean Cleanup trata de detener esta contaminación por plástico interceptando los residuos que discurren por los ríos antes de que lleguen al mar

 

Lo hace principalmente con una innovadora solución: la máquina Interceptor™, un gran catamarán adaptado para ser capaz de retirar hasta 100.000 kilos de basura al día. Además, es 100% ecológico (se alimenta de energía solar) y atrapa el plástico de forma autónoma.

 

Ahora, The Coca-Cola Company se asocia con The Ocean Cleanup para ayudarle a acelerar el despliegue de sus sistemas de limpieza en 15 ríos de todo el mundo para finales de 2022. Además, estas primeras intervenciones sentarán las bases para avanzar hacia el objetivo de la ONG holandesa de extender su tecnología disruptiva a 1.000 de los ríos más contaminantes del planeta antes de 2025. 

 

Esta alianza, que conjuga el alcance y la influencia global de Coca-Cola con la tecnología y las soluciones innovadoras de The Ocean Cleanup, tiene también otra meta clara: involucrar y movilizar tanto a la industria como a la ciudadanía para hacer frente a la contaminación por plástico, que está poniendo en peligro los ecosistemas marinos y la propia salud humana.

 

Imagen de la máquina Interceptor™, que puede llegar a atrapar hasta 100.000 kilos de basura al día. Imagen de la máquina Interceptor™, que puede llegar a atrapar hasta 100.000 kilos de basura al día.

"La misión de The Ocean Cleanup es librar a los océanos del plástico", ha dicho el fundador y CEO de la organización, Boyan Slat. "Con 1.000 ríos que vierten casi el 80% del plástico a los océanos, este enorme problema crece día a día, por lo que siempre buscamos acelerar nuestro progreso. Entre los residuos que recogemos con nuestros sistemas de limpieza encontramos muchas botellas de plástico, incluidos los envases de Coca-Cola. Aplaudimos que sean los primeros del sector en unirse a nuestra misión, como parte de su estrategia global para lograr un impacto positivo en la reducción de la contaminación por plástico en todo el mundo", ha proseguido. “Nuestra intención es aprovechar las enseñanzas de esta alianza, que tiene el potencial de evolucionar en el futuro y seguir creciendo rápidamente. Por eso creo que es una buena noticia para nuestros océanos”. 

 

La principal contribución de Coca-Cola, con presencia en más de 200 países y territorios, será tratar de lograr que las comunidades locales acepten el despliegue de los Interceptor™ y que estos se pongan en marcha más rápido que lo que la ONG podría conseguir por sí sola, así como sumar nuevos socios al proyecto y captar inversión. También se enfocará en aprovechar sus relaciones con los actores locales y de la industria para garantizar que los residuos plásticos recolectados se procesan y reciclan de acuerdo con los principios de la economía circular. De hecho, siempre que sea posible, el plástico PET recogido será utilizado para la fabricación de nuevas botellas.

 

Una alianza enmarcada en la estrategia global ‘Un mundo sin residuos’

 

Coca-Cola trabaja a nivel global para recoger y reciclar el equivalente al 100% de las latas y botellas que vende para que ninguna termine como residuo. Coca-Cola trabaja a nivel global para recoger y reciclar el equivalente al 100% de las latas y botellas que vende para que ninguna termine como residuo.

“Como empresa global, estamos trabajando para asegurarnos de que todo el material que usamos en nuestros envases es recolectado y reciclado, de modo que ninguno termine como residuo”, ha asegurado por su parte el presidente y CEO de The Coca-Cola Company, James Quincey.  "Apoyamos a los equipos y la tecnología de The Ocean Cleanup que trabajan para proteger los ecosistemas, los océanos y nuestras vías fluviales".

 

The Coca-Cola Company está llevando a cabo una serie de acciones para abordar de forma integral el problema de los residuos marinos a través de Un mundo sin residuos, su estrategia global en materia de envases, por la que se compromete a recoger y reciclar el equivalente al 100% de las latas y botellas que comercialice para 2030, aunque en Europa Occidental este objetivo se ha adelantado a 2025. 

 

El plan también contempla como ejes fundamentales reducir sustancialmente la utilización de materia prima virgen en la fabricación de los envases, que estos sean 100% reciclables (en España ya lo son el 99,6%) y trabajar con el sector privado y público, así como con la sociedad civil, para lograr un medio ambiente sano y libre de residuos. En este sentido, Coca-Cola invierte continuamente en ecoinnovación para una mayor sostenibilidad de sus envases y recientemente se ha marcado como meta utilizar un 20% menos de plástico virgen procedente de los combustibles fósiles para 2025, en función del crecimiento del negocio.

 

Trabajar juntos para un impacto real

 

El barco autónomo solar Interceptor™ es capaz de operar en los ríos más contaminados del mundo. El barco autónomo solar Interceptor™ es capaz de operar en los ríos más contaminados del mundo.

Eliminar el plástico de los océanos no solo requiere retirar el que ya está presente en ellos, sino también "cerrar el grifo", en palabras del fundador de The Ocean Cleanup, evitando que nuevos residuos lleguen a los mares desde los ríos. Combinando su tecnología de limpieza de los océanos con sus modelos Interceptor™, The Ocean Cleanup trata de ofrecer soluciones a ambos lados de la ecuación.

 

Este barco autónomo solar, presentado en Rotterdam (Holanda) en 2019, es la primera solución escalable para retirar el plástico en las cuencas fluviales antes de que contamine los mares, y es capaz de operar en las zonas más contaminantes del mundo. Como parte de esta alianza con Coca-Cola, ya hay dos máquinas Interceptor™ instaladas: una en Santo Domingo (República Dominicana) y otra en Can Tho (Vietnam). 

 

Estos interceptores de plásticos están amarrados a los lechos de los ríos y utilizan las corrientes para atrapar los desechos que flotan en la superficie; luego dirigen la basura a una cinta transportadora que la conduce a seis grandes contenedores.

 

"The Ocean Cleanup tiene una visión clara y tecnologías probadas para apoyar su objetivo de librar a los océanos del plástico. En Coca-Cola tenemos equipos sobre el terreno que respaldarán el despliegue de nuevos Interceptor™ en los ríos de todo el mundo, así como el procesamiento y el reciclaje de los residuos recogidos”, ha apuntado el presidente y director de Operaciones de The Coca-Cola Company, Brian Smith. “Trabajando juntos, creemos que podemos tener un impacto real”. 

 

El ejemplo de Mares Circulares en España y Portugal

 

Voluntarios del proyecto Mares Circulares retiran residuos en la costa. Voluntarios del proyecto Mares Circulares retiran residuos en la costa.

A nivel local, Coca-Cola en España y Portugal también trabaja para acabar con la contaminación marina desde una perspectiva integral a través de Mares Circulares. Un proyecto en red que no solo se centra en la limpieza de costas, espacios protegidos y fondos marinos, sino también en la sensibilización y formación de la población sobre reciclaje y en el fomento de la economía circular.

 

Iniciado en 2018, en sus tres ediciones ha conseguido recoger 1.157 toneladas de residuos de entornos acuáticos y fondos marinos de la Península ibérica, formar y concienciar a 54.727 personas y apoyar 9 estudios científicos y a 3 start-ups que aportan soluciones al problema de la contaminación marina. Unos logros que no habrían sido posibles sin el entusiasmo y esfuerzo de las más de 600 entidades públicas y privadas participantes.