La tercera edición de la Casa de la Navidad de Coca-Cola llega cargada de sorpresas