Aquel amor de verano, ese conciertazo, el gol con el que el estadio se vino abajo... ¿Quién no ha escuchado o protagonizado alguna batallita de bar? Sí, porque los bares son los lugares por excelencia de los españoles para compartir historias con los amigos. Historias que, cuanto más se comparten, más interesantes se vuelven. Tanto que, presas de la emoción al revivirlas, las acabamos exagerando. Porque, reconozcámoslo, la mayoría de las veces no fueron para tanto…

Disfrutamos viviendo algo casi tanto como contándolo y compartiéndolo con los demás. Y el sabor único de Coca-Cola, que en los bares se sirve en vaso, con hielos y una rodajita de limón, hace que esos momentos sean aún más especiales. Por eso, ¿cómo vamos a beber para olvidar? Sencillamente, bebemos para disfrutar.

Este es el mensaje de Historias de Bar, la nueva campaña de Coca-Cola en España para apoyar, un año más y desde hace 65, a nuestros bares y reivindicar su importancia como motor de la economía y las relaciones sociales.

Un eslogan -el de que la gente que bebe Coca-Cola lo hace para disfrutar- utilizado hace años y que Coca-Cola en España ha querido ahora recuperar para recordar “la conexión de Coca-Cola con los consumidores españoles, con esa forma de vivir que tenemos aquí y de la que nos sentimos tan orgullosos”, explica Marta Carreras, Head of Content en The Coca-Cola Company, así como "el simple placer de beber una Coca-Cola, cualquier Coca-Cola".

Coca-Cola en España y los bares llevan un largo camino juntos: nada menos que 65 años, el tiempo que ha pasado desde que se instalara en nuestro país. Un recorrido de éxito: podría decirse que no hay bar sin Coca-Cola, pero también que “no hay Coca-Cola más apetecible que la que se disfruta con los amigos en un bar”, dice Carolina Aransay, responsable de marketing de la marca Coca-Cola en España. “Por un lado, está la parte de experiencia de producto, pues en un bar nos tomamos una Coca-Cola bien servida, y así sabe mejor que tomada de otra forma. Pero, además, estás en tu bar favorito, con tus amigos y disfrutando a tope. Todo esto hace que sea más especial”. Aransay da las claves de por qué el binomio Coca-Cola-bares funciona tan bien.


El anuncio lleva la firma de la agencia de publicidad McCann, que ha creado "una oda a la memoria", apunta Juan Manuel Corbalán, creative copywriter de McCann y uno de los responsables de la campaña, "una oda a cómo, cada vez que recordamos algo, ese momento va mejorando con el tiempo". 

Un trabajo de medio año en el que “todo ha ido muy fluido” porque “el No bebas para olvidar que habíamos utilizado anteriormente encajaba muy bien en esta campaña, así que prácticamente solo ha habido que ajustar el guion”, según Corbalán, para quien participar en este proyecto “ha sido un verdadero lujo”.

El spot, que recrea la experiencia de estar disfrutando con los amigos y de una Coca-Cola en un bar, se ha rodado en un local emblemático del centro de Madrid, El Viajero. Una elección nada azarosa, comenta el francés Julien Hayat, Content Marketing Manager Western Europe en The Coca-Cola Company, quien reconoce que, como extranjero, una de las cosas que más le han seducido siempre de la cultura española es “el rol determinante que ha jugado y juega la marca Coca-Cola” en estos 65 años de Coca-Cola en España. Lo pudo experimentar él mismo en sus visitas a nuestro país siendo un adolescente.

Según Hayat, con este anuncio Coca-Cola en España ha querido “celebrar” su papel de “conector social, de hacer que la relación entre la gente sea aún más fácil y disfrutable”, pues Coca-Cola “te da un chute de optimismo y energía, y las ganas de compartir las vivencias con los amigos”.

Ya sabes, nada de olvidar. Cada vez que entres a un bar, hay millones de momentos para disfrutar bebiendo Coca-Cola.