Hubo un tiempo en el que todos los niños españoles atesoraban chapas. Más allá de mantener nuestras bebidas en perfecto estado, los tapones de las bebidas nos permitían montones de juegos en el recreo del cole o en el parque: partidos de fútbol, carreras ciclistas... Coca-Cola en España no permaneció ajena a este fenómeno e incluso lanzó ediciones especiales con deportistas y selecciones.

Dando la chapa