Entrevista al potea británico George the Poet | Coca-Cola ES

data-server-hbs-enabled="false">

Entrevista al potea británico George the Poet | Coca-Cola ES

Entrevista al potea británico George the Poet | Coca-Cola ES

data-server-hbs-enabled="false">

Entrevista al potea británico George the Poet | Coca-Cola ES

George Mpanga, más conocido por su nombre artístico, George the Poet, es el autor de la letra de Más abiertos que nunca, la primera campaña de Coca-Cola tras el inicio de la crisis sanitaria, en la que nos anima a encarar el futuro con optimismo y aprovechar este momento de inflexión para construir una sociedad mejor entre todos. 

 

Su elección no es casual. De origen ugandés, criado en un barrio humilde de Londres, pero graduado en la prestigiosa Universidad de Cambridge, este premiado poeta, rapero y presentador de podcasts británico encarna lo mejor de ambos mundos y comparte una visión del futuro similar a la de Coca-Cola

 

Muy comprometido socialmente, aboga por que, paso a paso, rompamos con lo anterior y estrenemos una nueva realidad en la que nos miremos, escuchemos, sonriamos y acerquemos más, celebrando y sintiéndonos orgullosos de lo que cada uno somos.

 

Lo que sigue es una adaptación de la entrevista al artista en Coca-Cola UK con motivo de su colaboración en la campaña.

 

¿Qué te atrajo de la nueva campaña de Coca-Cola para querer sumarte a ella?

 

La pandemia de coronavirus está siendo una experiencia global, con sus diferentes niveles de confinamiento. Me gusta ser un aliado y usar mi talento para poner voz a las cosas que están sucediendo en tiempo real. En este sentido, creo que es importante que adoptemos una perspectiva positiva y optimista ante el COVID-19, que está dominando todos los aspectos de nuestras vidas.

 

¿Qué te inspira como poeta?

 

Creo que la inspiración se va acumulando inconscientemente en cada uno de los momentos de nuestra existencia. En mi caso, la poesía me sirve de vía para liberar esa inspiración, para manifestar un momento y sencillamente plasmar con palabras lo que está ocurriendo. Me encanta abordar la mezcla de sentimientos que todos experimentamos cada día. También usar un lenguaje universal, y los acontecimientos de los últimos meses nos están afectando a todos de forma universal. Ahora tenemos la oportunidad de establecer una gran conversación inclusiva.

 

¿Te ha cambiado el confinamiento?

 

Desde luego. Ha impactado en mi manera de pensar. Ha dado forma a muchas ideas en las que estaba trabajando antes. Todo el mundo se ha visto obligado a repensar el futuro en este contexto de cambios, y yo estoy contento de que tengamos esta oportunidad.

 

Debemos cambiar el futuro. ¿Cuáles son tus estrategias personales para evitar volver a la etapa pre-COVID-19?

 

Lo más importante es escuchar. Parece algo simple, pero puede resultar muy difícil, exigente y agotador. Se trata de escuchar a diferentes niveles: a tu cuerpo, las oportunidades a tu alrededor y los cambios que experimentan los demás. ¡Necesitamos escuchar a las personas a las que amamos y que nos importan, y escucharlas con atención!

 

¿Cómo deberían ser las cosas después del COVID-19?

 

Tenemos que prestar mucha más atención a los demás en nuestra vida diaria. Mirar de nuevo sus rostros y sonreír más. Lamentablemente, hemos perdido mucho en estos tiempos tan inusuales. Hay abuelos que solo pueden disfrutar de sus nietos a través del teléfono o por videollamadas. De cara al futuro, hemos de poner mucha más atención en el prójimo.

 

Aparte del coronavirus, ¿ha habido algún punto de inflexión más en tu vida?

 

Desde luego, he tenido que reinventarme varias veces, de modo que siempre he estado abierto a tomar nuevas direcciones en mi trayectoria. Cuando tenía 14 años, mi voz y mis intereses comenzaron a cambiar, así que decidí ser rapero. Ese fue un gran cambio a nivel psicológico y social para mí. Se volvió algo central en la construcción de mi identidad.

