• En el año 2015, Coca-Cola devolvió a la naturaleza 1.550 millones de litros de agua a través de diferentes iniciativas y programas.
  • Desde 2010 a 2015, Coca-Cola ha reducido su huella de carbono en las plantas en un 70% gracias a proyectos de eficiencia energética.
  • Todos los envases de Coca-Cola son 100% reciclables y, además, en todos los procesos de selección de proveedores se tienen en cuenta criterios medioambientales. 

Madrid, 3 de junio 2016. Coca-Cola en España quiere celebrar el día Mundial del Medio Ambiente reafirmando su compromiso con la protección del entorno. Para ello ha definido una estrategia ambiental que recoge más de 80 actuaciones agrupadas en cuatro ejes clave: agua, clima, envases y agricultura sostenible.

El objetivo de esta estrategia ambiental es reducir el impacto medioambiental que sus actividades tienen en el entorno y promover actuaciones de sensibilización en las comunidades en las que opera.

El compromiso de Coca-Cola con el agua

En materia de agua, Coca-Cola ha asumido una serie compromisos ambiciosos de cara a 2020: devolver a la naturaleza el 100% del agua contenida en sus envases y alcanzar, en esta misma fecha, una reducción del 25% de su ratio de consumo de agua con respecto a 2010.

Entre los resultados, se puede destacar que, en 2015, Coca-Cola ha devuelto a la naturaleza 1.550 millones de litros de agua en nuestro país y que ha mejorado la eficiencia en su uso en un 12% en los últimos 5 años.  

Además de mejorar la eficiencia, en España, Coca-Cola desarrolla distintos programas de recuperación de espacios naturales, en colaboración con ONGs, Administraciones Públicas y Universidades. Actualmente hay en marcha siete proyectos en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía.

Estos programas dedican recursos para proteger entornos de gran valor, que se hacen tangibles en zonas de alto valor ecológico como el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel de la mano de WWF, el manantial de Fuenmayor en colaboración con Fundación Ecodes, o el entorno de La Albufera de Valencia, entre otros.

Trabajando para un modelo de negocio 100% sostenible

Junto con las acciones desarrolladas en el ámbito del agua, Coca-Cola trabaja en la minimización del impacto de sus actividades en el cambio climático a través de medidas destinadas a reducir las emisiones y consumo de energía, y a fomentar el uso y generación de energías renovables en plantas e instalaciones. En números, el 100% de la electricidad consumida por las plantas españolas procede de energía verde y, entre 2004 y 2015, Coca-Cola ha reducido su intensidad de consumo energético (energía consumida por litro de producto) en un 18%. Además, desde 2010 a 2015, ha reducido su huella de carbono en las plantas en un 70% gracias a los proyectos de eficiencia energética.

Dentro de su compromiso por desarrollar un modelo de negocio 100% sostenible, destaca que el 100% de los envases que Coca-Cola pone en el mercado son reciclables. Además, fomenta el uso del envase de vidrio rellenable en los clientes del canal HORECA y el uso de PET reciclado: en 2015, el 12% del material de los envases PET de Coca-Cola estaban fabricados en este tipo de PET.

Asimismo, Coca-Cola también apuesta por la sostenibilidad desde el origen de cada uno de los ingredientes de sus productos, así como de todos los procesos de elaboración de los mismos. En este sentido, Coca-Cola extiende su compromiso ambiental a los proveedores de sus ingredientes agrícolas comprobando que llevan a cabo modelos de producción compatibles con criterios de agricultura sostenible. El 100% de los procesos de selección de los proveedores tiene en cuenta criterios medioambientales y son objeto de auditorías para garantizar el cumplimiento de los compromisos adquiridos, comprendidos dentro de los “Principios de Guía de Proveedores”.

Para más información: http://www.cocacolaespana.es/compromiso/medio-ambiente/viaje-agua-coca-cola