The Coca-Cola Company ha anunciado este viernes en Atlanta (Georgia, Estados Unidos) su nueva estrategia global en materia de envases, World Without Waste (Un Mundo Sin Residuos). Esta estrategia contempla todo el ciclo de vida de un envase, desde cómo se diseña y fabrica, hasta cómo se recicla y reutiliza, y tiene como eje central un ambicioso objetivo: la compañía, junto a sus más de 200 socios embotelladores, se ha propuesto recoger y reciclar el 100% del equivalente a todas las latas y botellas que comercialice a nivel mundial para el año 2030.

"Los consumidores se preocupan por nuestro planeta. Desean y esperan de compañías como la nuestra que contribuyan a un mundo libre de residuos y lideren el cambio", ha señalado el presidente y CEO de The Coca-Cola Company, James Quincey. "Con la estrategia Un Mundo Sin Residuos estamos invirtiendo en nuestro planeta y en nuestros envases para lograr que el problema de los desechos acabe siendo algo del pasado”.

Según Quincey, que la semana que viene estará en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), The Coca-Cola Company seguirá centrada en continuar desarrollando envases 100% reciclables o reutilizables, reducir la cantidad de material utilizado en cada envase y aumentar el porcentaje de material reciclado en ellos. En este sentido, la compañía se ha fijado como objetivo para 2030 que sus botellas de plástico contengan un 50% de material reciclado de media.   

Envases cada vez más sostenibles
PlantBottle es un tipo de botella 100% reciclable hecha hasta en un 30% de materiales de origen vegetal.

Asimismo, seguirá apostando por la búsqueda de nuevos materiales como son las resinas vegetales. En ese esfuerzo de innovación, en 2009 introdujo PlantBottle, un tipo de botella 100% reciclable hecha hasta en un 30% de materiales de origen vegetal provenientes de un subproducto del procesado de la caña de azúcar.

"No tenemos la intención de detenernos en estos objetivos esenciales", ha asegurado Quincey.

Crecimiento responsable

Un Mundo Sin Residuos supone un paso más dentro del modelo de negocio de la compañía para crecer de manera correcta y responsable, no únicamente de la forma más fácil.

Bajo este convencimiento, The Coca-Cola Company se marcó como objetivo en 2010 devolver a la naturaleza y a las comunidades el 100% del agua contenida en sus bebidas para 2020 a través de diferentes actuaciones y proyectos medioambientales. En 2015, cinco años antes de lo previsto, lo logró, alcanzando hasta el 115% de reposición, y convirtiéndose en la primera compañía de la lista Fortune 500 en conseguir un objetivo de reabastecimiento de agua tan destacado.

Sensibilización ciudadana y mejora de los sistemas de gestión de residuos

Que ni latas ni botellas acaben en el mar
The Coca-Cola Company apuesta por una economía verdaderamente circular. Foto: Andi Bruckner

Para ayudar a mejorar las tasas de reciclaje, la compañía utilizará su presencia en todo el mundo y la fuerza de sus marcas para educar a los ciudadanos sobre qué, cómo y dónde reciclar.

También continuará trabajando en colaboración con comunidades locales, ONG, socios del sector, clientes y consumidores para que el reciclaje sea más fácil y accesible para todos, mejorando los sistemas de gestión de residuos para apoyar una economía verdaderamente circular.

"Si algo se puede reciclar, se debe reciclar”

Los esfuerzos de The Coca-Cola Company por recoger y reciclar el 100% del equivalente a los envases que comercialice se centrarán en botellas, latas y tapas hechas de vidrio, PET y aluminio. En esa tarea ingente, la compañía apoyará la recogida de envases en toda la industria, incluidas botellas y latas de otras compañías.

"Creemos que cada envase, independientemente de dónde proceda, tiene valor y vida más allá de su uso inicial", ha agregado Quincey. "Si algo se puede reciclar, se debe reciclar. Por lo tanto, queremos invitar a los demás a que se unan a nosotros en este viaje”. Para ello, Coca-Cola continuará trabajando a nivel global con organizaciones como The Ocean Conservancy, World Wildlife Fund (WWF) y la Ellen MacArthur Foundation. También sumará nuevos socios a nivel local y regional en la consecución de este objetivo.

Para que la basura que generamos no acabe en los océanos, desde 1995 Coca-Cola es el principal patrocinador de International Coastal Cleanup, de The Ocean Conservancy, el esfuerzo de voluntariado más grande del planeta en beneficio del medio ambiente marino. Como resultado de esta colaboración, la compañía ha contribuido a movilizar a 11 millones de personas para limpiar casi 100 millones de kilos de basura de 580.000 kilómetros de costa.

En España, Coca-Cola desarrolla desde hace años la campaña Limpieza de Costas junto a la Fundación Ecomar, en la que jóvenes voluntarios recogen residuos por distintos puntos del litoral de la Península Ibérica.

'Avanzamos', la estrategia de sostenibilidad en Europa Occidental

En noviembre pasado, se puso en marcha Avanzamos, la estrategia de sostenibilidad conjunta de The Coca-Cola Company y Coca-Cola European Partners para Europa Occidental, que recoge los compromisos y objetivos de ambas compañías en materia de sostenibilidad y que está totalmente alineada con la estrategia global de envases anunciada este viernes.

Este artículo es una adaptación de Coca-Cola Journey Global