En 2006 llegó a España Coca-Cola zero azúcar, una bebida con el mismo sabor de la original pero sin azúcar. Y desde entonces nada volvió a ser lo mismo: ahora zero se escribe con zeta.

Zero se escribe con z