Para comprobar que el emprendimiento no tiene edad, basta con charlar con los finalistas de la segunda edición de las Becas Aquarius Nos morimos por vivir, destinadas a mayores de 60 años cargados de energía y buenas ideas.

Uno de ellos es Fernando Irujo, de 75 años, cuyo proyecto, al igual que el del resto de finalistas, ha sido elegido por Aquarius, junto a la asociación de mayores Cincuentopía y la red de emprendimiento social Ashoka, por su originalidad, beneficio social y viabilidad.

Pedales para favorecer la movilidad de personas con discapacidad

Este pamplonés natural de Larraga, mecánico ya jubilado, decidió “hacer algo” cuando su cuñada Maru, con poliomielitis, le comentó que no podía subir las cuestas con su bicicleta. “La frustración de Maru me generó la inquietud de encontrar una solución”, cuenta. Su innovación es la biela extensible, que consiste en el alargamiento de la palanca del pedal de la bicicleta para mejorar sustancialmente la potencia del pedaleo, de modo que con un menor esfuerzo se consigue avanzar mucho más. “Mi objetivo es que la gente, aunque tenga problemas de movilidad, pueda disfrutar de la vida”.

Para el éxito de su particular aventura, Fernando y el resto de finalistas recibirán 2.000 euros de capital semilla y un mes de mentoría a cargo de cinco jóvenes, destacados emprendedores, que les guiarán individualmente para definir sus proyectos. Así, Carlos Pierre, CEO y fundador de la plataforma para encontrar compañeros de piso Badi, asesorará a Fernando, para quien emprender no tiene edad. “Lo importante es tener ánimo, creer en tu idea y seguir adelante”.

Combatir la despoblación a través de la digitalización rural

Pocos saben que en Valdeavellano de Tera, el pueblo soriano en el que vive Ignacio Razquin, de 61 años, hay una joya de estilo renacentista: el retablo mayor de la iglesia de Nuestra Señora de la Paz. “Soria tiene un patrimonio cultural y natural impresionante. Inaka, como se llama mi proyecto, surge para ponerlo en valor y fijar población, pues la provincia va camino de convertirse en un desierto demográfico en las zonas rurales”, cuenta este pamplonés de nacimiento y soriano de adopción.

Ignacio Razquin, junto a su mentor, Daniel Jiménez
Ignacio Razquin, junto a su mentor, Daniel Jiménez, fundador de la plataforma de viajes y experiencias Waynabox.

“El 80% de los ayuntamientos de Soria tienen menos de 300 habitantes y, consecuentemente, serias dificultades para dar a conocer su entorno y las actividades que organizan. Nosotros queremos dar visibilidad a estos pequeños pueblos ofreciéndoles paquetes de comunicación con contenidos atractivos para difundirlos en páginas web y redes sociales, entre otros medios”, prosigue quien fuera director gerente de El Heraldo de Soria durante 20 años.

Para ayudarle en su empresa, Daniel Jiménez, fundador de la plataforma de viajes y experiencias Waynabox, será su mentor.

Como novedad de esta segunda edición, las becas Aquarius están amadrinadas por Victoria Tortosa, fundadora de La Exclusiva, la tienda de los pueblos sin tienda para frenar la despoblación en Soria. Ella se encargará de supervisar el enfoque más social de cada proyecto.

Un centro de baile nada convencional

A Constanza Lucadamo, de 60 años, le encanta bailar funky, pero no sabe dónde ir. “Parece como si este estilo de baile, al igual que el de la comedia musical o la danza jazz, fueran patrimonio exclusivo de los jóvenes”, lamenta esta residente en Sevilla de origen argentino.

Constanza Lucadamo, junto a su mentora, María Fernández
Constanza Lucadamo, junto a su mentora, María Fernández, creadora de la firma de calzado especializado Uniqshoes.

Fruto de este vacío nace Viejennials, una compañía de baile nada convencional con un doble objetivo. “Por un lado, hacer ver que los cuerpos de los adultos mayores tienen aún mucho que decir y, por otro, generar bienestar entre quienes se entregan al baile”.

