Aquarius nació en los Juegos Olímpicos de 1992 como una bebida para deportistas. Pero a los españoles, cuando nos gusta algo, nadie nos dice cuándo disfrutarlo. Por eso empezamos a pedirlo en el bar, a llevárnoslo a casa… convirtiendo a Aquarius en una bebida ligera y refrescante que nos gusta tomar en cualquier momento.

Así ha cambiado Aquarius

Así ha cambiado Aquarius

Así ha cambiado Aquarius

Interpretación creativa de Pedrita Parker.