En una campaña de 1977, Coca-Cola en España regaló macetas con flores y puso en marcha una promoción de álbumes con imágenes de plantas que se podían encontrar en los tapones de rosca de las botellas. La primera campaña, de 1971, tuvo como nombre Plante una flor. Seis años después se lanzó de nuevo, esta vez bajo el lema Una flor, un refresco para la vista. Con estas acciones, Coca-Cola en España animaba a cuidar la naturaleza. Cuando todavía no se hablaba tanto sobre el respeto al medio ambiente, la marca lanzaba un mensaje en favor de la ecología.

El poder refrescante de una flor
Imagen de la campaña ‘Plante una flor’ publicada en la revista ‘Blanco y Negro’ de ABC el 13/03/1971 / cedido de sus archivos.