“Una pregunta, Sofía. ¿Sabrías decirme en qué contenedor tendríamos que tirar esta botella de plástico?”. La niña, pensativa, mira a la monitora que acaba de preguntarle y contesta segura: “¡Al amarillo, el de los envases!”.

Sofía lo sabe gracias al taller educativo que ha recibido en la Playa de la Fragata en Sitges, la primera localización de todas por las que pasará la jaima sostenible de Mares Circulares, el proyecto de limpieza de costas y sensibilización ambiental de Coca-Cola en España, enmarcardo en su estrategia de sostenibilidad Avanzamos.

Imagen 360 interactiva de la jaima sostenible. Desliza para navegar. Foto: Marta Ortiz.

Itinerante por varias playas de España y Portugal, esta jaima tiene como objetivo sembrar la semilla de la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente en cualquier persona, de niños a mayores.

Taller infantil de la jaima sostenible
En este taller, los niños se conciencian sobre los residuos en el mar y aprenden a reciclar.

Y es que mientras Sofía está aprendiendo al mismo tiempo que juega con una sopa de letras o un laberinto, sus padres pueden, a tan solo un metro de distancia, conocer más sobre el proyecto de limpieza de costas de Mares Circulares y asimilar algunos datos muy interesantes de manera interactiva. Por ejemplo, que si no reciclamos correctamente una pila, esta tardará en degradarse alrededor de 1.000 años.

En esta adaptación interactiva se puede ver cómo, a través de un sencillo juego, podemos comprender la magnitud del problema de los residuos en nuestros mares y la manera en la que, desde Mares Circulares, se ha puesto en marcha un plan de acción, cuya segunda edición ha comenzado este verano.

Coca-Cola sabe que es tan primordial para nuestros mares las acciones urgentes (limpieza de costas, intervenciones en espacios críticos, actividades de conservación en reservas y espacios naturales), como lo importante: sensibilizar a todas las personas sobre la importancia de cuidar el medio ambiente a través del reciclaje e impulsar la economía circular.

Para ello, desde la jaima sostenible trabajan voluntarios que se acercan a las playas para que los bañistas participen en los talleres y sepan en qué contenedor deben reciclar sus residuos. Especialmente el plástico, uno de los materiales que más abundan, por desgracia, en los océanos y que puede tener nuevos usos.

El plástico tiene nuevas vidas

En la misma jaima, se encuentra instalado un reciclómetro en forma de botella gigante donde se puede depositar el plástico para su reciclaje y posterior reintegración en la cadena de valor.

Al lado de esta estructura, podemos ver algunos de los nuevos usos de este plástico: por ejemplo, podemos construir una silla con 111 botellas de PET reciclado de 1.000 ml, una tabla de surf con 756 botellas de 1.500 ml o incluso una barca de 5,5 metros de longitud con 7.000 botellas de PET de diferentes tamaños.

El plástico recogido se reintegra en la cadena de valor gracias a su reciclaje en forma de bolsas, mochilas e incluso zapatillas deportivas

Algunos de estos productos hechos con PET reciclado también los encontramos en una pequeña exposición situada en la jaima: desde una de las sillas utilizadas en las oficinas de Coca-Cola en Madrid hasta una bolsa ideal para la playa pasando por carteras, mochilas, e incluso las zapatillas deportivas que llevan los voluntarios que trabajan dentro de la jaima.

Más de 80 acciones de recogida de residuos en 2019

Los ciudadanos que visiten la jaima sostenible de Mares Circulares este verano también pueden ver un mapa con las más de 80 acciones de recogida de residuos que Coca-Cola ha organizado en diferentes puntos de España y Portugal.

Mapa de la jaima sostenible
Mapa con las acciones de recogida de residuos de Mares Circulares.

Destacan, en su mayoría, las limpiezas en playas y espacios marinos, pero Mares Circulares también realiza acciones de apoyo en reservas marinas, limpieza con cofradías pesqueras y acciones de sensibilización como la propia jaima.