María Jesús (Chus) Sanz es la responsable de proyectos de Ecodes y uno de los pilares fundamentales para el desarrollo del proyecto “Plantando Agua” en la Cuenca Minera de Teruel.

Tras el devastador incendio que arrasó la zona en 2009, Chus se puso manos a la obra para sacar a adelante uno de los proyectos más ambiciosos a los que se ha enfrentado. Un proyecto que constituye la primera experiencia de restauración ecológica integral, orientada a hacer frente a los nuevos retos ambientales y sociales del siglo XXI y proporcionando un modelo para la comunidad científica para la intervención en zonas devastadas por el fuego. Una iniciativa liderada por Coca-Cola en España que se ha convertido en un modelo de cooperación multisectorial, con la participación directa de administraciones, sociedad civil e instituciones académicas.

Un proyecto participativo

Desde sus inicios, Plantando Agua ha sido una iniciativa participativa. Desde 2012 se ha llevado a cabo un amplio proceso en el que han participado agentes locales, ayuntamientos, académicos... para trazar las prioridades que más beneficiaban para la zona. Según Chus, la participación del propio territorio y a su apoyo ha significado un factor decisivo en el éxito del proyecto.

En una segunda fase, en 2013, se realizó el Plan Director, que ha ayudado a elegir las especies vegetales que se adaptan mejor a periodos de sequía y a la delimitación de zonas de actuación para evitar la proliferación de incendios en el futuro.

El objetivo ha sido la creación de un nuevo modelo de bosque, con especies y estructura determinada, que tenga la posibilidad de funcionar con menor cantidad de agua y ser menos vulnerable a los incendios. Ya no solo se trata de simplemente de reforestar tras un incendio, se trata de recuperar un bosque de acuerdo con las nuevas circunstancia de climatológicas.

El proyecto 'Plantando agua' de Coca-Cola
El agua es uno de los ejes de la estrategia medioambiental de Coca-Cola en España

Un compromiso muy ambicioso

Coca-Cola en España tiene el objetivo de devolver a la naturaleza y a las comunidades cada gota contenida en sus envases, y lo hace a través de diversos proyectos de recuperación de agua. Sólo durante 2016, estos proyectos aportaron más de 1.200 millones de litros de agua en España.

Y que mejor forma que hacerlo de la mano de ECODES, una fundación sin ánimo de lucro que lleva más de 20 años trabajando para conseguir el bienestar de todas las personas dentro de los límites del planeta. Para ello busca cómplices entre la ciudadanía, las organizaciones de la sociedad civil, las empresas y las administraciones públicas, para acelerar la transición a una economía verde, inclusiva y responsable, enmarcada en una nueva gobernanza, mediante la innovación y la creación de puentes y alianzas.

Chus afirma que se siente muy orgullosa de lo que han conseguido y, sobre todo, de la forma en la que este proyecto ha marcado precedentes en zonas de características similares. Pero sin lugar a duda, a pesar de la reforestación de más 2.000 hectáreas, lo que más le puede llenar es la sensación de que los habitantes de la zona se sientan reconocidos.