Desear que las cosas cambien no produce por sí solo ningún resultado. Así, ante el insostenible modelo económico lineal de producir, usar y tirar, se hace necesario curvar esa línea hacia un modelo circular, en el que se de utilidad a los residuos y se reintegren en el sistema.

En este sentido, hace tiempo que Coca-Cola en España pasó del compromiso a la acción para ser parte de la solución, poniendo en marcha diversas medidas e iniciativas para promover la transición hacia una economía circular. Entre ellas destaca Mares Circulares, que arrancó en 2018, tanto por lo ambicioso de sus objetivos como por ser un proyecto en red que trasciende la propia compañía.

Mares Circulares se centra en tres áreas de actuación: limpieza de costas, fomento del reciclaje e impulso de la economía circular

Tras un primer año de logros, esta iniciativa de Coca-Cola en España para limpiar playas y mares de residuos, fomentar el reciclaje e impulsar la economía circular inicia ahora su segunda edición ampliando su radio de acción. Y lo hace, como en 2018, de la mano de más de 170 organizaciones públicas y privadas, así como de un comité de expertos.

“Este proyecto de alianzas está en evolución. Hay que seguir trabajando en el marco de la economía circular para garantizar la sostenibilidad futura de nuestros mares”, asegura la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola en España, Ana Gascón.

Objetivos de Mares Circulares
Pulsa la imagen para ver a tamaño completo

Lo urgente: limpiar playas y mares

Al igual que el año pasado, lo más urgente para la compañía es retirar los residuos de aquellos lugares en los que nunca debieron estar: las playas, las reservas marinas y el fondo de mares y océanos. Para ello, Coca-Cola en España vuelve a apoyarse en tres organizaciones que llevan años implicadas en acciones de intervención directa para alcanzar el equilibrio y la sostenibilidad en los mares: la Asociación Chelonia, la Fundación Ecomar y la Asociación Vertidos Cero. Así, si en 2018, con la ayuda de Ecomar, Chelonia y otras entidades, se logró movilizar a 5.314 voluntarios para limpiar 82 playas de España y Portugal, esta vez serán más de 5.500, que trabajarán en más de 80 arenales.

Intervención y voluntariado
La recogida de residuos en costas, reservas y fondos marinos de la mano de ONG ambientales y con la ayuda de miles de voluntarios es uno de los ejes principales de este ambicioso proyecto.

Solo una parte de la basura marina consecuencia de las actividades terrestres regresa a la costa, mientras que otra queda flotando en el mar, pero como tantas otras cosas invisibles a nuestros ojos, la mayoría inicia un viaje hacia el fondo en el que va desintegrándose poco a poco sin llegar a desaparecer del todo, causando graves daños al ecosistema marino. Para protegerlo, y con la ayuda de buzos y marineros voluntarios, Chelonia contribuirá a la conservación de 10 reservas marinas de España, dependientes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y de un espacio natural en Portugal, localizado en Azores. Como novedad, a estas reservas se sumarán otras 10 áreas protegidas, pertenecientes a la Red Natura 2000.

“La predisposición de pescadores y buzos es excelente”, señala el presidente de Chelonia, Manuel Merchán. “Cada vez se habla más sobre esta problemática y la gente, sobre todo la que tiene tanta relación con el mar, está más concienciada”.

Lo primero es retirar los residuos de los lugares donde nunca debieron estar: las playas, las reservas marinas y el fondo de mares y océanos

Además, en colaboración con Vertidos Cero y gracias a 70 barcos de cofradías pesqueras de 15 puertos de España y Portugal (en 2018 fueron 12), se extraerán residuos de las profundidades de los fondos marinos, en su mayoría plásticos. En el Atlántico trabajarán pescando envases y demás residuos por debajo de los 100 metros y en el Mediterráneo en cotas por debajo de los 80 metros. “Vamos a llegar a zonas que no son accesibles de otra manera. Los buceadores no pueden trabajar más allá de los 20 metros de profundidad”, apunta la directora de proyectos de Vertidos Cero, Estíbaliz López-Samaniego.

Lo importante: fomentar el reciclaje

Sensibilización y formación para el reciclaje
Otro de los pilares fundamentales de Mares Circulares es formar y sensibilizar a la población, especialmente a los más jóvenes, sobre la necesidad de reciclar para no contaminar el entorno. Foto: Gogo Lobato / Azul Media

De nada sirve, sin embargo, retirar del medio ambiente botellas, latas, colillas o redes si no se instaura entre los ciudadanos una cultura del reciclaje que evite nuevamente la contaminación de playas y mares. Con este objetivo, una jaima sostenible volverá a recorrer algunas de las playas más concurridas de España y Portugal para repartir materiales y celebrar talleres de reciclaje y economía circular.

