Si sonríes la próxima vez que compres una Coca-Cola en una máquina expendedora en China, esta puede que te responda de la misma manera, especialmente si reciclas después el envase.

Gracias a las últimas tecnologías de reconocimiento facial y a un sistema interactivo de voz, la máquina expendedora VenCycling hace que la compra y el posterior reciclaje de una variedad de bebidas de Coca-Cola sean más  eficientes.

Apoyada en la inteligencia artificial, a través de sus ojos -uno que distribuye bebidas y otro que recoge envases usados- VenCycling ofrece un incentivo inteligente para que los consumidores reciclen latas o botellas de plástico. A cambio, reciben créditos que pueden usarse para obtener más bebidas o productos fabricados con plástico reciclado.

Hacia un mundo sin residuos
Más de 200 global shapers de todo el mundo debatieron sobre cómo contribuir a un mundo sin residuos a través de la innovación en el evento Global Shapers celebrado durante la última Reunión Anual de los Nuevos Campeones del Foro Económico Mundial, en Tianjin (China).


"Contemplamos un sistema que permita que las máquinas expendedoras también recolecten envases usados", según Shell Huang, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de Coca-Cola en Asia Pacífico, que presentó esta innovación en la Reunión Anual de los Nuevos Campeones del Foro Económico Mundial que se celebró en septiembre pasado en la ciudad china de Tianjin. "Ayudará a mejorar la conciencia medioambiental y a promover el hábito del reciclaje".

Innovaciones como la máquina VenCycling están en línea con la estrategia global de The Coca-Cola Company en materia de envases, World Without Waste (Un Mundo Sin Residuos). El plan tiene como eje central un ambicioso objetivo: la compañía, junto a sus más de 200 socios embotelladores, se ha propuesto recoger y reciclar el 100% del equivalente a todas las latas y botellas que comercialice a nivel mundial para el año 2030.

Por un mundo sin residuos
Un asistente a la Reunión Anual de los Nuevos Campeones del Foro Económico Mundial se interesa por las otras vidas de una botella PET tras su reciclaje en el estand 'Un mundo sin residuos' de Coca-Cola.


"VenCycling es una innovación de The Coca-Cola Company para la consecución de ese reto", señaló por su parte Jiantao Zhang, vicepresidente de Coca-Cola en China y Corea. "Emplearemos la eficiencia de nuestro negocio para contribuir al desarrollo sostenible de China".

Peiyuan Guo, cofundador y gerente de SynTao, una consultora en sostenibilidad corporativa de Pekín, afirmó que una manera de fomentar el desarrollo sostenible es replantear los plásticos como un recurso de fabricación con una vida posbotella, pues el plástico reciclado puede ser transformado en otros bienes de consumo.

"Con VenCycling -concluyó- Coca-Cola en China ha dado un paso al introducir los envases en la cadena de valor de la economía circular".

Este artículo es una adaptación del publicado en Coca-Cola Journey Global