Cuando el futbolista Jimmy Durmaz fue objeto de centenares de insultos en su cuenta de Instagram, algunos de ellos racistas, por la falta que permitió a Alemania derrotar a Suecia en el Mundial de 2018, Coca-Cola en Suecia se unió a los centenares de personas que salieron en defensa del centrocampista.

El jugador del Toulouse, que había salido al campo un cuarto de hora antes del final del partido, derribó a Timo Werner al borde del área, una infracción que Toni Kroos transformó en gol para romper el 1-1.

"Siempre he recibido comentarios de odio en mis redes sociales, no hay peligro, que sigan haciéndolo. Cuando uno lo ha sufrido toda la vida, ya está acostumbrado, no me importa. Estoy aquí, orgulloso de representar a mi país", dijo a medios suecos el deportista, de origen asirio.

Los insultos a Durmaz -además de amenazas de muerte a él y su familia- provocaron numerosos comentarios de apoyo al jugador en la misma red social desde la que había sido objeto de los ataques, al igual que el apoyo expreso de varios de sus compañeros, bajo las etiquetas #backadurmaz y #viärsverige ("Somos Suecia"), el lema de la selección sueca de fútbol.

Coca-Cola en Suecia, que ya había lanzado latas especiales con motivo del Mundial con seis jugadores de la selección nacional, incluido Durmaz, decidió dar un paso al frente y recibió la inspiración de un mensaje de un fan del jugador vilipendiado en el que había reemplazado el "zero azúcar" de su Coca-Cola por la expresión "cero racismo".

Siguiendo su ejemplo, la compañía lanzó una edición limitada de latas de Coca-Cola zero azúcar en las que sustituyó la información descriptiva de la variedad por la leyenda "zero racismo" y que acabó jugando un papel fundamental en la campaña viral #backadurmaz.

Al mismo tiempo, Shanga Aziz, fundadora de la organización Locker Room Talk, que busca acabar con los comentarios sexistas y racistas que se vierten en los vestuarios de los centros donde los más jóvenes practican deporte, y de la que el propio Durmaz es embajador, convocó un acto de apoyo al futbolista en Suecia.

"Viendo todo el cariño que recibió Durmaz tras el partido, decidimos hacer algo", afirmó Aziz. "Dado que muchas personas se comprometieron y difundieron el hashtag #backadurmaz en las redes sociales, pensamos que tal vez todas ellas querrían unirse también a nosotros en un protesta contra el racismo".

Finalmente, Aziz recibió la autorización de las autoridades para celebrar la concentración y miles de personas se sumaron a ella.

Protesta contra el racismo
Momento de la protesta contra el racismo organizada por Locker Room Talk en Suecia.

También lo hizo Coca-Cola repartiendo gratuitamente “Coca-Cola Zero Racismo” entre los asistentes.

Coca-Cola contra el racismo
Durante el acto, los asistentes pudieron disfrutar de una Coca-Cola zero azúcar y "zero racismo".

Este artículo es una adaptación del publicado en Coca-Cola Journey Reino Unido