Una labor de sensibilización y formación que se extenderá también a miles de niños y adultos a través de charlas en colegios y ayuntamientos de 25 municipios de España y Portugal, así como en cinco fábricas de Coca-Cola en España. El objetivo es llegar a cifras similares a las de 2018, cuando se formó y sensibilizó sobre la importancia de cuidar nuestro entorno a 18.269 personas.

El segundo paso es formar y sensibilizar a la población, especialmente a los más jóvenes, sobre la necesidad de reciclar para no ensuciar

"Desde luego que son importantes los kilos de residuos que recogemos, pero es mucho más importante la concienciación que vamos creando, sobre todo entre las nuevas generaciones. Se la llevan a casa, la comparten con su entorno y va creciendo con ellos", dice Theresa Zabell, presidenta de Ecomar y ex regatista, dos veces campeona olímpica.

El futuro: impulsar la economía circular

 Mejora del conocimiento y búsqueda de soluciones
Mares Circulares pretende también impulsar la investigación científica para encontrar soluciones al problema de la basura marina.

Siguiendo con ese modelo circular en el que, imitando los ciclos de la naturaleza, nada se pierde y todo se transforma, el siguiente paso es reintegrar los materiales usados en el propio sistema. De este modo, al igual que en la primera campaña de Mares Circulares, los residuos recogidos se separarán y clasificarán para su posterior reciclaje y valorización. En el caso del plástico PET, Coca-Cola en España lo reintegrará en su cadena de valor, ya sea en forma de nuevos envases o artículos de merchandising, dándole nuevos usos.

Igualmente importante es convertir los residuos en recursos al reciclarlos para dar lugar a otros productos, o reutilizarlos

Además, durante esta edición volverán a recabarse datos científicos y a ponerse a disposición de los investigadores, en aras de mejorar el conocimiento sobre el problema de la basura marina. En este sentido, en la campaña de 2019 se duplicará la monitorización de cada una de las más de 80 playas seleccionadas -pasando de una a dos al año-. Según resalta la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola en España, "Mares Circulares es una iniciativa transparente de base científica para que todos los datos recogidos de acuerdo a sistemas homologados nutran la mirada hacia el futuro de los investigadores y, entre todos, podamos llegar a soluciones".

Precisamente, para avanzar en ello, Coca-Cola en España apoyará tres estudios científicos de la Universidad de Valencia, la Universidad San Pablo CEU y la Universidad de Cádiz,  que se suman a los otros tres realizados en 2018 en estas mismas instituciones académicas.  

Pero en esta búsqueda de respuestas, tan importante como los avances científicos es el desarrollo de un tejido empresarial que reme en la misma dirección. Así, y de la mano de Chelonia, en 2019 se celebrará la segunda edición del concurso Mares Circulares para impulsar aquellas iniciativas empresariales que aporten innovaciones. El premio tiene una dotación total de 5.000 euros netos y, como novedad de este año, se aceptarán candidaturas en portugués. El proyecto ganador de la primera edición fue PlasticFam, que propone usar la vegetación marina de la Bahía de Cádiz como barrera natural para evitar que el plástico llegue a las costas.

Juntos por un mundo más sostenible

Juntos por un mundo más sostenible
Con la colaboración de todos, un mundo más sostenible es posible. Foto: Jakob Owens

Mares Circulares se enmarca dentro de Avanzamos, la estrategia de sostenibilidad de Coca-Cola en España, entre cuyos objetivos figuran recoger el equivalente al 100% de las latas y botellas comercializadas, apostar por la innovación en envases sostenibles y fomentar la cultura de la reutilización y el reciclaje.

Mares Circulares apoya la investigación científica para encontar soluciones al problema de la basura marina

Más allá de estas metas, no obstante, Mares Circulares es sobre todo un ejemplo de colaboración entre voluntarios, pescadores, ONG y entidades públicas y privadas que trabajan en red para limpiar los residuos de nuestras costas y mares. También es un claro ejemplo de cómo sellando alianzas y despertando voluntades a través de la concienciación se pueden generar grandes cambios en el medio ambiente.

Proyecto cofinanciado por The Coca-Cola Foundation