Dos minutos de actividad
Un estudio publicado recientemente en la revista científica American Journal of Clinical Nutrition muestra que romper con las conductas sedentarias prolongadas durante 1 minuto 40 segundos de actividad física cada media hora tiene un efecto positivo en la glucemia e insulinemia postprandial en adultos sanos. Esta investigación adquiere mayor relevancia a tenor de los datos actuales, que muestran cómo desde la década de 1950 ha aumentado sustancialmente el tiempo que dedicamos a actividades sedentarias como ver la televisión y trasladarse en medios de transporte pasivos.

El estudio anima a la comunidad médica a prescribir la interrupción con regularidad de los periodos sedentarios mediante breves periodos de actividad física, y propone que "las recomendaciones de salud pública consideren sugerir la interrupción regular de periodos prolongados en posición sentada como complemento a la participación habitual en periodos más largos e intensos de actividad física".

Dada la importancia de la actividad física en la salud pública, la OMS ha elaborado y difundido una serie de recomendaciones en relación con la promoción de la actividad física y la prevención de las ENT adaptadas por edades, en las que anima a la práctica semanal de 150 minutos de actividad física de moderada a vigorosa para los adultos y de 60 minutos diarios para los menores de 17 años. Merece resaltar que la OMS recomienda que cada periodo de  ejercicio físico debe tener una duración mínima de 10 minutos.

Peddie MC, Bone JL, Rehrer NJ, et al. Breaking prolonged sitting reduces postprandial glycemia in healthy, normal-weight adults: a randomized crossover trial. The American Journal of Clinical Nutrition, 2013;98:358-66


World Health Organization.(2011). Global recommendations on physical activity for health.http://whqlibdoc.who.int/publications/2010/9789241599979_eng.pdf