Cuando uno recorre los caminos que trazan otros, seguramente encuentre los destinos de los demás, pero no el suyo. Hace dos años, Coca-Cola Iberia detectó un cambio de tendencia en el consumo de combinados. “Las nuevas generaciones valoran más la calidad de las bebidas, los matices de sabor, la preparación y presentación. Quieren experimentar, enfrentarse a sensaciones diferentes. Había mucha ortodoxia en el mundo de los combinados y un cansancio de esa rigidez”, cuenta Paloma Cruz, Sparkling Brand Director de Coca-Cola Iberia. Así que decidieron crear algo nuevo para satisfacer a los amantes de “explorar otras rutas y vivir experiencias únicas”.

Tras el visto bueno de la división de Coca-Cola para Europa Occidental, un batallón de profesionales, orquestados por el equipo de marketing, se puso a trabajar. Como en anteriores ocasiones –la innovación es la marca España dentro del Sistema Coca-Cola-, apostaron por salirse de lo establecido y abrir camino. “La zona de confort está bien, pero cuando la abandonas, ocurren cosas maravillosas”, afirma Paloma.

Dos años después, el resultado de ese ir más allá es la bebida Royal Bliss, una gama de mixers premium de sabores complejos, con más de 40 matices, que provoca a los sentidos. No en vano bliss significa “felicidad absoluta”.

“Pensada por y para el consumidor español, Royal Bliss supone una nueva forma de entender el mundo de los mixers, desde la excelencia, el mimo y el cuidado del detalle. Va a revolucionar el mercado porque despierta sensaciones inéditas en cada sorbo y permite combinaciones infinitas”, asegura Paloma.

Royal Bliss

Paloma Cruz, Sparkling Brand Director de Coca-Cola Iberia, durante la presentación en exclusiva a los empleados de Royal Bliss. Foto: Marta Ortiz.

La historia de Royal Bliss: El inusual desembarco español en Bruselas

Obtener esta gama de sabores complejos no ha sido fácil, sino un proceso largo y costoso, durante el cual se han probado, en catas internas, test de consumidor y con paneles de expertos, cientos de prototipos, inspirados en las últimas tendencias de ingredientes en el mundo de la mixología, que se han ido perfeccionando hasta materializarse en las innovadoras propuestas que ahora ven la luz.

Prueba de ello es lo sorprendidos que se quedaron en el Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Coca-Cola para Europa, con sede en Bruselas, cuando vieron llegar a Isabel Gomis, Adults Senior Brand Manager de Coca-Cola Iberia, y a Beatriz Reverter, Commercialization & Supply Chain Manager en Coca-Cola Iberia, acompañadas de un experto bartender. Era la primera vez que ocurría algo así.

Los tres se presentaron en el centro en el que se preparan los prototipos de nuevas bebidas -que dispone de todos los ingredientes imaginables para ello- con varios tipos de destilados, un vaso medidor, un limón y una naranja, dispuestos a pulir las fórmulas que llevaban meses desarrollándose. “Queríamos terminar de refinar los prototipos, hacer las pruebas in situ y ver cómo los aromas, sabores y colores que teníamos definidos funcionaban al combinarse con los destilados”, explica Beatriz. “Estuvimos todo un día, junto a técnicos de la Unidad de Desarrollo de Producto de Bruselas, poniendo de aquí, quitando de allá, hasta quedarnos con las fórmulas cuyo sabor quedaba potenciado con la mezcla”.

Royal Bliss

Beatriz Reverter, Commercialization & Supply Chain Manager de Coca-Cola Iberia. Foto: Marta Ortiz.

“Si confían en el talento ibérico, sacamos adelante lo que sea”

Posteriormente, los test de consumidor y con paneles de expertos catadores inclinarían de forma definitiva la balanza al elegir sus fórmulas ganadoras. El resultado, las ocho variedades que ofrece la bebida Royal Bliss, desde el clásico reinventado Tonic Water y su versión zero azúcar, hasta la dulce y ácida Bohemian Berry Sensation, pasando por la Elegant Soda, el Exotic Yuzu, las opciones limón y naranja, y el Irreverent Gingerale. Y eso no es todo. “Se nos han quedado varios productos muy interesantes en el cajón. Es una gama con vocación de seguir sorprendiendo en el futuro, que continuará renovándose y proponiendo cosas nuevas”, adelanta Paloma.

Ahora sí, pasadas las pruebas con consumidores y expertos, y tras dos años de trabajo intenso, mucha ilusión y desvelos, el equipo de Coca-Cola Iberia podía decir que había nacido una nueva marca creada ex profeso para el mercado español y que se comercializará en exclusiva por el canal de hostelería para “continuar impulsando al sector”, según Paloma.

