A cada trago de felicidad, un beso aún más feliz. ¿Cómo pudo ser un beso de la rubia más deseada de los 50? ¿Pondría Elvis la misma pasión en sus caricias que en sus movimientos de cadera? ¿Qué se siente al experimentar el desenfreno de ‘I Got a Woman’ de Ray Charles? El pasado se comparte en forma de botella. Miles de millones de personas lo saben y lo repiten cada día besando también a la botella de Coca-Cola.

Con motivo de los 100 años de la mítica Contour Bottle, Coca-Cola ha homenajeado a distintos iconos culturales que fueron fans de la bebida. Marilyn Monroe, Elvis Presley y Ray Charles son la imagen de la nueva campaña “I’ve Kissed….”, donde vuelven a besar a su querida botella.

Coca-Cola se inspira en el mítico artista Andy Warhol y su cita “Kissed By” para esta nueva entrega. El cristal contorneado más famoso es la unión entre todas las generaciones que han disfrutado del frescor y del sabor del refresco en cualquier parte del mundo. Allí donde vayas hay una Coca-Cola esperándote para compartir tu momento más especial. No hay fronteras.

Un buen beso siempre se recuerda

La Contour Bottle de Coca-Cola ha vivido grandes días junto a los iconos más grandes de la historia. Del cine a la música, del glamour de Hollywood a las nuevas revoluciones musicales a través de guitarras y pianos incendiarios. 100 años de vida dan para recuerdos muy especiales.

Cada icono tuvo su momento. Marilyn Monroe disfrutaba de su Coca-Cola en 1953, mientras promocionaba la película ‘Los caballeros las prefieren rubias’ (‘Gentlemen Prefer Blondes’), el musical dirigido por Howard Hawks en el que compartió protagonismo junto a Jane Russell como grandes amigas. Es imposible olvidar su ‘Diamonds Are a Girl’s Best Friend’, con aquel vestido fucsia en un diseño palabra de honor, luciendo las mejores joyas y rodeada de bailarines de esmoquin.

Coca-Cola estuvo presente en otras películas de Marilyn Monroe, como ‘Love Nest’, de Joseph M. Newman en 1951, donde ella disfrutaba de la bebida junto a Jack Parr. Un fragmento que posteriormente se convirtió en anuncio.


Años más tarde, en Nueva York, un joven Elvis Presley comenzaba a ver cómo el éxito estaba a su alcance. El 23 de marzo de 1956, con tan solo 21 años, publicaba su álbum de debut. Pocos meses antes, a finales de enero, Presley se encontraba en los estudios de RCA Victor de la Gran Manzana para grabar dos de los éxitos de dicho trabajo: ‘Hound Dog’ y ‘Don’t Be Cruel’, al tiempo que disfrutaba de su beso con Coca-Cola.


Saltamos a 1969 para encontrarnos a un Ray Charles pletórico, con su gran sonrisa característica mientras sostenía la Contour Bottle de Coca-Cola. Eran tiempos felices para el artista que había revolucionado el soul a través de la dulzura del gospel. Él llevaba disfrutando de dos décadas estando en lo más alto, convertido en un auténtico icono en los 60. La campaña de Coca-Cola “Things Go Better With Coke” contó con grandes nombres de la música pop de aquel entonces, de The Supremes a James Brown, y Ray Charles se sumó para hacer un dueto único junto a la gran Aretha Franklin.

En todo este tiempo, la Contour Bottle ha inspirado a las estrellas más grandes y ha alegrado las vidas de miles de millones de personas. 100 años donde el verdadero icono han sido las personas que han compartido sus besos con ella. La felicidad está en ‘I’ve Kissed...’.