La historia del catálogo de bebidas de Coca-Cola en España es una historia de inconformismo e innovación para responder a los gustos y necesidades cambiantes de los consumidores. Por eso en su porfolio conviven marcas nuevas con otras que llevan años con nosotros, algunas más de lo que uno podría pensar y que son parte ya del imaginario colectivo de los españoles.

Si nos situamos en los años en los que Coca-Cola llegó a nuestro país, debemos retroceder a la década de los 50. El 31 de marzo de 1953 salía de la fábrica de Cobega, en Barcelona, la primera botella de Coca-Cola producida en España, un país en blanco y negro que empezaba a modernizarse y a relacionarse internacionalmente, y en el que el brillo de la marca fascinó desde un primer momento: el rojo de su logotipo, el amarillo de sus primeros camiones, el impecable traje verde de sus repartidores…

‘Fanta está bien buena’

Anuncio Fanta
Fanta fue el primer gran lanzamiento, en 1961, de Coca-Cola en España.

Coca-Cola se convirtió rápidamente en una de las bebidas más populares del país y, fiel a su espíritu inquieto, el negocio en España no tardó en ampliar su oferta de productos con nuevas marcas. En 1961, Fanta se convertía en el primer gran lanzamiento de Coca-Cola en España.

Nacida en Alemania en 1940, apareció en nuestro país con un eslogan sencillo y directo: Fanta está bien buena, que pronto sería sustituido por uno que se haría muy famoso: Beba Fanta ¡Sabe tan bien... da gusto tener sed! Un año después, en 1962, era el turno de Fanta Limón.

Finley se convirtió, en 1969, en el tercer lanzamiento de Coca-Cola en España con el objetivo de entrar en el mundo de las tónicas. Años más tarde sería sustituida por Nordic Mist, pero muchos aún la recuerdan por grandes patrocinios como el de la Vuelta Ciclista.

Sprite y su inigualable poder refrescante

Sprite llegó a España en 1975, primero a Canarias, y en 1976 pudo disfrutarse en toda la península.

Seis años después de Finley, en 1975, se introducía Sprite, primero solo en Canarias y en 1976 en toda la Península, como una bebida de lima limón de inigualable poder refrescante.

Bajo un nombre aún de origen incierto, parte de su éxito se debe a su inconfundible botella verde, cuyas características burbujas en su superficie son sinónimo de efervescencia y frescura.

Coca-Cola sabor light, primera gran apuesta por los refrescos sin azúcares

En un nuevo intento por adaptarse a los estilos de vida de los consumidores, en 1977 Coca-Cola en España puso en el mercado Tab, sin azúcares ni cafeína. En realidad, fue la precursora de lo que vendría después. Y es que a principios de los 80 Coca-Cola dejaba de ser una sola con el lanzamiento de las dos primeras variedades de la familia: Coca-Cola sin cafeína, en 1983, y, tras años de investigación, Coca-Cola sabor light, en 1984.

La primera gran apuesta de Coca-Cola por los refrescos sin azúcares supuso un antes y un después, pues el negocio se animó a introducir nuevos productos únicos para responder a las demandas cambiantes del público.

Aquarius, una bebida más allá del deporte

Aquarius fue patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92

Recién estrenados los 90 se presentaron dos nuevas propuestas. La primera fue Aquarius, una "bebida complementaria para deportistas" que se lanzó en 1992 y fue la oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Tal fue su aceptación, que acabó convirtiéndose en miembro de pleno derecho de la gama de productos de Coca-Cola en España y hoy su disfrute se extiende a otras ocasiones de consumo más allá del deporte. La otra novedad de principios de los 90 fue Nestea, en 1993, marca pionera en España en el segmento de los refrescos de té.

La buena acogida de ambos productos fue previo al boom de lanzamientos de Coca-Cola en España que comenzó en la segunda mitad de los 90 y que se aceleró después del 2000. A aquella época pertenecen Minute Maid (1997), Nordic Mist (2000), Powerade (2001), Aquabona (2002) y Bitter-Rosso (2003).

Coca-Cola zero azúcar, uno de los lanzamientos más exitosos

Es Coca-Cola, deliciosa y refrescante, pero no tiene azúcar ni aporta calorías.
Coca-Cola zero azúcar, presentada en España en 2006, se convirtió pronto en uno de los lanzamientos más exitosos de Coca-Cola en España.

El verano de 2006 trajo la presentación en sociedad del que se ha convertido en uno de los lanzamientos más exitosos de Coca-Cola en España: Coca-Cola zero azúcar, cuyo desarrollo bebió del esfuerzo de innovación realizado casi 25 años antes para la salida al mercado de Coca-Cola sabor light.

Poco a poco Coca-Cola en España iría añadiendo a su porfolio más opciones de bebidas sin azúcar, hasta el punto de que en la actualidad ofrece una versión sin azúcar añadido en la mayoría de sus marcas, habiendo reducido un 45% el contenido de azúcar por litro en el total de ventas de sus bebidas desde el año 2000.

18 marcas y más de 100 productos

Coca-Cola en España revoluciona el mercado español de las bebidas ecológicas y vegetales
AdeS es una gama de bebidas vegetales y Honest, de tés y cafés ecológicos listos para tomar.

2017 es una fecha señalada en el particular calendario de The Coca-Cola Company, cuando quedó dibujada la ruta hacia el futuro de la empresa: convertirse en una Compañía Total de Bebidas para satisfacer las demandas del público y cubrir todos los momentos de consumo, haciéndose mucho más grande que la marca que la ha hecho archiconocida.

Enseguida se pasó a la acción. Ese mismo año Coca-Cola en España lanzaba Royal Bliss, una sorprendente gama de mixers. Y en los primeros meses de 2018 se multiplicaban las novedades. Coca-Cola en España ampliaba su categoría de aguas con GLACÉAU smartwater, comercializaba en toda la Península el zumo de manzana ligeramente carbonatado Appletiser y entraba por primera vez en el mercado de las bebidas vegetales y ecológicas con AdeS y Honest. Eso sí, sin olvidarse de reinventar Nordic Mist y renovar Sprite.

En 1953 Coca-Cola se presentaba en España con una sola bebida. Hoy cuenta con 18 marcas y más de 100 productos. Los tiempos cambian y, en estos 65 años, Coca-Cola en España ha ido evolucionando con ellos. No hay ninguna receta especial: entonces, como ahora, sigue escuchando a los consumidores y respondiendo a lo que piden con audacia.