Los líderes más influyentes a nivel global del mundo de la política, la empresa, la sociedad civil, el ámbito académico, las artes y los medios de comunicación se dan cita esta semana -del 23 al 26 de enero- en la 48ª reunión del Foro Económico Mundial en la ciudad Davos (Suiza). Bajo el lema Crear un futuro compartido en un mundo fracturado, tratarán de encontrar formas de reafirmar la cooperación internacional en asuntos tan cruciales como el medio ambiente, la economía y la seguridad global.

Allí estará el presidente y CEO de The Coca-Cola Company, James Quincey, la vicepresidenta y jefa de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad, Bea Pérez, y otros líderes de la compañía.

La propia Bea Pérez explica a Coca-Cola Journey por qué la compañía está presente en un foro que intentará acercar posturas, dado que la magnitud de los desafíos que enfrenta nuestro mundo hace que la acción concertada sea más necesaria que nunca.

The Coca-Cola Company, por un mundo sin residuos

“Queremos aprovechar la reunión de este año del Foro Económico Mundial para presentar nuestra nueva estrategia global en materia de envases, World Without Waste (Un Mundo Sin Residuos), anunciada hace solo unos días, así como otros pasos clave que dará la compañía para hacer crecer el negocio de manera responsable.

Nuestra visión Un Mundo Sin Residuos tiene como eje central un objetivo audaz: recoger y reciclar el 100% del equivalente a todas las latas y botellas que The Coca-Cola Company comercialice a nivel mundial para el año 2030, pues queremos que cada lata y botella tenga más de una vida.

Tratar de crear un mundo libre de basura implica la movilización de muchos agentes, y empresas como la nuestra deben hacer su parte, asegurándose de que sus envases se recogen y reciclan, y no acaban donde no deben. En este viaje hacia los residuos cero, surge también la oportunidad de involucrar a más personas y socios.

Todos compartimos el deseo de dejar un mundo mejor para las generaciones futuras. Yo, particularmente, estoy entusiasmada por la pasión que veo en torno a este asunto y, si todos tomamos medidas, sin importar si son pequeñas o grandes, se puede lograr este ambicioso objetivo.

The Coca-Cola Company, en la reunión del Foro Económico Mundial 2018
The Coca-Cola Company se ha marcado como objetivo recoger y reciclar el 100% del equivalente a todas las latas y botellas que comercialice a nivel mundial para el año 2030. 

En los próximos días, meses y años, nos formularemos preguntas difíciles de responder y, a la vez, increíblemente importantes: ¿cómo innovar en envases para que estos sean cada vez más sostenibles? ¿Qué más podemos hacer para educar e informar a los ciudadanos sobre las formas en que todos podemos contribuir a un mundo sin residuos a través del reciclaje? ¿Cómo trabajar con las comunidades locales para que el reciclaje sea más fácil y accesible? ¿Qué socios están listos para involucrarse con nosotros en el abordaje de este problema creciente?

A través de una serie de encuentros privados, entrevistas con medios de comunicación y conferencias a lo largo de tres días, diversos responsables de The Coca-Cola Company compartirán en Davos nuestra visión, objetivos y planes en materia de envases.

Es fundamental destacar que estamos en el Foro Económico Mundial para escuchar y aprender también. Interactuaremos con expertos con puntos de vista diferentes. Cuanto más curiosos e inclusivos seamos acerca de estos temas, mayores serán las posibilidades de éxito.

Será bienvenido el feedback sobre nuestra estrategia Un Mundo Sin Residuos, reuniremos más ideas y tendremos en cuenta las perspectivas externas, en nuestro afán por que nuestro negocio continúe evolucionando para satisfacer las demandas cambiantes de los consumidores.

Asimismo, involucraremos a nuestros socios actuales, todos ellos actores clave en el ecosistema de los envases sostenibles y parte integral del desafiante camino que tenemos por delante -entre ellos están la Ellen MacArthur Foundation, el Banco Mundial y ONU Medio Ambiente-, y esperamos sembrar semillas de nuevas colaboraciones e innovaciones, como lo hemos hecho hasta ahora.

Sencillamente pedimos paciencia y sumar más apoyos en nuestro recién estrenado viaje versión 1.0 hacia un mundo sin residuos. Creemos que podemos ayudar a unir a las personas para que el problema de los envases que acaban como desechos sea cosa del pasado y a promover una economía circular. Y no hay mejor lugar que Davos para comenzar esta misión”.