Han jugado más de 100.000 cadetes y 5.000 clubes de todos los rincones de España. Tantos minutos de fútbol que es difícil llevar la cuenta. Tantos niños, que se calcula que más del 10% de los menores de entre 14 y 15 años ha participado. Y, finalmente, ya tenemos campeón de la XIV edición de Copa Coca-Cola, o campeones. Las selecciones catalanas masculina y femenina, y el Sevilla FC, fueron los nombres propios del torneo de la deportividad.

La XIV edición de Copa Coca-Cola, la cuarta como Competición Oficial Cadete de la Real Federación Española de Fútbol, disputó su fase final en la Villa Deportiva y Recreativa “Ciudad de Torremolinos”, en Málaga. Tras casi nueve meses de encuentros por toda la geografía española, 400 cadetes se vieron las caras para competir por el trofeo, pero también para compartir valores, diversión y deporte.

Los campeones de Copa Coca-Cola

En Copa Coca-Cola Femenina, equivalente al Campeonato Nacional de Selecciones Autonómicas Femeninas sub-16, la Selección Madrileña Copa Coca-Cola y la Selección Catalana Copa Coca-Cola obtuvieron el pase a la final del domingo, que se acabó llevando el combinado catalán por 2-0.

La categoría masculina contó con dos variantes, una para clubes y otra para selecciones autonómicas. En la primera, los cadetes del Sevilla FC y el Athletic Club se vieron las caras en un emocionante encuentro que acabaron ganando los andaluces (2-1). Catalanes y gallegos se midieron en la final de selecciones con un resultado de 4-0 para los primeros.

En un formato de súper-final inédito en otros torneos similares, el Sevilla y la Selección Catalana Copa Coca-Cola midieron sus fuerzas por proclamarse Campeón Absoluto de Copa Coca-Cola. Tan disputado estuvo, que hubo que resolver el enfrentamiento en los penaltis. Ganaron los catalanes, asegurándose la hegemonía cadete en las categorías masculina y femenina.

Además de vencedores y finalistas, participaron en la fase final de la XIV edición de Copa Coca-Cola el CD Bansander, el Atlético de Madrid, el Valencia CF, y el Gazte Berriak Antsoain CF, las Selecciones masculinas Copa Coca-Cola de las Islas Baleares, Andalucía, Comunidad Valenciana y Castilla y León, y las femeninas del País Vasco y Asturias.

Y el juego limpio

Si en algo se distingue Copa Coca-Cola, es que no se trata solo de sudor y lágrimas (o alegrías). El torneo cadete busca potenciar los valores del deporte entre los más jóvenes. Compañerismo y fair play estuvieron también presentes durante todo el fin de semana en Málaga.

Porque, además de la Copa, con mayúsculas, la Tarjeta Blanca centró la atención de los participantes. Desde hace cuatro años, Coca-Cola busca premiar el juego limpio con esta iniciativa, que ha sido galardonada con el Premio Reina Sofia en los Premios Nacionales del Deporte. Durante todos los partidos, el árbitro puede mostrar una cartulina blanca, además de amarilla o roja, para destacar las acciones positivas durante el campeonato.

Y, en la XIV edición de Copa Coca-Cola, el premio final simbólico Tarjeta Blanca fue entregado a la selección gallega por su compromiso y capacidad de superación al disputar la final de selecciones con numerosas bajas. El galardón lo recogió Javier Manjarín, mítico delantero asturiano del primer Súper Dépor, embajador de los gallegos en Copa Coca-Cola.

Al final, se cumplió el pronóstico de otro gran jugador, Joan Capdevila, ex campeón del mundo y de Europa con España. El catalán, preguntado hace poco por la Tarjeta Blanca, aseguró que él no se la daría ninguna estrella rutilante, sino a todos los que educan en los valores del fútbol. A todos los que hacen real el fair play.