Organizar un evento es como construir una casa."Lo debes abarcar todo: primero tienes que imaginar la experiencia, crearla, después diseñarla y finalmente ejecutarla". Con este símil explicaba su profesión Estrella Díaz, fundadora de ESODE Business School, que ofrece formación especializada en la organización integral de eventos, el pasado 21 de mayo en la sede de Coca-Cola Iberia en Madrid.

Una profesión en alza, "eminentemente práctica y muy dinámica, en la que se puede empezar desde abajo y, poco a poco, si la amas -lo que es muy fácil-, ir avanzando", señalaba Estrella, también directora general de la agencia Staff Eventos y con 30 años de experiencia a sus espaldas.

Precisamente por esto, Coca-Cola en España pensó que sería una buena idea ofrecer un curso para convertirse en los mejores profesionales de este sector a los chicos y chicas del proyecto GIRA Jóvenes Coca-Cola, que busca el empoderamiento y la empleabilidad de jóvenes con menos oportunidades.

Dicho y hecho. Como novedad de este año, 25 chicos y chicas comenzaron el 21 de mayo una formación de cinco días realizada por ESODE y a cargo de nombres consagrados del ámbito de la organización de eventos, entre ellos la propia Estrella, encargada de impartir la primera jornada. Otros 25 jóvenes tendrán la oportunidad de asistir al curso en octubre próximo.

Una oportunidad para crecer personal y profesionalmente

Formarse para crecer personal y profesionalmente
La directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón (izquierda), junto a la fundadora de ESODE Business School, Estrella Díaz, en un momento de su intervención en el curso.

“GIRA Jóvenes pone a vuestra disposición diferentes tipos de formaciones con el objetivo de que os sirvan para crecer, no solo profesionalmente, sino también en el plano personal. ¡Aprovechad la oportunidad!”, decía a los chicos y chicas en la inauguración del curso Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia.

Susana, una de las participantes, declaraba tener claro que la iba a aprovechar. “Me gustaría dedicarme a esto como azafata. De hecho, ya he estado trabajando como tal, e incluso contratando a azafatas”, contaba el primer día de clase. “El curso me parece super interesante y, aunque conozco el mundillo, nos están contando muchas cosas que no sabía”, añadía al compartir sus primeras impresiones.

“Es un trabajo en equipo -sin él no funciona- y en el que hay muchos roles: manejo de documentos, protocolo, creatividad, medios técnicos, producción… Se necesitan ayudantes en toda la cadena”, detallaba Estrella.

Aura, que dudaba de si le iba a encajar o no el curso porque no le gusta estar de cara el público, se mostraba gratamente sorprendida. “La verdad es que es una profesión muy amplia, y tiene mucho de estar entre bambalinas, lo que pasa es que, hasta que no te lo cuentan, lo desconoces. Ahora veo estas clases como una oportunidad”.

Pasión, sacrificio y perseverancia

Aprendiendo a organizar eventos
Esta formación es una de las novedades de GIRA Jóvenes Coca-Cola 2018.

¿Pero qué se necesita para ser un buen profesional de la organización de eventos? “Diría que, en primer lugar, amar lo que haces y ser metódico y riguroso. Lo resumiría en estar siempre dispuesto a tener la PSP en el bolsillo: Pasión, Sacrificio y Perseverancia”, apuntaba Estrella, que transmite entusiasmo por lo que hace.

“Es una profesión que enamora, pues al ser muy de hacer y variada, te insufla continuamente adrenalina y todos los días te enseña algo. Además, tienes que prepararte para ganar o sí o sí, y te da el reconocimiento inmediato cuando las cosas salen bien. ¡Es lo que tiene el directo! No hay segundas veces”.

A Mohamed, que está estudiando Electricidad, el curso también le ha abierto horizonte. “La verdad es que lo estoy viendo como una salida profesional como iluminador que, hasta el momento, ni se me había pasado por la cabeza”, reconocía.

Estrella, que espera que dentro de poco la organización de eventos forme parte de la Formación Profesional -“pues ya tenemos grados universitarios y hasta posgrados”-, se declaraba “orgullosa de poder transmitir a estos chicos que pueden desarrollarse a todos los niveles en esta profesión con los valores fundamentales del compromiso y de querer ser mejores”. Y subrayaba que, para ello, “aunque la educación es la base, no lo es todo, ya que hay mil maneras de formarse”.

Una de ellas, subrayaba, “es empezar de cero en un trabajo y, si te gusta, ir esforzándote día a día, aprendiendo cada vez más y subiendo, paso a paso, peldaños”. Lo dice por experiencia. “Con 16 años entré en el sector turístico, que me enganchó. A los 18, decidí formarme en ello. Tras tocar todos los palos en ese mundo, me centré en el de la organización de eventos, mi verdadera pasión. Y de ahí hasta hoy”.