Nunca se es demasiado joven ni demasiado viejo para emprender porque el entusiasmo, la ilusión y el talento nada tienen que ver con la fecha de nacimiento. De hecho, el 62% de los españoles de entre 55 y 64 años reconocen que, a más edad, más ganas tienen de hacer cosas, según el estudio Un país con ganas elaborado por Metroscopia para Aquarius. Incluso uno de cada tres jubilados manifestó su firme intención de embarcarse en nuevos proyectos profesionales en 2019.  

Pese a este empuje, la mayoría de becas, ayudas y programas de apoyo al emprendimiento van dirigidos a los jóvenes. Así, con el objetivo de superar estereotipos, romper una lanza a favor de la inclusión e impulsar esta energía y este espíritu emprendedor sénior, Aquarius lanzó en 2017 el Programa Imparables. Se trata de las primeras becas dirigidas a emprendedores sociales mayores de 60 años -excedentes de experiencia y conocimiento, motores del cambio como los jóvenes-, enmarcadas dentro de la apuesta de Coca-Cola por la diversidad.

En su apuesta por la diversidad, Coca-Cola lanzó en 2017 el Programa Imparables de Aquarius para impulsar el emprendimiento entre los mayores de 60 años

John Pemberton estaba ya casi pensando en jubilarse cuando en 1886 desarrolló la fórmula original de Coca-Cola. Como él, muchos otros emprendedores apostaron por crear algo nuevo -y alcanzaron el éxito- a una edad avanzada. Además, el aumento de la esperanza de vida hará que millones de personas mayores sigan trabajando y consumiendo, lo que generará nuevas industrias para servirles y nuevos emprendedores, muchos de ellos séniores, que encontrarán oportunidades donde nadie pensó que podría haberlas.

Dos generaciones y un único objetivo

Becas Aquarius 'Nos morimos por vivir'
Jóvenes emprendedores de éxito ayudan a los finalistas de Imparables a dar forma a sus ideas de emprendimiento social.

Cada año se presentan al Programa Imparables de Aquarius decenas de proyectos de marcado carácter social que buscan avanzar hacia la diversidad y la inclusión social, o la sostenibilidad. De ellos, cinco son seleccionados para dar la oportunidad a sus artífices de hacer realidad sus ideas.  

A partir de ese momento, cada finalista recibe 2.000 euros como capital semilla y el apoyo y asesoramiento de uno de los cinco jóvenes emprendedores de éxito que colaboran con Coca-Cola en la iniciativa: Jaime Garrastazu, co-fundador de Pompeii; María Fernández, creadora de Uniqshoes; Daniel Jiménez, impulsor y fundador de Waynabox; Pablo Ruibal, creador de Boatjump; y Gala Freixa, fundadora de Sheedo.

La iniciativa se caracteriza por la colaboración intergeneracional, pues los finalistas reciben la mentoría de jóvenes emprendedores de éxito para dar forma a sus proyectos

Una colaboración intergeneracional que resulta muy enriquecedora por la cantidad de sinergias que se producen cuando mayores y jóvenes se enfocan en el objetivo común de dar forma a un proyecto, y ahonda en el compromiso de Coca-Cola de contribuir a una sociedad más diversa e inclusiva.  

Además de esta mentoría, los finalistas reciben un refuerzo formativo para mejorar la capacitación necesaria para emprender. Una formación específicamente diseñada por el equipo de emprendedores séniores 50Pro, liderado por Carlos Molina. Asimismo, tienen la posibilidad de disfrutar de clases magistrales de profesionales de alto nivel que les ayudan a definir sus planes de negocio y garantizar su viabilidad.

Ganan las ganas: emprendedores séniores imparables

Tercera edición del Programa Imparables de Aquarius
José Manuel de Ben, ganador de la tercera edición del Programa Imparables.

Tras la fase de tutorización, embargados por los nervios y la emoción, los cinco finalistas presentan sus iniciativas ante un jurado. Y lo cierto es que, cada año que pasa, estas ganan en altura. La última en conquistar al jurado fue la de José Manuel de Ben, de 69 años, ganador de la tercera edición con su proyecto de crear una red de puntos limpios para reutilizar y reciclar los residuos plásticos procedentes de la impresión 3D. De Ben recibió otros 3.000 euros como capital semilla para materializar su sueño.

El Programa Imparables de Aquarius demuestra que emprender no tiene edad y aboga por cambiar la forma de entender el envejecimiento

Un año antes se convertía en vencedor Fernando Irujo con su bicicleta de bielas extensibles para promover la actividad física entre personas con movilidad reducida. Mientras que en la primera edición lo fueron Gabriela Waisberg y Elsa Varona con su idea de crear talleres para dar herramientas a los abuelos para mejorar y disfrutar más de la relación con sus nietos.  

Fernando Irujo, ganador del Programa ‘Imparables’ de Aquarius
Fernando Irujo posa con su bicicleta de bielas extensibles. Foto: Alberto Estudio Fotográfico

Como vemos, no por cumplir años se pierden la ilusión ni las ideas. Es más, uno está cargado de vivencias que enriquecen sus propósitos. Lo que muchas veces faltan son oportunidades para que los brillantes proyectos de emprendedores mayores reciban la atención que merecen. Desde 2017 Coca-Cola trata de ponerlos en valor y cambiar la forma de entender el envejecimiento, que no consiste en poner años a la vida, sino vida a los años, como demuestran todos los imparables de Aquarius.

Cómo participar en el Programa Imparables de Aquarius

Las personas interesadas en participar en la iniciativa pueden hacerlo a través de la página web de Aquarius y de la web de Ashoka, referente internacional en emprendimiento social. Solo es necesario rellenar un formulario y cumplir las bases legales.