 

El siguiente gran punto de inflexión se produjo cuando empecé la universidad. Sentí que ser rapero me perjudicaría porque mucha gente no me iba a tomar en serio en ese ambiente. Había estereotipos que no quería contribuir a alimentar, de modo que me hice poeta. Otra reinvención fue convertirme en un artista de estudio de grabación y luego en podcaster.

 

Hay mucha negatividad en las noticias. ¿Cómo lidiar con ella?

 

Precisamente el otro día hablaba con mi madre sobre los medios. Ella me comentaba que en los dos últimos meses se había detenido menos en los grandes titulares, pues había demasiadas malas noticias y mucho empeño en informarnos sobre lo que está yendo mal, lo que podría no funcionar y lo que podría incluso empeorar. Y la energía que inviertes tratando de procesar todo esto resta a la energía que debes emplear para aprender y crecer como persona. Por lo tanto, deberíamos ser mucho más selectivos en nuestro consumo de información de actualidad.

 

Ser abierto y escuchar las opiniones de otras personas es un gran desafío a veces, ¿verdad?

 

¡Por supuesto! Pero vale la pena. No debemos perder ninguna oportunidad de aprender; incluso con la negatividad, trato de tolerar y aprender.

 

¿Qué piensas sobre la justicia social a escala global?

 

El movimiento Black Lives Matter (que denuncia la violencia y discriminación que aún existe contra la población negra) ha mostrado cómo es todavía la vida cotidiana de muchas personas. Black Lives Matter no ha inventado el movimiento contra el racismo, pero ciertamente ha dado una urgencia aún mayor a la necesidad de acabar con este problema. Es el momento de detenernos en ello y preguntarnos: '¿qué dirección queremos tomar?' La conclusión es que las vidas de la gente negra importan. ¿Qué harán nuestras instituciones ahora para reconocer y apoyar este hecho?

 

La distancia entre generaciones parece ahora mayor que nunca. ¿Jóvenes y mayores han de comunicarse mejor?

 

Es uno de nuestros desafíos claves. ¿Qué es lo que realmente queremos? ¿queremos estar enojados los unos con los otros o deseamos ofrecer a las generaciones más jóvenes nuevas opciones e información que no teníamos antes? Necesitamos decidir que vamos a avanzar hacia las soluciones. Y si las que hemos desarrollado hasta ahora, ya sean tecnológicas o industriales, han tenido límites y efectos no deseados, deberíamos comprometernos a trabajar en ello, a hacerlo mejor. Hemos de confiar en nuestra capacidad de evolucionar y progresar.

 

¿Qué te inspiró a la hora de escribir el poema ‘Miss Coca-Cola Bottle’ hace unos años?

 

¿Te refieres a la descarada pieza que compuse cuando era mucho más joven y no era conocido? [Risas] La cultura popular ha vinculado la forma de la botella más mítica de Coca-Cola con las curvas de un cierto tipo de mujer. Un día estaba haciendo un brainstorming con un amigo sobre los temas que podrían hacer a la gente hablar de mí y de mi poesía, y surgió la analogía. Una botella de Coca-Cola está llena de alegría; una vacía tiene un significado completamente diferente.

 

La emisión en la BBC de la boda entre el Príncipe Harry y Meghan Markle comenzó con uno de tus poemas. ¿Cómo ocurrió esto?

 

Soy amigo de Harry desde hace años. Soy embajador de su organización benéfica, Sentebale, que ayuda a niños y jóvenes afectados por el VIH en África. Es fan de mi trabajo. Hemos trabajado juntos y somos buenos amigos.

 

¿A qué persona te gustaría conocer y compartir una Coca-Cola con ella?

 

A 50 Cent (rapero, compositor y actor estadounidense) a raíz de lo mucho que me documenté sobre él para uno de mis podcasts y lo mucho que me sumergí en su historia. La idea era informar a la audiencia sobre el concepto de explotación racial y el papel del trauma en el arte negro-africano; sobre cómo hablar de su música era hablar de una generación; y cómo inspiró a muchos jóvenes negros a canalizar sus experiencias a través de la música y las historias, algo que yo mismo he hecho.

 

Última actualización 30/07/2020