Los edulcorantes bajos en y sin calorías son componentes de sabor dulce intenso que no contienen prácticamente calorías. Algunos ejemplos son aspartamo, acesulfamo K, sacarina, sucralosa y glicósidos de esteviol. Todos ellos pasan pruebas de seguridad alimentaria rigurosas y tienen un historial de su uso satisfactorio en alimentos y bebidas. A pesar de ello, algunos legisladores y profesionales de la salud se muestran reacios a promocionar su uso como parte de una alimentación saludable.

Un grupo de expertos independientes se ha reunido recientemente con motivo de la Conferencia de la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA), donde tuvieron la oportunidad de debatir sobre las pruebas en torno a los beneficios de los edulcorantes bajos en y sin calorías basados en investigaciones científicas. Esta Declaración de Consenso sobre los beneficios de los edulcorantes bajos en y sin calorías representa una posición acordada por todos los miembros del grupo y ha sido publicada en uno de las últimas ediciones de Nutrition Bulletin, una publicación científica de la Fundación Británica de Nutrición. El resumen de las principales conclusiones del Documento de Consenso publicado en el Nutrition Bulletin son:

Los edulcorantes bajos en y sin calorías no aumentan el apetito y no tienen un efecto perceptible en la saciedad

La preferencia por lo dulce es innata y universal, pero las pruebas no sugieren que los edulcorantes estimulen el apetito; de hecho, podrían satisfacer el deseo de cosas dulces y ayudar al ajuste en  dietas para reducir el peso. Se requieren más investigaciones sobre una posible habituación a los efectos de los edulcorantes bajos en y sin calorías en el apetito, saciedad e ingesta de alimentos.

Los edulcorantes bajos en y sin calorías ayudan a reducir la ingesta de energía cuando se utilizan en lugar de ingredientes con más energía

Los beneficios de los edulcorantes bajos en y sin calorías podrían ser mayores en bebidas (donde el azúcar es la principal o única fuente de energía) que en los alimentos, donde se necesitan otros macro-nutrientes para sustituir el azúcar y proporcionar fibra. Las ingestas de energía ad libitum tienden a ser menores con productos edulcorantes bajos en y sin calorías porque las personas compensan sólo parcialmente las calorías que faltan. La compensación podría depender de muchos factores relacionados con la forma y cantidad, así como el período de tiempo y factores personales. Se necesitarían más datos de intervenciones a largo plazo, pero parece que los edulcorantes bajos en y sin calorías, especialmente en bebidas, pueden ser provechosos para mantener una ingesta de energía reducida.

Los edulcorantes bajos en y sin calorías pueden mejorar la pérdida de peso cuando son usados como parte de un programa conductual de pérdida de peso

Recientes revisiones sistemáticas y meta-análisis han concluido que usar edulcorantes bajos en y sin calorías para sustituir el azúcar conlleva pérdidas de peso modestas (<1 kg durante varias semanas). Bebidas con edulcorantes bajos en y sin calorías producen mayores pérdidas de peso en 3 meses comparado con el agua en un reciente ensayo aleatorizado. El uso de edulcorantes bajos en y sin calorías también es una característica para mantener una pérdida de peso satisfactoria.

Los edulcorantes bajos en y sin calorías tienen un efecto beneficioso sobre la glucosa postprandial y la insulina en individuos sanos y personas con diabetes

La European Food Safety Authority (EFSA) ha aprobado recientemente la propiedad saludable de que los edulcorantes bajos en y sin calorías ayudan a reducir la respuesta glucémica postprandial. Mantener un peso corporal saludable es primordial para el buen control de la diabetes, así que los edulcorantes bajos en y sin calorías pueden también beneficiar a personas con diabetes para facilitar el control de peso. Es necesaria más investigación sobre su papel, a largo plazo, en el control de glucosa en sangre.

Los edulcorantes bajos en y sin calorías tienen beneficios para la salud bucodental cuando son usados en alimentos, bebidas, pasta de dientes y medicamentos, provistos de otros componentes no cariogénicos y  no erosivos

LA EFSA ha aprobado la afirmación de que los edulcorantes bajos en y sin calorías pueden disminuir el nivel de desmineralización de los dientes.

“El consenso entre expertos es que, afirmativamente, los edulcorantes bajos en calorías funcionan” dijo Adam Drewnowski, Profesor del Centro de Nutrición y Salud Pública de la Universidad de Washington en Seattle, que añadió, “todo el trabajo toxicológico y de seguridad hecho por agencias internacionales se ha certificado repetidamente para su seguridad y eficacia”.

“La gestión del peso es una de las principales razones por las que las personas usan edulcorantes bajos en y sin calorías, y pienso que actualmente tenemos un enorme número de estudios que muestran que los edulcorantes bajos en y sin calorías son herramientas positivas para la gestión del peso, no negativas.” Señaló James O. Hill, profesor de Medicina y Pediatría y Director Ejecutivo del Anschutz Health and Wellness Center (Universidad de Colorado), quien concluyó que: “es un mensaje que necesita ser más normalizado”. Al proporcionar edulcorantes libres de calorías, las opciones de producto con edulcorantes bajos o sin calorías pueden contribuir a una alimentación saludable con calorías controladas”.

 

   Gibson S, Drewnowski A, Hill J, Raben AB, Tuorilla H, Widström E.

   Consensus statement on benefits of low-calorie sweeteners.Nutrition  

   Bulletin, 2014; DOI: 10.1111/nbu.12116