Más de 800 participantes de 62 países diferentes de los 5 continentes participaron en el III Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública, un encuentro del más alto  nivel científico, que tuvo lugar el pasado mes de noviembre en Las Palmas de Gran Canaria.

El III Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública mostró las novedades más relevantes en torno a la epidemiología nutricional, los alimentos funcionales, la nutrigenómica, así como los nuevos indicadores de desnutrición, durante más de 40 horas de trabajo, con actividades, talleres, encuentros y debates.

Como uno de los principales patrocinadores en este evento mundial, Coca-Cola participó en la organización de varias sesiones científicas, además de disponer de un stand para compartir información sobre el balance energético, la  hidratación, la seguridad de los edulcorantes bajos en y sin calorías, etc.

Cuestiones importantes como el balance energético, las encuestas alimentarias, la actividad física, la seguridad de los edulcorantes bajos en y sin calorías y el papel del azúcar en el organismo, fueron abordadas durante el Congreso, con la participación de expertos nacionales e internacionales del más alto nivel.

En el contexto del Simposio ‘Encuestas alimentarias y su impacto en acciones de promoción de la salud’, se presentó el modelo y la metodología empleada en el desarrollo del Estudio ANIBES (Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España), un proyecto de investigación cuyos resultados contribuirán a abordar de forma más eficiente los modelos de comportamiento alimentario y de actividad física y deporte de los españoles. Igualmente, los expertos participantes en este simposio han destacado la necesidad de comprender el concepto de balance energético por parte de la población y la importancia de un estudio que refleje este tipo de variables, componentes e interacciones.

Profundizar en la investigación sobre el balance energético será determinante en el futuro de la nutrición. Para el Prof. Dr. Gregorio Varela Moreiras, Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad San Pablo CEU de Madrid, Presidente de la Fundación Española de Nutrición (FEN) y uno de los expertos participantes en el simposio, “conocer el concepto de balance energético y aplicarlo a nuestras vidas es quizá el factor más importante para mantener una buena salud y prevenir el sobrepeso y la obesidad, pero existe poca comprensión sobre lo que comemos en términos de nutrientes, y  la ingesta de energía respecto al gasto de energía que realizamos, lo que dificulta lograr un balance energético equilibrado”.

El balance energético fue también uno de los temas principales del Simposio “Balance energético como conductor de salud pública”, donde los expertos subrayaron igualmente que  la creciente importancia otorgada a estudiar los factores que contribuyen al balance energético en lugar de centrarse sólo en la dieta, va en aumento.

Según expertos participantes en el Simposio, los factores que contribuyen al balance energético son tanto genéticos como ambientales. “Entre los factores ambientales más importantes destaca la dieta y el ejercicio, pero las horas de sueño, el estrés, la temperatura ambiental, y en cierta medida la microbiota, también pueden contribuir a este equilibrio” apunta la Prof. Dra. Dolores Corella, de la Unidad de Genética y Epidemiología Molecular del Departamento de Medicina Preventiva y CIBERobn de la Universidad de Valencia (España).

Otro de los aspectos señalados en el Congreso fue la necesidad de realizar una actividad física adecuada a cada tipo de persona como un aspecto fundamental para el  control efectivo de los índices de sobrepeso y obesidad, junto a una alimentación variada, moderada y equilibrada.

Los científicos subrayaron que la actividad física adecuada para prevenir el sobrepeso y la  obesidad debe formar parte de un estilo de vida saludable y consistir en un ejercicio físico programado por un especialista. “Esta dosificación de la actividad física ha de tener en cuenta que existen muchas formas de hacer ejercicio, dependiendo de las características de cada persona”. Esto fue explicado durante la intervención del  Prof. Dr. José Antonio López Calbet, Catedrático del Departamento de Educación Física del Instituto de Investigaciones Biomédicas y de la Salud (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria).“Además, hay que tener en cuenta que si esta actividad física se detiene, su efecto positivo se desvanece de forma muy rápida”.

El Prof. Dr. Lluis Serra-Majem, Presidente del III Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública, indicó que "la nutrición tiene muchos problemas  a los que hacer frente a nivel global. El aumento de la obesidad ha sido una cuestión de rápido crecimiento con consecuencias graves a largo plazo y, de hecho, ha protagonizado el escenario de la nutrición en los países de mayores ingresos, donde las poblaciones con menos ingresos tienden a presentar un riesgo mayor”; por otro lado "desde una perspectiva mundial, el hambre y la desnutrición continúan siendo el reto más importante en nutrición para la salud pública”.