Coca-Cola y Fundación Ecomar se unen un año más para llevar a cabo la campaña de limpieza de costas, una iniciativa creada para concienciar a los más pequeños sobre la importancia de mantener limpios el mar y la playa, reciclando los residuos en los contenedores correspondientes. 

Theresa Zabell, ex-regatista olímpica y presidenta de la Fundación Ecomar, resalta que "el objetivo es doble, por un lado acercar a los niños al mundo del mar, para que puedan disfrutar lo que tiene que ofrecerles y, por el otro, enseñarles a cuidar el mar en todos los aspectos". 

Coca-Cola, 6 años colaborando con la campaña de limpieza de costas

 "El trabajo que hace Theresa con los chavales es muy interesante. Más allá de la limpieza de costas, que beneficia a la comunidad, se trata de un asunto de sensibilización y educación" destaca Juan José Litrán, Director de Relaciones de Corporativas de Coca-Cola Iberia, "porque todo lo que se tiene como vivencia infantil, acaba incorporado como un valor a tu personalidad". 


El esfuerzo de los niños tienen doble recompensa, pues además de ayudar a mantener las costas limpias, Coca-Cola se ha comprometido a transformar cada kilo de residuo recogido en productos que se destinarán el Banco de Alimentos, que también ha estado muy involucrado en la campaña, con charlas a los niños explicando la importante labor que desempeñan. 

El año pasado, por ejemplo, los 221 niños participantes y los voluntarios de la Fundación Ecomar lograron recoger 1.251 kilos, que se convirtieron en un camión con más de 30.024 latas de diferentes productos de Coca-Cola para el Banco de Alimentos.

El plan de limpieza para 2017

Para este año 2017, el plan de limpieza pasa por cinco puntos de las costas españolas y portuguesas, y también en la Sierra de Gredos. En concretoen en Novales (Cantabria); Villagarcía de Arosa (Pontevedra); Cabo de Gata (Almería); Náutico de Valencia; y Setúbal (Portugal).

Resultados de la campaña de limpieza de costas 2016: más de 1.250 kilos recogidos

Tras la última recogida de residuos en el pantano de Medina de Rioseco en Valladolid, en la que los niños se convirtieron por unas horas en Voluntarios Ecomar para ayudar a recoger casi 150 kilos de desperdicios, la campaña de limpieza de costas de la Fundación Ecomar de 2016 llegó a su fin. El éxito ha sido claro, pues se recogieron 1.251 kilos en diferentes puntos del litoral español, superando con amplitud los 843 que se retiraron en 2015.