Las Navidades son la época más mágica del año y las fechas por excelencia para compartir momentos inolvidables con los demás. Al margen de las reuniones con los seres queridos, las ciudades se llenan de planes para disfrutar de estas fiestas. Madrid es una de ellas y pocas ofrecen tantas posibilidades a lugareños y visitantes en las semanas más especiales del año. De entre esas propuestas destaca, por tercer año consecutivo, la Casa de la Navidad de Coca-Cola. Una cita obligada para cada vez más personas que la Comunidad de Madrid abrirá gratuitamente al público del 11 de diciembre al 5 de enero de la mano de Coca-Cola.

Papá Noel ya ha llegado a Madrid y se ha vuelto a instalar en su hogar de fantasía, este año en la Real Casa de Postas, desde el que invita a todo el mundo a que le visiten para que puedan transmitirle sus peticiones y deseos para esta Navidad.

En la casa, junto a Papá Noel, también se encuentran sus amigos los elfos, que le prestan una inestimable ayuda en la laboriosa tarea de atender las peticiones y preparar las enormes listas de regalos. Serán estos amables duendes los que guíen a los visitantes por el interior de este insólito rincón, desvelándoles secretos y curiosidades emocionantes.

Una experiencia mágica que sumerge en la Navidad

“Cada año tratamos de sorprender, ilusionar, emocionar y, en este, el público comprobará que, aunque durante todo el año estamos más cerca de lo que creemos, es en Navidad cuando, al acortar distancias y aproximarnos, se genera la energía necesaria que permite la magia de la Navidad y a Papá Noel repartir todos los regalos en una sola entrega”, señala el departamento de Connections de Coca-Cola.

Si el año pasado los visitantes pudieron graduarse como los mejores ayudantes navideños de Papá Noel y los Reyes Magos gracias a las enseñanzas de elfos y magos, en esta tercera edición podrán adentrarse en el lugar donde se hace esa magia navideña que todo el mundo conoce, e incluso tendrán la oportunidad de fabricarla.

A través de sitios tan fantásticos como la sastrería de los elfos o la pastelería de Papá Noel, los visitantes podrán trabajar con los elfos y comprobar cómo un abrazo es tan poderoso que puede transformarse en energía navideña, permitiendo que los elfos y los pajes de la Navidad puedan hacer todas sus entregas de regalos en una sola noche. Además, descubrirán cómo se inventaron las famosas bolas mágicas, con las que recoger la energía que generamos al juntarnos todos en estas fechas, e incluso podrán meterse en la piel de inventores elfos en un laboratorio especial.

Cerca de 60.000 personas han pasado ya por la Casa de la Navidad de Coca-Cola desde que abriera sus puertas en 2015, y la cifra va en aumento, pues en esta edición se prevén unas 35.000 visitas. “Es una experiencia mágica en la que suceden cosas que sumergen a uno de lleno en la Navidad”, afirma el departamento de Connections.

Para ello, un nutrido equipo de profesionales trabaja durante todo el año para, “partiendo del concepto creativo de la campaña de Navidad de Coca-Cola, aterrizar la idea, bebiendo de los cuentos tradicionales navideños o del cine de animación, entre otras fuentes de inspiración”, apuntan. Una vez la casa es abierta al público, se suman varias decenas de personas, entre elfos, pajes, Papá Noel, Reyes Magos...

Papá Noel y los elfos no serán los únicos personajes de ensueño que habiten este singular lugar. A partir del 27 de diciembre, y hasta el 5 de enero, los Reyes Magos de Oriente y sus pajes les tomarán el relevo. Los visitantes podrán entonces dejar sus cartas y pedir sus deseos a sus majestades Melchor, Gaspar y Baltasar.

Si bien la entrada a la Casa de la Navidad de Coca-Cola es gratuita, hay un requisito para poder acceder: ir cargados de ilusión y dispuestos a arrimarse mucho para generar la energía mágica que creamos al estar más cerca los unos de los otros.

Para más información sobre el lugar, fechas y horarios de la Casa de la Navidad de Coca-Cola, pincha aquí.