"El mundo será mejor si empoderamos a las mujeres". Con este convencimiento, el presidente y director ejecutivo de Coca-Cola, Muhtar Kent, anunciaba el 21 de septiembre de 2010 en Nueva York la iniciativa global 5by20. Mediante este programa de formación empresarial, Coca-Cola se comprometía a ayudar a cinco millones de mujeres emprendedoras a romper las barreras con las que se encuentran habitualmente y sacar adelante sus negocios para 2020.

Mujeres con inquietudes empresariales ligadas a la cadena de valor de Coca-Cola. Desde agricultoras que cultivan las frutas con las que se producen las bebidas de Coca-Cola, pasando por dueñas de bares o tiendas, hasta artesanas que con latas y botellas recicladas hacen, por ejemplo, joyería de aluminio.

5by20 empodera a las mujeres a través de programas de formación empresarial, asesoramiento y respaldo financiero, así como con la creación de redes de apoyo entre las propias mujeres, en colaboración con los gobiernos, la sociedad civil y otras organizaciones. Las cifras son incontestables: las mujeres realizan el 66% del trabajo en todo el mundo, aunque solo reciben el 10% de los ingresos, según UNICEF.

El 22 de septiembre de 2011, justo un año después del anuncio de Kent, 5by20 tomaba aún más impulso: Coca-Cola, a través de esta iniciativa, y la ONU, a través del Plan Estratégico de ONU Mujeres, establecían una alianza mundial para favorecer el apoyo económico a las mujeres. “No podemos permitirnos desperdiciar el potencial de la mitad de la población del planeta", decía Michelle Bachelet, entonces directora ejecutiva de ONU Mujeres.


5by20 de Coca-Cola ha empoderado a 865.000 mujeres desde 2010

Desde su lanzamiento en 2010, 5by20 ha empoderado a más de 865.000 mujeres a lo largo de 52 países. Mujeres como Candy Ramírez, una joven de origen mexicano residente en Tucson (Estados Unidos), hoy propietaria de la pastelería Candy's Cakes & More. Apasionada de la repostería, tuvo que dejarla a un lado al convertirse en madre soltera siendo una adolescente y tener que cuidar de su madre, aunque siguió haciendo pasteles por hobby para familiares, amigos y conocidos. La fama de sus exquisitos dulces se extendió y empezaron a llegar encargos de empresas locales, y Candy vio claro su futuro como empresaria. En 2014 participó en Adelante, uno de los programas de formación empresarial de 5by20. Allí recibió formación para los negocios, apoyo e inspiración de otras mujeres de éxito. Lo que ella es hoy. Puedes ver sus tutoriales y creaciones en YouTube e Instagram y sus recetas para emprendedoras en #QueenBeeBaker.

Otro ejemplo es el de la ugandesa Benedicta Nanyonga, también parte del programa 5by20. Madre de cinco hijos, empezó a recoger las pajitas de plástico de la planta de embotellamiento de Coca-Cola en Kampala, donde vive, y de otros lugares de la ciudad. Tras clasificarlas, limpiarlas y prensarlas, las tejía o cosía para confeccionar bolsos, joyas o esteras. Artículos únicos con los que Benedicta logró ganarse la vida. Posteriormente, decidió enseñar a otras mujeres sus habilidades en artesanía y su conocimiento de los negocios. Nacía así la cooperativa Kinawataka, que ha capacitado a más de 700 mujeres marginadas en toda Uganda, como madres solteras, infectadas por el VIH o con alguna discapacidad. Con los ingresos obtenidos por sí mismas, pueden mantener a sus familias y pagar la asistencia sanitaria.

España, país pionero en Europa en implantar 5by20

Tras su exitoso recorrido por más de medio centenar de países, 5by20 desembarca ahora en Reino Unido y España, países pioneros en implantar este programa de formación empresarial en Europa.

Kent ha visto sobradamente cumplidas sus expectativas cuando en 2008 anunció la creación de más Centros de Micro-Distribución (MDCs, por sus siglas en inglés) en África. Una red independiente de emprendedores que distribuyen los productos de Coca-Cola a los minoristas, a menudo en bicicleta o carretilla en mano. Entonces se comprometió a que la mitad de todos los nuevos MDCs serían dirigidos por mujeres. Ese fue el germen de lo que es hoy 5by20, una ambiciosa iniciativa con la que Coca-Cola trata de contribuir a uno de los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030: "lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a las mujeres y niñas".