La encargada de mentorizar esta iniciativa será María Fernández, creadora de la firma de calzado especializado Uniqshoes.

“Puede parecer una paradoja, pero retirarte es empezar a envejecer y emprender es, para mí, añadir años a la vida”, señala Constanza, firme defensora de un nuevo concepto de envejecimiento, “el que propugna que, pasados los cincuenta, la curva de la vida no empieza a decaer, sino que se abre un segundo tiempo”.

Paseos que sientan bien física y emocionalmente

Lorea Villar y Margarita Gorrochategui, junto a su mentor, Pablo Ruibal
Margarita Gorrochategui y Lorea Villar, junto a su mentor, Pablo Ruibal, cofundador de la plataforma 'online' especializada en el alquiler de barcos Boatjump.

Envejecer bien es hacerlo con salud y, desde Mondragón (Guipúzcoa), Lorea Villar, de 62 años, y Margarita Gorrochategui, “plus 55”, proponen Sasoibide. Se trata de paseos por la naturaleza para mayores de 50, dentro de su municipio y de diferente dificultad. ”El objetivo no solo es mejorar la salud física, sino también la emocional, pues esta clase de salidas te obligan a dejar la zona de confort y relacionarte con gente nueva. Todo ello aderezado con visitas culturales puntuales que introduzcan esa sorpresa, esa chispita que a veces nos falta”, explica Margarita.

Pablo Ruibal, cofundador de la plataforma online especializada en el alquiler de barcos Boatjump, ha apostado por este proyecto y será el mentor de Lorea y Margarita, quienes confiesan necesitar “mucha orientación acerca de los pasos a seguir” para dar forma a su iniciativa.

Derribar barreras de la discapacidad cognitiva

Si a veces a uno le cuesta entender un plano o rellenar un impreso, todo se complica en el caso de una persona con discapacidad cognitiva. Salvar esas barreras es el propósito de la almeriense Milagros Torres, de 62 años, con su proyecto OLA.

Milagros Torres, junto a su mentor, Jaime Garrastazu, cofundador y responsable de Marketing de la compañía 'online' de zapatillas Pompeii.

“Se trata de una plataforma de Lectura Fácil y Accesibilidad en la que son los propios afectados los que detectan las carencias que encuentran en su día a día y aportan las soluciones: cómo señalizar todo bien para que puedan moverse libremente por la ciudad, cómo hacer una solicitud sencilla y clara para que puedan rellenarla sin problemas, cómo presentar los precios de los productos para que puedan entenderlos cuando van a la compra…”, detalla Milagros, con una hija con discapacidad.

El proyecto ya ha echado a andar con un primer contrato con el Ayuntamiento de Almería para que las señales para llegar a su Oficina de Turismo y toda la información que desde el centro se suministra, sea de lectura fácil para las personas con dificultades cognitivas.


Jaime Garrastazu, cofundador y responsable de Marketing de la compañía online de zapatillas Pompeii, será el guía de Milagros para desarrollar su propuesta. “Necesitamos visibilidad para que OLA sea viable”, manifiesta.

El talento no tiene edad

Tras incorporar todo lo aprendido en las mentorías, los finalistas tendrán la oportunidad de presentar sus proyectos ante un jurado de especialistas el próximo 12 de julio, que decidirá la iniciativa triunfadora de esta segunda edición. El ganador obtendrá 3.000 euros más como capital semilla. Además, todos los finalistas recibirán tres meses de formación online en la prestigiosa plataforma Bridge for Billions.

“Para Aquarius, el talento no tiene edad”, destaca Beatriz Osuna, Brand PR Senior Manager de Coca-Cola Iberia y responsable de las Becas Aquarius. “Por eso, queremos romper barreras y estereotipos, dando voz, visibilidad y apoyo a todas aquellas personas que sueñan con emprender con más de 60 años”.