"Quería un futuro para mí y para mis hijos, y tenía claro que debía formarme para acceder a un empleo mejor". Este convencimiento animó a Kseniia Irod a participar en la primera edición de GIRA Mujeres -el programa de Coca-Cola para la capacitación personal y profesional de las mujeres- que cuenta con dos itinerarios: el que persigue apoyar el emprendimiento y el que busca mejorar la empleabilidad de aquellas mujeres en situación de especial vulnerabilidad. A este último, que es posible gracias a la colaboración de Cruz Roja, es al que se sumó Kseniia Irod.

El objetivo es proporcionar a las participantes las herramientas y los conocimientos necesarios para integrarse en el mundo laboral, algo que el programa logra a través de tres módulos: orientación, formación e intermediación para el empleo. Gracias a este itinerario, las asistentes aumentan su conocimiento del mercado de trabajo, descubren herramientas y técnicas para la búsqueda de empleo, definen a qué se quieren dedicar y mejoran sus competencias a la hora de desempeñar una ocupación.

“Si, de manera general, el acceso al mercado de trabajo no es un camino fácil para una buena parte de los ciudadanos, para las personas en situación de vulnerabilidad, especialmente para las mujeres, este camino es aún más complejo. Su línea de salida está unos cuantos pasos más atrás que la de la mayoría, por lo que se hacen necesarias medidas que promuevan la igualdad de oportunidades y de trato en el mercado laboral", señala Maika Sánchez, responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja.

"Para Coca-Cola resulta enormemente gratificante poder colaborar con Cruz Roja en acciones encaminadas a la inclusión de estas mujeres. GIRA Mujeres busca romper las barreras con las que se encuentran", afirma por su parte Ana Callol, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia.

918 participantes en la primera edición  

Por la empleabilidad de las mujeres
En la primera edición de GIRA Mujeres, el 71% de las participantes en el itinerario de mejora de la empleabilidad aumentaron sus posibilidades de acceder al mercado laboral y un 35% encontraron trabajo.

Durante la primera edición de GIRA Mujeres, que finalizó en septiembre de 2017, 918 mujeres de toda España participaron en el itinerario de mejora de la empleabilidad, con una media de 115 horas de intervención. En cuanto a su perfil, el 64% no tenía estudios o eran básicos; el 51% eran paradas de larga duración; el 30% menores de 30 años; y el 28% mayores de 45.

Diversas empresas colaboran con Cruz Roja en las tres fases de orientación, formación e intermediación para el empleo, ofreciendo a las participantes prácticas no laborales. Kseniia tuvo la oportunidad de hacer un curso de cajera y prácticas desempeñando esta función en un supermercado. "Gracias a ello, ahora sé que deseo trabajar en el comercio como cajera, ya no me siento perdida y sé qué camino y qué pasos debo dar para conseguir mis objetivos", dice.

Tras terminar las prácticas, Kseniia siguió con la búsqueda de empleo y encontró uno en poco tiempo. "Conseguí trabajar en una tienda de moda. Sin el curso de cajera probablemente no hubiese tenido esta oportunidad", asegura.

En la primera edición, 181 empresas colaboraron en la iniciativa, con 799 actividades en las distintas fases del itinerario. El resultado fue que el 71% de las participantes mejoraron su empleabilidad y un 35% encontraron trabajo.

Detrás de estos buenos datos está la implicación de los profesionales de Cruz Roja, verdadero motor de este itinerario, el afán de superación de estas mujeres y los avances que experimentan en su autoconocimiento y autovaloración a lo largo del viaje, que les permiten afrontar con mayor seguridad y posibilidades de éxito su proceso de búsqueda de empleo. Kseniia lo corrobora. "Ahora estoy animada; he aumentado la confianza en mí misma, porque ahora sé que las cosas son posibles".

Durante el primer año de GIRA Mujeres, 4.643 mujeres de 17 ciudades y 160 pueblos de toda España formaron parte del proyecto en sus dos itinerarios diferentes: empleabilidad y emprendimiento. En octubre pasado arrancó la segunda edición, que persigue llegar a trabajar, al menos, con otras 4.000 mujeres de todo el territorio nacional.

Las interesadas en sumarse al programa de empleabilidad pueden obtener más información en Cruz Roja

Proyecto cofinanciado por The Coca-Cola Foundation