cold fresh yellow drink close up shoot
Junto a la probada seguridad de los edulcorantes bajos y sin calorías, la evidencia científica ha demostrado como "incuestionable" la importancia de los edulcorantes bajos y sin calorías en la dieta diabética, al ofrecer el placer de lo dulce sin sus aspectos negativos, y sin impacto en la insulina y glucemia.

Otros estudios han mostrado cómo los edulcorantes bajos y sin calorías pueden ayudar en el control de calorías al aportar un sabor agradable con menos o ningún contenido calórico. En ocasiones, es complejo establecer las ventajas potenciales de los edulcorantes bajos o sin calorías ya que no sólo depende de éstos, sino de la ingesta total de alimentos y bebidas (todas las calorías cuentan a la hora de controlar el peso). Por ejemplo, si se elige una bebida edulcorada con edulcorantes bajos o sin calorías en lugar de un refresco de 150 calorías, pero posteriormente tomamos un trozo de pastel o galletas por valor de 300 calorías, los edulcorantes no podrán ayudar a controlar el peso ya que se estarán añadiendo más calorías de las que se han restado. Por eso, los efectos potenciales de productos con edulcorantes bajos o sin calorías deben considerarse en el contexto de la dieta global y el comportamiento en relación a los alimentos. Existen pocos ejemplos de productos alimenticios que puedan ser reemplazados por otro muy similar pero sin calorías o sin un nutriente específico (grasas, azúcares, alcohol, etc.).

Durante los últimos años, ha sido frecuente la confusión con respecto a los edulcorantes, pese a que recientemente, el proyecto de Dictamen Científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha concluido que para la presente reevaluación de la seguridad del aspartamo, los expertos científicos de la EFSA han recurrido a toda la información científica disponible sobre éste edulcorante y sus componentes y que, tras un análisis detallado y metódico, han llegado a la conclusión, de que el aspartamo no posee toxicidad alguna que deba preocupar a los consumidores, en  los niveles actuales de exposición. Así, la Ingesta Diaria Admisible (IDA) de aspartamo se considera segura para la población general, siendo la exposición de los consumidores al aspartamo inferior a esta IDA.

Actualmente, en la Unión Europea hay 10 edulcorantes bajos en o sin calorías aprobados para uso alimentario: acesulfamo-K (E-950), aspartamo (E-951), ciclamato (E-952), sacarina (E-954), sucralosa (E-955), taumatina (E-957), neohesperidina DC (E-959), stevia (E-960), neotamo (E-961) y sal de aspartamo-acesulfamo (E-962).


Prof. Dr. Lluis Serra-Majem. Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencias de la Alimentación