Sprite nació en una calurosa tarde de 1961 en Estados Unidos para refrescar al mundo con un sabor diferente -a España llegaría entre 1975 y 1976-. Casi sesenta años después, hoy sigue conquistando a los consumidores con su inigualable sabor a lima limón y su personalidad única, joven y atrevida, dando pasos adelante para continuar siendo una marca de referencia. Es lo que acaba de hacer en nuestro país, donde estrena nueva imagen, nuevo sabor -Lima limón y hierbabuena- y una variedad sin azúcar mejorada.

“Sprite es una bebida ideal para calmar la sed en cualquier momento, tomarla en las comidas o combinarla como uno quiera, pero es que, además, no lleva conservantes ni colorantes, tiene un 100% de aromas naturales y es baja en azúcar”, destaca Óscar González Ramírez, Brand Manager de Sprite.

Introducida primero en Canarias a su llegada a España en los años setenta, cuenta con un 70% menos de azúcar que el resto de bebidas refrescantes de lima limón del mercado. Y lo hace desde que se reformulara en 2014. “Entonces hicimos un gran esfuerzo de innovación que nos permitió reducir en un 80% el porcentaje de azúcar”, reconoce Óscar.

Sprite bajo en azúcar

“Ante esta ventaja competitiva, unida a la creciente preocupación de los consumidores por su salud, hace unos meses decidimos embarcarnos en un cambio de diseño de los envases de Sprite que nos permitiera renombrar nuestras variedades en aras de una mayor y mejor información a los consumidores sobre nuestros productos”, explica Óscar. Así, gracias al nuevo diseño -una apuesta por el verde y amarillo como colores primarios para resaltar el carácter refrescante de Sprite-, la variedad original pasa a llamarse ‘Sprite bajo en azúcar’ y la zero, ‘Sprite sin azúcar’.

Una nueva imagen con la que la información descriptiva de todas las variedades no solo es más clara, sino también más visible. A través de una banda en la parte superior de los envases, los consumidores pueden elegir entre 'Sprite bajo en azúcar’, 'Sprite sin azúcar' y 'Sprite lima limón y hierbabuena’, destacándose en la parte frontal de todas las opciones que tienen “100% aromas naturales” y son “sin conservantes” y “sin colorantes”.

En el caso de las botellas PET, se ha rebajado un 75% su coloración verde para mostrar “la propuesta franca y directa que es Sprite en cuanto a ingredientes: agua carbonatada, edulcorantes, poco azúcar y aromas naturales de limón y lima. Para quien no la haya visto nunca, Sprite es una bebida de color puro y transparente”, comenta Óscar.

Ofrecer más opciones de bebidas al consumidor

No solo eso, sino que quienes quieran disfrutar del placer burbujeante de beber Sprite sin calorías, cuentan ahora con una versión mejorada de Sprite sin azúcar. “Eso sí, con el auténtico sabor de siempre”, apunta Óscar.

Y para los amantes de nuevas experiencias, llega Sprite lima limón y hierbabuena, sin azúcar, con aromas naturales de limón y lima, y extracto de hierbabuena. “Igual que Fanta hace innovación con sabores de fruta, Sprite la ha hecho con la parte más botánica”, dice el también Brand Manager de Fanta. “¿Por qué el sabor hierbabuena? Sencillamente por su gran aceptación entre los consumidores españoles”.

Sprite lima limón hierbabuena
Sprite lima limón y hierbabuena, sin azúcar, con aromas naturales de limón y lima, y extracto de hierbabuena

“En definitiva, el objetivo es facilitar las posibilidades de elección del consumidor para que escoja aquel Sprite que mejor se adapte a sus necesidades y estilo de vida”, asegura Óscar. Una aspiración que se enmarca dentro de la Ruta hacia el Futuro de The Coca-Cola Company y su nueva estrategia de sostenibilidad, en las que el consumidor se sitúa en el centro para ofrecerle más opciones de bebidas, información más detallada de cada producto, así como innovaciones en nuevas bebidas y envases.

Anualmente se consumen en España unos 53 millones de litros de Sprite, lo que la sitúa como una de las principales marcas de Coca-Cola en España. Joven y arriesgada como es, quiere ir más allá. La ambición de futuro de la siempre original Sprite es clara, según confiesa su Brand Manager. “La verdad es que nos gustaría convertirnos en la primera bebida de refrescos carbonatados sin variedad azucarada. Y creo que lo conseguiremos”.