“España tiene credibilidad en el Sistema Coca-Cola porque lo que decimos, lo hacemos. Hemos demostrado a lo largo de los años que, si confían en el talento ibérico, somos capaces de sacar adelante lo que sea”, asevera.

Royal Bliss

Exotic Yuzu Sensation Tonic Water, una de las ocho variedades de Royal Bliss. Foto: Marta Ortiz.

Un diseño que despierta sensaciones

Creados los ocho mixers, había que ponerles cara y ojos. Varios meses llevó dar con la identidad visual que respirara la experiencia Royal Bliss. “Tenía que ser, como la propia marca, diferencial, así que nos volvimos a complicar la vida, algo que nos encanta”, comenta Isabel.

El elemento principal del diseño de las botellas es el anagrama, constituido por las iniciales de Royal Bliss, con la B invertida. “Costó, pero fue una suerte dar con él, una idea muy bonita de la empresa española De La Mata. También destaca el etiquetado, que por primera vez envuelve el cuello de las botellas. Cada uno de los envases tiene personalidad propia, un diseño diferente, que es limpio, transmite naturalidad y juega con distintas texturas para despertar sensaciones. Además, si uno se fija, hay poco espacio para la marca y mucho para la experiencia sensorial”.

Royal Bliss

Isabel Gomis, Adults Senior Brand Manager de Coca-Cola Iberia. Foto: Marta Ortiz.

Presentaciones clandestinas de Royal Bliss

Royal Bliss convivirá con otra tónica de Coca-Cola, Nordic Mist. “Ambas cubren espectros diferentes. Lo que buscamos es ampliar al máximo la oferta. En el caso de la bebida Royal Bliss, es una marca premium dirigida a aquellos clientes que cuidan la experiencia de consumo y a los que queremos ofrecer un amplio abanico de variedades que les permitan combinaciones infinitas”, señala Miguel Mula, gerente de Consumo Inmediato de Coca-Cola European Partners. Para atraerlos, el equipo comercial les presentó la nueva marca de una manera impactante. “En esto también hemos innovado hasta el último detalle”, manifiesta Camino González, Category Manager en Coca-Cola European Partners.

Durante casi tres semanas de enero de 2017, 500 clientes pudieron conocer en exclusiva Royal Bliss a través de “experiencias clandestinas” en nueve ciudades. “El comercial de Coca-Cola les fue a buscar a una hora convenida y, sin que supieran a dónde iban, les condujo a un restaurante montado para la ocasión en un lugar improbable, al que accedieron tras pasar por una galería de arte y abrir un cuadro con el sugerente título de Complicarse la vida es maravilloso”. Ya sentados a la mesa y durante un par de horas, tuvieron la oportunidad de probar los ocho mixers, acompañados de una serie de platos con los que maridaban.

La respuesta ha sido muy buena. “Ya era hora’, nos dicen. ‘Qué ganas de que fuera Coca-Cola la que nos ofreciera un portafolio en la categoría de mixers tan potente’. Somos un proveedor que mima mucho a la hostelería y esta es una propuesta de gama sin fisuras”, continúa Camino. “Queremos seguir dando a esos miles de pequeños, medianos y grandes hosteleros una variedad de productos con la que puedan salirse de la ruta establecida para continuar asombrando a sus clientes”, apunta por su parte Paloma.

Royal Bliss

Royal Bliss ofrece sabores complejos con más de 40 matices. Foto: Marta Ortiz.

Inspirar para componer, no para mezclar

En este caso, tan importantes como los clientes son los bartenders, expertos en el mundo de la mezcla y la coctelería que crean tendencia. Royal Bliss ha conseguido “enamorar” a 10 de los más reconocidos en España, que se convertirán en prescriptores de la marca. “Estos mixers son tan ricos en matices, tan versátiles y rompedores, que les inspiran para componer, no para mezclar, pues eso lo puede hacer todo el mundo, permitiéndoles crear sensaciones únicas dentro de su propio estilo”, resalta Isabel. “Además, se identifican con Royal Bliss porque ellos también han salido de su zona de confort, de la normalidad, poniendo chispa al momento”.    

Miguel reconoce que, antes de la bebida Royal Bliss, siempre habían tenido ganas de hacer más en la categoría de mixers. “Y cuando surgió la oportunidad de crear un nuevo proyecto y una nueva marca, no podíamos fallar”. Todas las áreas, según Camino, han estado “absolutamente implicadas en el proceso y emocionadas”. Y si había algún pero, “al minuto esas personas querían participar y que todo saliera bien; la verdad es que hemos hecho historia dentro de la compañía con este lanzamiento”.

Miguel constata: “Hay una frase que dice: ‘Cuidado con lo que deseas que puede suceder’. Royal Bliss era el sueño de todos nosotros y hoy es una realidad”.