Cada día se celebran cientos de eventos en toda España: corporativos, solidarios, musicales, deportivos… De carácter informal la mayoría de las veces, suelen desarrollarse en un clima distendido en el que reina el buen ambiente, con la particularidad de que los organizados por Coca-Cola en España lo tienen por partida doble. No solo por el buen ambiente reinante, sino porque son sostenibles.

“Todo lo que hacemos se basa en nuestro modelo de negocio responsable, tanto lo que ocurre dentro de la compañía, como lo que hace Coca-Cola de la mano de sus colaboradores y proveedores, piezas fundamentales de su actividad”, señala Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia.  

Así, a finales de 2017 la compañía lanzó la guía Eventos con Buen Ambiente para garantizar que todos aquellos gestionados por Coca-Cola minimizaran en lo posible su huella ambiental y aportaran valor a la sociedad, coincidiendo con la presentación de su estrategia de sostenibilidad Avanzamos. “Se trata de una guía muy práctica con una serie de pautas ambientales y sociales que deben aplicar los equipos de Coca-Cola organizadores de los eventos, las empresas colaboradoras y los proveedores", explica Ana. “Nuestro compromiso con la sostenibilidad se extiende a toda nuestra cadena de valor”, subraya.

El respeto, motor del ‘buen ambiente’

‘Eventos con Buen Ambiente’, el programa de Coca-Cola para incluir la sostenibilidad en los eventos en los que está presente.
La guía ‘Eventos con Buen Ambiente’ se enmarca dentro de ‘Avanzamos’, la estrategia de sostenibilidad de Coca-Cola en España.

Entre esas pautas se encuentran, por ejemplo, las relativas a envases, agua o clima. Como celebrar el evento en lugares a los que se pueda llegar fácilmente en transporte público, bici o a pie, o en instalaciones con tecnología para el ahorro de agua, como temporizadores en los grifos o reguladores de caudal.  

La guía también recomienda seleccionar localizaciones que utilicen fuentes de energía renovables y con iluminación automática y de bajo consumo. O, para reducir la generación de residuos, rebajar las necesidades de envasado al mínimo, sustituir los productos desechables por otros reciclables o reutilizables, y colocar contenedores para la recogida selectiva de residuos.

“Es una guía con un enfoque muy holístico que abarca desde las cuestiones más básicas a las más específicas para la gestión sostenible de un evento”, destaca Ana. En este sentido, se busca también asegurar un nivel adecuado de ruido, la seguridad de trabajadores y participantes, la accesibilidad de personas con movilidad reducida o la inclusión de aquellas con algún tipo de discapacidad, ya sea con la presencia de intérpretes en lengua de signos o facilitando material en braille.  

Sin olvidar la contratación de trabajadores locales y de los participantes en GIRA Jóvenes, el itinerario formativo de Coca-Cola para ayudar a los chicos y chicas con menos oportunidades a retomar sus estudios e incorporarse al mundo laboral.

Medir y compensar la huella de carbono

Trabajos de rehabilitación de Sacaba Beach
Trabajos de rehabilitación de la Playa de la Misericordia, en Málaga, donde se celebra el festival Coca-Cola Music Experience On The Beach.

Hasta la fecha, Coca-Cola en España ha celebrado 118 eventos con buen ambiente. En los 25 de mayor impacto, ha medido la huella ambiental (desplazamiento de equipos y mercancías, consumo de energía, así como otras fuentes de emisiones de CO2) y la ha compensado a través de diferentes intervenciones ambientales, lo que ha supuesto un ahorro de 179 toneladas de CO2 a la atmósfera desde 2018.  

“Al acogerse a los principios de esta guía, el proveedor sabe desde un primer momento que debe recabar una serie de datos que servirán para medir el impacto ambiental del acto y poder compensarlo después”, dice Ana. “Si, por ejemplo, los artículos de merchandising vienen de Toledo para un evento en Madrid, el proveedor tiene que registrar qué clase de vehículos se han utilizado, los kilómetros que han recorrido, etc. En este caso, la relación con el proveedor va mucho más allá de la puramente contractual”, continúa.  

La guía se estrenó en el Coca-Cola Music Experience de octubre de 2017, celebrado en el WiZink Center de Madrid. El festival, con lleno absoluto con 14.000 personas, destacó por sus acciones ambientales, como el uso de envases reciclables y la recogida selectiva de residuos. Una veintena de participantes en GIRA Jóvenes colaboraron en la organización de una fiesta de la música que, desde entonces, ha hecho del respeto al medio ambiente una de sus señas de identidad.

Participantes en GIRA Jóvenes, horas antes del concierto Coca-Cola Music Experience en el WinZink Center de Madrid.
Participantes en GIRA Jóvenes horas antes de uno de los conciertos Coca-Cola Music Experience en el WiZink Center de Madrid.

Otro espectáculo de Coca-Cola que también se ha convertido en un ejemplo de sostenibilidad es el Coca-Cola Music Experience On The Beach, que tiene lugar desde hace cinco años en Málaga. En sus ediciones de 2017 y 2018, compensó las emisiones generadas con un proyecto de rehabilitación de la zona de Sacaba Beach de la Playa de la Misericordia, donde se celebra el festival, consistente en la utilización de 4.000 toneladas de arena para cubrir un área de 30.000 m2. Además, hubo una repoblación con la plantación de especies autóctonas y, en una segunda fase, una replantación forestal en la provincia de Málaga.  

Coca-Cola también trata de que las pautas de su guía se sigan, no solo en sus propios eventos, sino en los que patrocina. Así, entre otras acciones, los clips portadorsales del Zurich Marató de Barcelona, que tuvo lugar en marzo pasado y en el que participaron 80.000 corredores, se hicieron a partir de las botellas PET de Powerade recogidas en la edición de 2018, dándoles una segunda vida. Este año también se han recuperado el 100% de los envases Powerade de los 18 puntos de avituallamiento, que se convertirán en merchandising en la competición de 2020.

Sensibilización ambiental

Los eventos sostenibles de Coca-Cola en España
En sus eventos, Coca-Cola en España trata de transmitir al público mensajes en defensa de la sostenibilidad. 

Además de desdibujar la huella ambiental que suelen tener los eventos, los actos sostenibles de Coca-Cola son también magníficas plataformas para sensibilizar a los asistentes de la necesidad de cuidar nuestro entorno. Por este motivo, en ellos nunca faltan iniciativas en este sentido, que van más allá de instalar puntos de reciclaje u ofrecer envases sostenibles.

“También hay que explicar cómo ser respetuoso con la naturaleza, porque mucha gente aún no lo tiene del todo claro”, apunta Ana. Así, la guía de Coca-Cola aboga por formar en estas cuestiones al personal de los eventos, contar con voluntarios que trasladen al público las buenas prácticas medioambientales, utilizar los soportes publicitarios o la megafonía para transmitir recomendaciones, instalar puntos de información o incluso celebrar talleres sobre sostenibilidad y economía circular.  

Una labor de concienciación que se extiende a los materiales y obsequios que se entregan durante los eventos, pues, según la guía, deben ser ecológicos o tener un determinado valor social, como estar fabricados por colectivos en situación de vulnerabilidad.

Según remarca Ana, “no importa si el evento es pequeño o grande, de música, gastronomía o un maratón. Cada oportunidad que tenemos de llegar al público, es una oportunidad de oro para trasladar un mensaje en defensa de la sostenibilidad e ir creando conciencia”.