En The Coca-Cola Company seguimos evolucionando para convertirnos en una compañía total de bebidas. Eso significa que vendemos mucho más que Coca-Cola. Con la adquisición de Costa Limited, con sede en Reino Unido y presente en gran parte de Europa, África, Oriente Medio y Asia, hemos dado un paso importante hacia ese objetivo

Pero, ¿por qué Costa? ¿Por qué ahora?

Empecemos por la pregunta más sencilla, que es por qué ahora. La respuesta es igual de sencilla: porque nos ayuda a introducirnos en el mercado de las bebidas calientes. Con un 6% anual, el café es una de las categorías de bebidas con mayor crecimiento en el mundo. Es también una categoría muy amplia, que abarca desde máquinas expendedoras a cafeterías, de café en grano a cápsulas o café instantáneo. 

En resumen, el café es un gran negocio con muchos formatos, pero también un mercado notablemente fragmentado. No existe ninguna compañía en el mundo con una posición dominante en todo el mercado del café. Y eso incluye a Coca-Cola. Tenemos grandes marcas en categorías como los cafés listos para tomar (Georgia en Japón o Honest en España), pero carecemos de un amplio porfolio global. 

Hoy en día, con el crecimiento del café y las bebidas calientes, es más importante que nunca que Coca-Cola invierta en esta categoría, porque es el paso correcto para ofrecer a nuestros consumidores más bebidas que se adapten a sus gustos y su estilo de vida.

Así que, ¿por qué Costa? 

Porque Costa encaja perfectamente con nuestro deseo de incorporar una plataforma global de café que complemente nuestra oferta existente. 

He utilizado la palabra "plataforma" y no simplemente "marca" por una razón muy importante: Costa es mucho más que una marca, que su cadena de cafeterías o que sus máquinas expendedoras.

Una plataforma es todas esas cosas y mucho más. Costa posee una gran cadena de suministro, es un tostador de café de primera categoría, tiene una gran red de cafeterías y un gran sistema de máquinas expendedoras. También tiene una fuerte presencia en muchos países y en muchos canales de distribución claves en el mercado del café. 

Y, además, es una gran marca. Así que, con la adquisición de Costa, Coca-Cola tendrá mayor presencia en todo el mundo.

Finalmente, no quería dejar de comentar un par de aspectos interesantes. Las cafeterías de Costa, por ejemplo, son importantes para las ventas, pero también son cruciales para crear una marca que tenga éxito más allá, como en canales de consumo inmediato. Por ejemplo, Costa tiene un sistema de máquinas expendedoras de café llamado Costa Express con 8.000 de estas máquinas ya instaladas que tiene gran potencial de expanción.

Costa también ofrece café molido y en grano de gran calidad para restaurantes y cafeterías. Coca-Cola, por su parte, tiene una gran presencia en estos canales, así que exite la posibilidad de expandir esta parte del negocio y ofrecer este café a nuestros clientes y, por qué no, también para el consumo en casa. 

Por último, Costa abre grandes oportunidades en el mercado de las bebidas listas para beber. Coca-Cola ya ofrece café listo para bebier en algunos mercados, pero la marca Costa tiene el potencial para expandir este tipo de bebidas a muchos otros mercados. 

James Quincey, Presidente y CEO de The Coca-Cola Company
James Quincey, presidente y CEO de The Coca-Cola Company

Coca-Cola y Costa son dos negocios complementarios. Costa nos ofrece grandes oportunidades en el mercado del café y creemo firmememente que juntos podemos ser mejores. Hemos comprado Costa para hacer crecer el negocio y aumentar nuestra presencia en la categoría.

Al mismo tiempo, es muy importante que dejemos que Costa siga siendo Costa. Para ello, utilizaremos nuestro exitoso modelo "conectados-pero-no-integrados". Costa es un negocio muy diferente y queremos que sus empleados -desde los ejecutivos hasta los baristas- tengan claro que respetamos y valoramos su experiencia y conocimiento.

Son tiempos de cambio en nuestra industria. Estoy entusiasmado con la aquisición de Costa porque puede ayudar a que Coca-Cola se aún mejor. Juntos, Coca-Cola y Costa darán otro gran paso para convertirnos en una compañía total de bebidas

James Quincey es presidente y CEO de The Coca-Cola Company

Este artículo es una adaptación de Coca-Cola Journey Global