Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Coca-Cola celebró en su recién estrenada sede una inspiradora mesa redonda sobre diversidad.

“Coca-Cola es una marca diversa porque es para todos. Esta diversidad la construimos con un firme compromiso interno y externo de favorecer el talento diverso y del que todos debemos sentirnos orgullosos”, afirmó la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón. Fue la encargada de abrir el debate, que tuvo lugar en un acogedor espacio en las oficinas de la compañía en Madrid y estuvo moderado por la directora de Comunicación de Coca-Cola Iberia, Leticia Iglesias.

En el compromiso externo de Coca-Cola con la diversidad se detuvo la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners, Ana Callol. “Una de nuestras iniciativas más importantes a nivel global es 5by20, un proyecto que busca capacitar personal y profesionalmente a cinco millones de mujeres para 2020. GIRA Mujeres es su materialización en España”, señaló. “No se trata solo de fomentar el emprendimiento y el autoempleo femeninos, sino de que ganemos confianza en nosotras mismas, conozcamos todos los recursos a nuestro alcance para montar un negocio, rompamos las barreras con la tecnología, sobre todo en el ámbito rural, y creemos redes propias de apoyo”, prosiguió.

Tecnología social para mejorar la vida de los demás

La tetramedallista paralímpica Gema Hassen-Bey es una de las 2.400 mujeres que hasta el momento han participado en GIRA Mujeres. Invitada a la mesa redonda, se definió como una “diversity woman”: “Soy mujer, voy en silla de ruedas, mi apellido muestra mi origen extranjero…”.  La pionera de la esgrima paralímpica en nuestro país, para quien “el motor no está en las piernas, sino en el corazón”, consideró que “las mujeres somos diversas, no hay un estereotipo –tenemos edades, físicos, orientaciones sexuales diferentes…-, y cuando nos unimos, creamos sinergias, hacemos fuerza”. Por ello, animó a las mujeres “a no esperar a que las cosas cambien, sino a provocar el cambio, porque cuando tú te mueves, el mundo se mueve contigo”.

Su último reto es convertirse en la primera mujer en silla de ruedas en alcanzar el techo de África, la montaña del Kilimanjaro, en Tanzania. Pero la verdadera razón de la gesta es “desarrollar toda una tecnología –una silla de ruedas, prendas que protejan del frío y una aplicación que mida las constantes vitales- que, en un futuro, permita acceder a la montaña a gente con movilidad reducida, para quienes la naturaleza hoy está prohibida”. Según relata, su participación en GIRA Mujeres le ha ayudado a “avanzar” en este emprendimiento social.

Victoria Tortosa fue otra de las intervinientes. En ella se ha fijado Coca-Cola a través de Ashoka, la mayor red internacional de emprendedores sociales, con la que colabora. Con La Exclusiva, Tortosa ha logrado fijar población en las zonas rurales de Soria.

El compromiso con la diversidad de Coca-Cola
Foto de familia de los asistentes al inspirador encuentro y las ponentes.

Cubrir las necesidades básicas para que nadie se marche del pueblo

En 2013 y tras 15 años de actividad, Tortosa abandonó junto a su pareja la venta ambulante de carnes, pescados y frutas por la provincia de Soria por su despoblación y la crisis económica. “Semanas después, la gente empezó a llamarnos y a decirnos que, o las cosas volvían a ser como antes, o se iban”, contó. Hicieron un exhaustivo estudio de campo, preguntando a los habitantes qué necesitaban para quedarse en el pueblo. “En enero de 2014, con siete clientes, nacía La Exclusiva para cubrir, sin coste añadido, las necesidades básicas de todas estas personas, como forma de anclarlas a su tierra: alimentación, prensa, parafarmacia, librería o textil. En seis meses, ya eran 250 los pedidos”.

Premio de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales que concede el Ministerio de Agricultura, Tortosa reconoció que “en un medio como el rural, de hombres y mayores”, en muchas ocasiones no la han “tomado en serio”. “Algunos siguen sin hacerlo. Incluso los hay que, cuando llaman por teléfono a la empresa y les atiendo yo, piden hablar con mi marido”.

El encuentro se cerraba con algunas reflexiones de las ponentes. Gascón pedía un mayor compromiso de gobiernos, empresas, instituciones y sociedad civil para adoptar medidas en favor de la igualdad de oportunidades. “Porque esto solo no se hace”. “El 51% de la población española son mujeres y no podemos desaprovechar esta mitad del talento. Crea riqueza, es rentable socialmente”, destacaba por su parte Callol. Ejemplo de superación y de crecerse ante las adversidades, Hassen-Bey instaba a sobreponerse a los “no puedo”, sumarcapacidades” y soñar en grande. “No hay límites. Nos hace falta mayor visibilidad. Necesitamos más mujeres en la cima”.