Desear que las cosas cambien no produce por sí solo ningún resultado: indudablemente hay que actuar, lo que tiene además un efecto contagioso y multiplicador. Con este planteamiento, hace tiempo que Coca-Cola decidió pasar del compromiso a la acción y utilizar su presencia en más de 200 países y territorios, así como la fuerza de sus marcas, para ayudar a construir un mundo más sostenible para las generaciones futuras.

Desde 2010, la compañía viene intensificando sus esfuerzos en este sentido, y ahora da un paso más: inaugura Avanzamos, una nueva estrategia de sostenibilidad con unos objetivos muy concretos para 2025.

Esta nueva estrategia pivota sobre seis ejes principales: bebidas, envases, sociedad, agua, clima y cadena de suministro. Los desgranamos a continuación:

Actuamos sobre nuestras bebidas

La nueva Estrategia de Sostenibilidad de Coca-Cola: actuando sobre las bebidas
Coca-Cola ofrecerá a los consumidores una mayor variedad de bebidas.

En el caso de una empresa como Coca-Cola, presente en prácticamente todas partes y conocida por casi todo el mundo, es esencial seguir escuchando. Por eso, Coca-Cola está evolucionando para convertirse en una compañía total de bebidas que ofrezca a los consumidores una mayor variedad de opciones con un menor contenido de azúcar o sin azúcar. 

La meta es reducir en un 10% el azúcar promedio por litro en la oferta de bebidas en los mercados de Europa Occidental entre 2015 y 2025. Para España en particular, las previsiones son aún más ambiciosas: se alcanzará el 12% dado los avances que ya se han logrado localmente. Además, la nueva estrategia marca acciones concretas en este plano, entre ellas lograr que en 2025 el 50% de la ventas corresponda a bebidas bajas en o sin calorías. Este objetivo puede ser fácil de alcanzar ya que Coca-Cola en España ya ofrece una versión sin azúcar añadido en cada una de las marcas que comercializa.

En esta línea, los consumidores tendrán a su disposición más envases de menor tamaño e información clara y sencilla para que pueden controlar su ingesta de azúcar. Asimismo, Coca-Cola continuará con su compromiso de no realizar publicidad dirigida a menores de 12 años, incluido dentro de su política de marketing responsable.

Actuamos sobre nuestros envases

La nueva Estrategia de Sostenibilidad de Coca-Cola: actuando sobre los envases
Para que ninguno de sus envases termine como residuo, Coca-Cola colaborará con organizaciones locales y nacionales para la recogida del 100% de sus latas y botellas.

Los océanos se están convirtiendo en gigantescos vertederos por las toneladas de basura que van a parar allí. La mayoría son plásticos, pero también hay muchos envases. Precisamente, para que ninguna de las latas y botellas de Coca-Cola termine como residuo, especialmente en el mar, la compañía establecerá colaboraciones con organizaciones locales y a nivel nacional para la recogida del 100% de sus envases.

Aunque el 100% de los envases de Coca-Cola son reciclables (las latas y botellas PET) o reutilizables (las botellas de vidrio para hostelería), y todos contienen materiales reciclados o de fuentes orgánicas, la compañía trabajará para que, al menos, el 50% del material empleado para los envases PET provenga de plástico reciclado.

Además, se esforzará por liderar la innovación en envases sostenibles, tanto en lo que se refiere a materiales renovables como a la reducción de los residuos provenientes de sus envases.

Sin embargo, no se trata solo de innovación, sino también de educación y sensibilización ambiental. Así, Coca-Cola utilizará la capacidad de penetración de sus marcas para generar una cultura del reciclaje entre proveedores, clientes y consumidores.

Actuamos en la sociedad

La nueva Estrategia de Sostenibilidad de Coca-Cola: actuando en la sociedad
Coca-Cola trabajará para que sus empleadas ocupen, al menos, el 40% de los puestos directivos y para fomentar la capacitación personal y profesional de jóvenes y mujeres.

Desde hace décadas, Coca-Cola intenta ser una fuerza positiva también en lo social, tanto para sus propios empleados -que hacen posible el éxito de la compañía- como para las comunidades en las que opera.

En este sentido, el mundo, sin duda, sería un lugar mejor con el empoderamiento de las mujeres, motores del progreso económico y social. Desde este convencimiento, Coca-Cola viene fomentando una cultura diversa e inclusiva dentro de su negocio y, para promover la igualdad de género y el talento femenino, tratará de que las mujeres ocupen, al menos, el 40% de los puestos directivos.

Otro de los colectivos que más apoyo requiere es el de los jóvenes. Con objeto de mejorar su empleabilidad, así como sus habilidades y la confianza que necesitan para tener éxito, Coca-Cola continuará desarrollando programas para su capacitación personal y profesional.

Una contribución a la sociedad que se verá ampliada con la participación de empleados de Coca-Cola en programas de voluntariado y a través de alianzas con las comunidades locales.

Actuamos sobre el agua

La nueva Estrategia de Sostenibilidad de Coca-Cola: actuando sobre el agua
Uno de los objetivos de la compañía en materia de agua es reducir en un 20% la cantidad de agua que utiliza en el proceso de fabricación de las bebidas.

El agua no solo es el ingrediente principal de las bebidas de Coca-Cola, sino también un recurso escaso que hay que cuidar, por lo que la compañía viene adoptando un enfoque responsable en la utilización del agua a lo largo de toda su cadena de valor.

En 2010, se propuso devolver a la naturaleza el 100% del agua contenida en sus bebidas para 2020 a través de diversas actuaciones y proyectos medioambientales en zonas con estrés hídrico. Un objetivo que logró cumplir a nivel global en 2015, cinco años antes de lo previsto.

También se ha marcado como meta poner especial atención en proteger los recursos hídricos con el fin de preservarlos para futuras generaciones, reducir en un 20% la cantidad de agua que emplea en los procesos de fabricación de las bebidas y abordar el impacto que tiene el uso de este bien tan valioso en su cadena de suministro.

Actuamos sobre el clima

Los esfuerzos de Coca-Cola para luchar contra el cambio climático
Coca-Cola se esforzará por reducir a la mitad las emisiones directas de carbono en sus operaciones.

La lucha contra el cambio climático es quizás el mayor desafío al que se enfrenta en estos momentos la Humanidad, y es tarea de todos: gobiernos, empresas y sociedad civil.

Mientras desarrolla su actividad, Coca-Cola aporta su granito de arena y se esfuerza por combatir el calentamiento global usando fuentes de energía más limpias y respetuosas con el medio ambiente.

De hecho, ya utiliza energía 100% renovable. Su compromiso de seguir haciéndolo se suma al objetivo de reducir en un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero en sus operaciones y en un 35% las de toda su cadena de valor.

Actuamos en la cadena de suministro

La nueva Estrategia de Sostenibilidad de Coca-Cola: actuando en la cadena de suministro
La compañía adquirirá sus principales ingredientes y materias primas de manera responsable y sostenible.

El compromiso social y ambiental de Coca-Cola va más allá de la propia compañía y se extiende también a su cadena de suministro para que esta sea responsable y sostenible.

Así, la compañía se ha propuesto la meta de que el 100% de sus principales ingredientes agrícolas y materias primas provengan de recursos sostenibles en 2020.

También seguirá incorporando a su cadena de suministro su compromiso con la sostenibilidad, la ética y el respeto a los Derechos Humanos a través de la aplicación de sus Principios Rectores para Proveedores y sus políticas en materia de Derechos Humanos.