No es necesario suprimir el deseo de comer alimentos dulces, basta con administrar correctamente su ingesta. Esto es lo que han afirmado los expertos en salud y nutrición reunidos en la conferencia de la International Sweeteners Association (Asociación Internacional de Edulcorantes) celebrada recientemente en Bruselas. Reconocidos científicos especializados en esta área se dieron cita en la conferencia y concluyeron que los edulcorantes bajos y sin calorías ofrecen una solución eficaz para satisfacer nuestro deseo natural por los alimentos dulces, sin contribuir a un consumo excesivo de calorías y al aumento de peso.

Uno de los ponentes de este foro, el doctor Tommy Visscher, experto holandés en obesidad, señaló que cuando los edulcorantes bajos y sin calorías se consumen de manera continua, como sustitutos del azúcar en alimentos y bebidas, pueden desempeñar un papel significativo en la pérdida de peso cuando sea necesario, y en el mantenimiento de un peso saludable.

La conferencia de la International Sweeteners Association congregó a eminentes expertos de áreas como la nutrición, la obesidad, la seguridad alimentaria y la comunicación para debatir el papel y los beneficios de los edulcorantes bajos en calorías en nuestra dieta, e investigar algunos de los asuntos que los rodean. Según afirmó Hans Heezen, presidente de la asociación: “Nuestro deseo por el sabor dulce no ha cambiado en cientos de años, pero lo que ha cambiado es que comemos más y hacemos menos ejercicio físico, factores que contribuyen al aumento de los niveles de obesidad. Los edulcorantes bajos en calorías pueden ser una ayuda para solucionar este problema, ya que permiten disfrutar del sabor dulce sin hacer una aportación significativa a la ingesta calórica diaria”.

A pesar del volumen notorio de datos contrastados y la aprobación internacional, algunas personas siguen cuestionando los niveles seguros de consumo de los edulcorantes bajos y sin calorías y su utilidad. Trevor Butterworth, periodista y colaborador habitual de The Financial Times y The Wall Street Journal, ofreció su perspectiva acerca de la complejidad de trasladar los datos científicos a los consumidores, a través de los medios de comunicación. En cuanto a los edulcorantes con y sin calorías señaló que “los datos científicos estudiados y los resultados de análisis expertos e independientes  y realizados en detalle muestran, una y otra vez, que no hay pruebas de riesgo para la salud. Argumentar lo contrario, o asumir estudios cuestionables y sin prestigio como informaciones ciertas e inviolables, e insinuar grandes conspiraciones a nivel mundial, es atemorizar a la opinión pública para que abandone una valiosa arma para la lucha contra la obesidad”.

International Sweeteners Association

La International Sweeteners Association es una organización sin ánimo de lucro reconocida por la Comisión Europea, por las autoridades reguladoras nacionales e internacionales y por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y tiene categoría de observador no gubernamental en la Comisión del Codex Alimentarius, que establece las normas alimentarias a nivel internacional.

Para más información sobre la conferencia y/o los participantes en la misma, visite: www.sweeteners.org/conference.asp

Para más información sobre la ciencia, la seguridad y los beneficios de las bebidas y de sus ingredientes, así como la importancia de la dieta, la nutrición y la actividad física para la salud y el bienestar, puede contactar con el Beverage Institute for Health and Wellnes de The Coca-Cola Company: www.beverageinstitute.org

Desde la fecha de la publicación original de este artículo, han aparecido nuevos datos científicos, por lo que el contenido puede no estar actualizado y las opiniones científicas incluidas en él pueden haber evolucionado.